CULTURA




Haz clic sobre su nombre y te llevará al artículo.



















Entrevista realizada y editada por Tania.
Fotografías obtenidas de las Redes Sociales, Web principal de los autores,
y de otras páginas disponibles. // Octubre 2016 // Interview in english.


La palabra “Bestseller” la conocemos todos, y es que dentro del círculo vicioso que conlleva la lectura nos encontramos con grandes personajes, escritores desconocidos, llamativas encuadernaciones pero con hojas desérticas. Ni sol ni letras. En el mundo de los libros podemos percatarnos de muchos detalles, a veces son demasiados, otras, escasos. Un popurrí de ideas que vienen, van y el caos se apodera de la mente. Cuando los dedos escriben a toda velocidad y las horas van pasando, sólo nos quedará el suspiro de anhelo tras finalizar la última línea, del último libro que nos quede por leer de nuestra estantería. Para nosotros como “sitio”, como “espacio web” que se dedica al apoyo a la música, quisimos abrir más horizontes a lo que llamamos “árbol de la cultura”. Por eso mismo quisimos crear una sección nueva en Doom In Aeternum, un hueco donde nos imaginábamos charlando con diferentes personalidades del mundo del arte, de cualquier tipo de arte. Hemos tenido la oportunidad de entrevista a un número de personas, entre ellos a un periodista y un actor. Dos profesiones bastantes opuestas. Ahora, reanudando este propósito, nos ponemos delante del árbol de la vida, y escogemos una “nueva manzana”: la fruta del escritor.

¿Conocéis “El ídolo perdido”, “El relicario”, “Los asesinatos de Manhattan”?, esto son algunos de los libros escritos junto a Lincoln Child. También os podemos mencionar: “Nivel 5”, “Más allá del hielo”, “El monstruo de Florencia”, etc… ¿Ya sabéis de quién estamos hablando? Sea cual sea la respuesta os lo diremos. Hemos arrancado esa manzana de la que hablábamos líneas arriba, le hemos metido un mordisco y ha salido el nombre de un escritor estadounidense: DOUGLAS PRESTON. Lo decimos en mayúsculas ya que no hay otra manera de presentarlo. Todavía continuamos en un estado inerte desde la confirmación de esta entrevista. Sólo deciros… ¡Disfrutad!



Ante todo, gracias por querer responder la entrevista. A título personal me hace mucha ilusión. ¿Empezamos? Bien… Pienso que la vida se compone de muchas casualidades, eso hace que nuestro camino se vaya creando. Más tarde nos toca decidir si vamos hacia adelante, si saltamos hacia un lado o si somos capaces de admitir que la gran mayoría de las casualidades tienen una misión. Algo parecido nos puede ocurrir con la literatura y sus infinitos géneros. Podemos leer de todo… ¡Hay que devorarlo todo! pero siempre existe ese punto que nos provoca; el misterio, la incertidumbre, los hallazgos, sorpresas inesperadas… es difícil no caer en esta tentación. Por eso mismo, me gustaría preguntarte por la selección del género de tus libros, ¿por qué la elección del terror y el suspense? ¿Qué tiene la novela policíaca, en la que más profundizas, que no tengan otras?
- Muchas gracias por la oportunidad de responder a tus preguntas. Tengo muchos fieles lectores en España, que es también uno de mis países favoritos en todo el mundo, así que me siento honrado de ser parte de esta entrevista. Creo que la gente lee el terror y el suspense por la misma razón que me gusta escribirlo. Las novelas de suspense muestran a gente común forzada a situaciones extraordinarias y extremas, y cómo reaccionan. Esto nos dice algo importante sobre la naturaleza humana, de lo que somos, y cómo sobrevivir y prosperar en un mundo difícil y peligroso.

Otro factor clave en mis libros es la sorpresa. Sorpresa, suspense, y, los golpes (el giro en la situación, por así decirlo), son elementos clave en la literatura y en el modo de contar una buena historia. En realidad, esto es universal en el arte: los pintores más grandes, los más grandes compositores, y los más grandes escritores nos sorprenden. Esa sorpresa golpea nuestra mente y nos ayuda a ver el mundo de una forma diferente.

