Crítica XLVI


DATOS
BANDA:
CULTED
ÁLBUM:
“Oblique to all Paths” /CD
LUGAR/AÑO:
Sweden-Canada/2014
Web de la banda:
Facebook

Crítica realizada por José Luis Huerga


Volver a la sección

Bien es sabido, que en el vasto cosmos musical existen tantos tipos de músicos, compositores, instrumentistas, grupos y proyectos como estrellas, planetas, asteroides y demás cuerpos celestes podamos divisar en el firmamento. Pero hay dos tipos concretos de estos, que nos llaman la atención de una forma especial: En primer lugar se encuentran aquellos que cogen una guitarra o cualquier otro instrumento, aprenden fugaz y frugalmente unas cuantas cosas a base de años de enfrentamiento contra el muro de su innegable falta de talento, para luego, entre ellos y su absurda cuadrilla de amigos, colocarse la etiqueta de músicos, y formar una banda. Después, y gracias de nuevo a los amigos (por llamarlos de alguna manera) consiguen entrevistas, conciertos y toda clase de oportunidades, que jamás harán justicia a eso que llaman grupo, por mucho que se empeñe todo su entorno en demostrar que así es. En segundo lugar existen otras personas, que no parece que dispongan de la ayuda de nadie, o por lo menos no a primera vista. No contaminan nuestra vista con toda clase de reportajes fotográficos irrisorios, ni con absurdas entrevistas hechas a medida, ni con reseñas hechas por allegados acérrimos y fieles. Tan solo dependen de sí mismos, y esta vez sí, de su talento.

CULTED, grupo dividido entre Canadá y Suecia, y cuyos miembros trabajan a distancia, son de estos últimos. Definir la música que surge de este “Oblique to all Paths”, segundo trabajo de esta banda, es bastante sencillo. No hay más que imaginarse que una fuerza oscura, decadente e infame, nos empuja, sin poder hacer nada por evitarlo, a cavar nuestra tumba de este mismo instante, hasta el momento de nuestra muerte. Ya no nos hace falta sustento, ni bebida, ni dormir. Tan solo dedicarnos a cavar, tanto tardemos en morir, tanto será de profunda la cárcava. Y no será rápido, el momento en el que exhalemos nuestro último aliento, miremos hacia arriba, y veamos cómo se derrama una cortina de tierra sobre nosotros. Caerá poco a poco, golpeándonos, hiriéndonos, asfixiando nuestra última visión de una vida dedicada a trabajar en nuestro propio sepulcro, algo no demasiado alejado de la realidad más presente, más cruel, y algo también muy parecido a como entierran nuestro espacio las notas enfermizas y decadentes de “Brooding Hex”, el primero de los temas que componen esta genialidad, una obertura de casi veinte minutos que abre nuestra mente a todo lo que está por venir. Esto no es escuchar una obra musical, es dejarse morir lentamente, pues el resto de piezas que van deslizándose lentamente a nuestro alrededor, como una montaña de arena que obedece a una voz surgida de la demencia más absoluta, nos van enterrando sin que nos demos cuenta y aprisionan nuestro cuerpo hasta que la palabra agonía adquiere un significado que antes desconocíamos. Su sonido, entre desgarrador, podrido, chirriante y un poco esponjoso, sobre todo gracias a las líneas de batería, consigue un ambiente espeso como pocas veces hemos escuchado, aún sin ser una producción demasiado brillante, y es que quizá hay este el secreto, en no buscar ser los más sucios, agresivos, infames o como quiera que se les pueda denominar, no hace falta buscar nada, se trata de serlo por naturaleza, y CULTED, os aseguramos que lo son, a este enorme banda no le hace falta buscar nada, lo llevan dentro.

A colación de lo que comentábamos al principio de esta reseña, no sabemos si está bien redactada o no, si es digna de elogio, o si algo indigno de ser leído, y sinceramente, no nos importa demasiado, pues si de algo estamos seguros, es de que salen del alma, de lo que nos provoca la escucha de obras como esta, y si de algo estamos seguros también, es de que por muchas oportunidades que se les den a esta prole de “músicos”, por mucha actitud que muestren en su maldito y fatuo mundo, por muchas fórmulas que se inventen para adjudicarse un papel que les viene demasiado grande, jamás nadie en mil años les dedicará palabras como estas. Mejor escritas quizá, más meritorias, más a medida, pero jamás desde tan dentro, pues con su mísero arte no alcanzan ni a rozar nuestra piel. Por fortuna, hoy CULTED nos han matado lentamente, y a eso, se le llama vivir.



Blog de Barcelona (Spain)
Contacta con nosotros
a través de este correo.
Contact:
viking__blood@hotmail.com

Siguenos en Facebook Síguenos en Bandcamp
Siguenos en Instagram Síguenos en Soundcloud Síguenos en Tumblr Google+








Nos adentramos en diferentes ramas:
SECCIÓN CULTURA





Idas y venidas de la mente:
SECCIÓN DE PENSAMIENTOS










NUESTRO OTRO PROYECTO