Vayamos al inicio de todo: el amor por escribir. Sabemos que en España existe una gran masa de seguidores, y seguro que les encantará tu respuesta. Todo comienza por algún motivo, duerme dentro de nosotros o sencillamente aparece sin más. Para ti… ¿cuándo crees que “nació” la pasión por la escritura? Cuéntanos todo lo que sea posible…
- He estado contando historias toda mi vida, incluso antes de que empezara a escribir. Las historias son la forma en la que los seres humanos transmiten nuestros valores, nuestras identidades, nuestro modo de vida de una generación a la siguiente. Creo que el amor por las historias, - tanto los que las cuentan, como los que las escuchan-, están incorporadas en nuestros genes, como un producto de la evolución. Esos grupos de humanos que contaban historias a sus crías y transmitieron su sabiduría, tuvieron una enorme ventaja evolutiva sobre los que no lo hicieron, y como resultado de ese amor por las historias, se construyeron en nuestro propio ser.

Esta pregunta va unida a la anterior. En el momento de escribir, si es que los hay, o si te basas en las pequeñas cosas, como por ejemplo, el ambiente de una melodía, en el silencio… ¿cuáles son tus influencias?
- Tenía tantas influencias... Es posible que os alegréis de saber que uno de mis libros favoritos, que leí siendo joven, y que me inspiró mucho, fue “Don Quijote, El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha”. ¡Tal vez ahí es donde comenzó mi amor por España! También me encantaron las historias de Sherlock Holmes, Edgar Allan Poe, y el escritor Inglés Wilkie Collins, entre otros.

Para los que tenemos los libros que compartes con Lincoln Child, hemos leído muchas veces la pequeña biografía que aparece en ellos. Pero… ¿nos puedes contar la conexión con el escritor? ¿Cómo es compartir una historia?
- Estuve escribiendo una columna en la revista Natural History, publicada por el Museo Americano de Historia Natural de Nueva York, donde yo trabajaba. Un editor de prensa del St. Martin, que había estado leyendo mis escritos, me llamó y me preguntó si quería escribir una historia sobre el Museo. Le dije que sí, y eso se convirtió en mi primer libro, “Dinosaurs in the Attic”. Después de la publicación del libro, le ofrecí al editor un recorrido por el Museo, a medianoche. Le mostré todos los mejores lugares del Museo a los que tuve acceso: la sala de almacenamiento de huesos de dinosaurio, la colección de 30.000 ratas en frascos de alcohol, la colección de globos oculares de ballena, el estómago conservado de un mastodonte, con su última comida en el interior, y una muchas otras cosas inusuales. Terminamos en el Salón de los dinosaurios bastante tarde, alrededor de las 2:00 am, con sólo las grandes luces de emergencia sobre los esqueletos negros que asomaban en la oscuridad que nos rodeaba… entonces, el editor se volvió hacia mí y me dijo: "Doug, este es el más temible edificio del mundo. Escribamos un thriller que se desarrolle aquí". Y ese fue el nacimiento de “The Relic”. El editor, por si no lo has adivinado todavía, era Lincoln Child. Los dos nos dimos cuenta de que compartíamos el mismo tipo de perspectiva enferma y retorcida del mundo. Aquí comenzó nuestra larga y fructífera colaboración.

Nos vamos con algo corto de palabra, pero grande en su respuesta. Qué fue antes, ¿el agente especial Aloysius Pendergast o la novela?
- ¡La novela llegó antes, y luego Pendergast entró y se hizo cargo!

Me gustaría enfocar esta pregunta hacia una de las “series” más conocidas que has publicado hasta la fecha. Hablamos de la famosa “serie de libros” coeditadas con Child; las llamativas novelas del agente especial del FBI Aloysius X. L. Pendergast. El primer libro fue “El ídolo perdido”. Querría centrarme, por el momento, en él. ¿Nos podrías explicar cómo fue el desarrollo de esta primera historia? ¿Te imaginabas que dicho libro iba a tener tanta repercusión?
- Linc y yo estábamos hablando de los primeros capítulos de “The Relic”. Linc quejado de que teníamos dos policías de Nueva York City que eran exactamente lo mismo, dijo: "¿Por qué no nos encontramos con un personaje que sea completamente diferente, un pez fuera del agua?". Hice una broma: "¿Quieres decir, como un albino en Nueva Orleans?". Linc se rió pero luego siguió esa línea de pensamiento, y casi inmediatamente se materializó Pendergast, como Atenea en la frente de Zeus. Él apareció, nos dio la mano y dijo: "Voy a ser tu personaje, gracias." Fue extraordinario. Ningún otro personaje que hayamos inventado se materializó tan completa y rápidamente como lo hizo él. Para nosotros es más real incluso, que muchas de las personas que conocemos.

¡¡Por cierto, estad atentos para una próxima novela de Pendergast, parte de ella está establecida en España!!

Puede que sea difícil desconectar de una serie de historias centradas en unos mismos personajes, para empezar otra totalmente diferente como es tu caso. ¿Te supone un dilema desprenderte de los libros que compartes con L. Child, para crear, por ejemplo, “Tiranosaurio” o “Blasfemia”?
- Es muy diferente a escribir una novela en solitario. Generalmente Linc y yo escribimos novelas en solitario basadas en las ideas que podamos querer, pero puede que el otro no sea tan entusiasta como para escribir algo que nos interese a los dos. La escritura es normalmente un asunto solitario. Tengo que decir pero, que prefiero escribir con Linc.

Fijándonos en los libros que has lanzado en solitario, tenemos entre tanta ficción, un caso real como es “El monstruo de Florencia”, escrito con Mario Spezi. Sin entrar en ningún asunto que pudiera ser incomodo, quisiera preguntarte sobre esta publicación. Primero: Como periodista, y sobre todo, como escritor, debe ser muy emocionante, instructivo o cualquier palabra que se pueda usar para tener que escribir un trabajo-investigación que conlleve a editar un libro con una historia real. ¿Cómo fue el momento en el que decidiste hablar sobre este suceso?
- Sin duda fue el libro más difícil que he investigado y escrito. Por supuesto, he trabajado con Mario Spezi, que ya había cubierto el caso del “monstruo de La Nazione” desde el principio, y él tenía un vasto archivo e incluyendo un compendio de información sobre el caso. Profundizamos en el caso y finalmente localizaron al hombre que creíamos que era el monstruo de Florencia. Le entrevistamos y al final de ella, le pregunté, "¿Eres el monstruo de Florencia?"… Eso fue sin duda la entrevista más difícil, espeluznante, e incluso aterradora que he realizado nunca. Pero eso fue sólo el principio. Mario y yo caímos presos de nuestra propia historia y nos convirtieron en sospechosos en el caso. Fui interrogado, acusado de crímenes y expulsado de Italia y Mario arrestado y acusado de ser el monstruo... eso fue, por decirlo suavemente, una experiencia muy difícil para él.

Además, con gran tristeza, informo a todos nuestros lectores en España de la muerte de Mario Spezi, que falleció el 9 de septiembre, después de una larga enfermedad. Mario Spezi era un periodista valiente y tenaz, siendo el más agudo con la pluma. Sus investigaciones periodísticas incisivas sobre los crímenes del monstruo, que exponen un miasma de la incompetencia entre la policía y los fiscales, dieron lugar a ser el blanco de los que había criticado. La policía registró su casa, confiscaron su ordenador, documentos y archivos, fue víctima de espionaje en su equipo, en su coche, y teléfono, y finalmente detenido y así mismo lo acusaron de ser cómplice de los asesinatos del monstruo. Mucho tiempo después de la detención y la liberación de Mario, el fiscal y el inspector jefe de la policía en la investigación del Monstruo continuaron presentando cargos criminales contra él. Los tribunales italianos descartaron en varias ocasiones esos cargos. De nada sirvió, ya que el fiscal y la policía presentaron nuevos y ligeramente revisados cargos. Esta venganza judicial se prolongó durante casi una década y ha causado en Mario y su familia graves problemas económicos; sus médicos dicen que este acoso implacable contribuyó en gran medida a su mala salud y no tengo ninguna duda de que aceleró su muerte. Ni uno solo de esos cargos contra él, le llevó a una condena.

Segundo: Esta investigación, aunque me repita, fue muy dura en muchos aspectos, y con un final un poco amargo. ¿Cómo te sientes al ver que tu trabajo es rechazado por las fuerzas del orden? es más, te deniegan a seguir con este caso abierto, ¿verdad? ¿Crees que nos puedes contar un poco sobre este hecho tan complicado?
- Creo que la forma en que las autoridades persiguieron a Mario, como he dicho anteriormente, ha contribuido a su muerte. Esto es una cosa muy, muy amarga para mí y para sus seres queridos.

Haciendo un pequeño paréntesis. Si no nos equivocamos has trabajado para el Museo Americano de Historia Natural, como escritor. ¿Puedes explicarnos esta experiencia? Imaginamos y sabemos que fue un periodo de tu vida muy influyente.
- La experiencia de muchos de mis libros, en solitario y con Lincoln, provenía de mis años de trabajo en el Museo Americano de Historia Natural. En “The Relic”, obtuve una cierta cantidad de diversión en matar y decapitar a algunos de los tipos burocráticos, realmente terribles, que me encontré en el museo. Pero también era divertido “pintar” un retrato maravilloso del lugar y las muchas personas fascinantes que trabajan allí. Es un museo grande, salvaje y maravilloso. Me encanta el lugar.

Sabemos que tanto solo como en compañía de L. Child, has publicado distintas “series de libros”. Tenemos las novelas de Pendergast, las de Gideon Crew y las de Wyman Ford. Qué puedes decirnos ante la publicación de “series”. ¿Es una idea fija o va surgiendo en el desarrollo de sus propias historias? Si tuvieras que escoger una, ¿cuál sería?
- Debería decir que la serie Pendergast es mi favorita. Pero nosotros no queremos que os canséis de Pendergast, por lo que lanzamos Gideon, una persona muy diferente. Mi serie en solitario con Wyman Ford es otro tipo de series. Me gusta la serie, ya que permiten profundizar en el desarrollo de un carácter a lo largo de muchos libros. Y para los lectores, una serie es como encontrarse con viejos amigos.

Ya que hemos mencionado el tema de las “series” publicadas, las dos más populares, desde mi opinión, son “Pendergast” y “Gideon”. ¿Crees que son os personajes que es tan enlazados en un punto o son completamente diferentes?
- Ellos son completamente diferentes. Si alguna vez coincidieran, y no sé si eso fuese a ocurrir, creo que no se gustarían en absoluto. De manera deliberada se hizo a Gideon muy diferente de Pendergast.


Una pregunta sencilla y rápida. ¿Si te tuvieras que elegir a un personaje secundario con un papel importante, cuál es su nombre y por qué motivo.
- Tengo que decir, que mi personaje secundario favorito tendría que ser Constance Greene. Ella es tan diferente, tan inusual; un personaje que da miedo y es un poco loco. No sé por qué, pero me fascina.

Bueno, creo que va siendo hora de llegar a la pregunta que muchos quieren. Lo más novedoso hasta la fecha es la creación de la serie de televisión. ¿Por qué motivo os habéis decantado por una serie de tv y no por una película? ¿Nos puedes adelantar algún detalle? Capítulos, reparto… en vuestras redes sociales la gente, y yo misma, menciona a un actor en particular para el papel principal: Paul Bettany como Pendergast. Cuéntanos lo que puedas.
- Hoy en día, algunas de las más grandes obras en el campo de la imagen en movimiento no son películas, pero sí una serie de televisión. Estoy pensando particularmente en series como Breaking Bad, Juego de tronos, y Los Soprano. Nos pareció que PENDERGAST (la serie) permitiría un desarrollo más completo, más maravilloso y vívido del carácter de A.X.L. Pendergast. Mejor que cualquier película.

Por último, sabemos que muy pronto vendrás a vivir a España (Granada), para finalizar tu libro sobre Honduras y para investigar sobre un futuro libro de Pendergast. ¿Cabe la posibilidad de que ese libro trate o tenga pasajes de nuestro país? y una cosa más, ¿Tendremos oportunidad de veros, en algún futuro, por nuestras librerías? (añado Barcelona a una de esas posibles visitas, a mi me iría muy bien. ¡Ha Ha Ha!)
- Me encantaron nuestros dos meses en España y pienso en volver durante dos meses la próxima primavera, tal vez a Cádiz. Quiero mejorar mi español por lo que la próxima vez que tengamos una entrevista, ¡que pueda ser en español y no inglés! Y sí, Pendergast va a venir a España... No se puede decir nada más que eso.

Hemos finalizado la entrevista. Sé que has tenido que responder a unas cuantas preguntas, pero había que resumir toda la tinta de mi cabeza. Ante todo, gracias a ti por ser tan amable y querer que te hiciéramos esta entrevista. Para nosotros, y en especial para mí, ha sido un gran honor haber compartido estas palabras contigo. Espero te haya gustado. En este espacio puedes despedirte de todos nuestros lectores. ¡Un saludo para ti y otro para Lincoln Child!
- ¡Me gustaría levantar una copa de Tempranillo por España y para muchos de nuestros, maravillosos y leales lectores españoles! De acuerdo con las estadísticas de nuestra página de fans en Facebook, aunque no lo crean, la ciudad número dos en términos de lectores, en todo el mundo, sólo superada por la ciudad de Nueva York, ¡es Madrid! Barcelona es la número 8 en la lista de las ciudades del mundo donde tenemos la mayoría de los lectores. ¡Nos encanta España!


Web
Facebook










INTERVIEW: DOUGLAS PRESTON
Interview by Tania.
Photos: Social networks, Preston&Child Web, and others. // October 2016 //


The word "Best Seller" know it all, is that in the vicious cycle that involves reading we find great characters, unknown writers, striking desert bindings but leaves. Neither sun nor letters. In the world of books we can notice many details, sometimes they are too many, others few. A mixture of ideas that come, go and chaos takes over the mind. When the fingers write at full speed and the hours go by, we will only sigh of longing after the last line, the last book you read left to us by our shelf. For us as a "site" as "web space" dedicated to supporting music, we wanted to open more horizons to what we call "tree of culture." That is why we wanted to create a new section in Doom In Aeternum, a place where we imagined talking to different personalities from the world of art, any kind of art. We have had the opportunity to interview a number of people, including a journalist and an actor. Two professions quite opposite. Now, we renewing this purpose, we can in front of the tree of life, and choose a "new apple" the fruit of the writer.

Do you know “Relic”, “Reliquary”, “The Cabinet of Curiosities”? these are some of the books written with Lincoln Child. I also include: "The Codex", "The Monster of Florence", etc... You know who we're talking about? Whatever the answer will tell you. We have started that apple of which we spoke above, got a nibble and has appeared the name of an American writer: DOUGLAS PRESTON. We say this in capital letters because there is no other way to present it. Still we continue in an inert state from the confirmation of this interview. Just say... Enjoy!


First of all, thank you for wanting to answer the interview. Personally I am very excited. Shall we start? Well ... I think that life consists of many coincidences that make our way you create. Later we have to decide whether to go forward, if we jump to one side or if we are able to admit that the vast majority of flukes have a mission. Something similar can happen to us with literature and its infinite genres. We can read everything ... We must devour everything! But there is always that point that causes us; the mystery, uncertainty, findings, unexpected surprises ... it's hard not to fall into this temptation. For this reason, I would ask for gender selection of your books, why the choice of terror and suspense? What does the detective novel, in which deeper you go, you have no other?
D.P.: Thank you very much for the chance to answer your questions. I have many loyal readers in Spain, which is also one of my favorite countries in the whole world, so I am honored to be part of this interview. I think people read terror and suspense for the same reason I like to write it. Thriller novels show ordinary people forced into extraordinary and extreme situations, and how they react. This tell us something important about human nature, about who we are, and how we survive and thrive in a difficult and dangerous world. Another key factor in my books is surprise. Surprise, suspense, and shock—the twist so to speak—are key elements in literature and in telling a good story. It is actually universal in art: the greatest painters, the greatest composers, and the greatest writers all surprise us. That surprise knocks our mind off balance and helps us see the world in the different way.

Let the beginning of everything: love for writing. We know there is a large mass of followers in Spain, and sure you will love your answer. It all starts for some reason, sleeps inside us or just appears. In your opinion... when you think "he born" the passion for writing? Tell us everything possible...
D.P.: I have been telling stories all my life, even before I started writing. Stories are how we human beings transmit our values, our identities, our way of life from one generation to the next. I think a love of stories—both telling them and listening to them—are built into our genes, a product of evolution. Those groups of humans who told stories to their young and passed on their wisdom had a huge evolutionary advantage to those who did not, and as a result a love of stories are built into our very being.

This question is linked to the previous one. At the time of writing you can base on the little things, such as the atmosphere of a melody in silence ... what are your influences?
D.P.: I had so many influences. You may be glad to know one of my favorite books I read as a young person, that inspired me very much, was Don Quixote, El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha. Maybe that’s where my love of Spain started! I also loved the Sherlock Holmes stories, Edgar Allan Poe, and the English writer Wilkie Collins, among others.

For those who have books you share with Lincoln Child, we have read many times the small biography that appears in them. But ... can you tell us connection with the writer? How to share a story?
D.P.: I had been writing a column in the magazine Natural History, published by the American Museum of Natural History in New York, where I worked. An editor from St. Martin's Press, who had been reading my pieces, called me up and asked if I wanted to write a history of the Museum. I said yes -- and that became my first book, Dinosaurs in the Attic. After the book was published, I gave the editor a tour of the Museum -- at midnight. I showed him all the best places in the Museum to which I had access--the dinosaur bone storage room, the collection of 30,000 rats in jars of alcohol, the whale eyeball collection, the preserved mastodon stomach with its last meal inside, and a lot of other unusual things. We ended up in the Hall of Late Dinosaurs around 2:00 a.m., with only the emergency lights on, the great black skeletons looming in the darkness around us--and the editor turned to me and said: "Doug, this is the scariest building in the world. Let's write a thriller set in here." And that was the birth of Relic. That editor, if you haven't guessed by now, was Lincoln Child. We both discovered we shared the same kind of sick, twisted view of the world. And that began our long and fruitful collaboration.

We leave with something short word, but big in its response. What was before, Special Agent Aloysius Pendergast or the novel?
D.P.: The novel came before, and then Pendergast walked in and took it over!

I would like to focus this question to one of the best known "series" that has published to date. We talked about the famous "series of books," co-edited with Child; striking novels FBI Special Agent Aloysius X. L. Pendergast. The first book was "The Lost idol." I would like to focus, for now, on it. Will we could explain how the development of this first story was? Did you think that this book would have such an impact?
D.P.: Linc and I were talking about the first few chapters of Relic, and Linc complained that we had two New York City cops who were exactly the same. He said: "Why don't we come up with a character who is completely different, a fish out of water." I made a joke: "You mean, like an albino from New Orleans?" Linc laughed but then we followed that line of thinking, and almost immediately Pendergast materialized, like Athena from the forehead of Zeus. He stepped out and shook our hands and said, "I will be your character, thank you." It was extraordinary. No other character we've invented materialized so suddenly and so completely as he did. He seems more real to us than even many of the real people we know. By the way, stay tuned for an upcoming Pendergast novel partly set in Spain!

It may be difficult to disconnect from a series of stories focusing on a same characters, to start another completely different as is your case. Would you let go is a dilemma of books you share with L. Child, to create, for example, "Tyrannosaur Canyon" or "Blasphemy"?
D.P.: It is very different to write a solo novel. Generally Linc and I wrote solo novels based on ideas that we might love but that the other isn’t so enthusiastic for. Writing is normally a lonely business. I have to say, I prefer writing with Linc.

Looking at the books he has released alone, have among so much fiction, a real case as "The Monster of Florence: A True Story" written with Mario Spezi. Without going into any matter that might be uncomfortable, let me ask you about this publication. First: As a journalist, and above all, as a writer, you must be very exciting, instructive or any word that can be used to have to write a job-investigation that may lead to publish a book with a true story. How was the moment when you decided to talk about this event?
D.P.: It was certainly the most difficult book I've ever researched and written. Of course, I worked with Mario Spezi who had covered the Monster case for La Nazione from the beginning, and he had a vast archive and compendium of information on the case. We delved into the case and eventually tracked down the man we believe is the Monster of Florence. We interviewed him and asked him, at the end, "Are you the Monster of Florence?" That was certainly the most difficult, creepy, and even frightening interview I have ever conducted. But that was only the beginning. Mario and I fell into our own story and became suspects in the case. I was interrogated, charged with crimes and expelled from Italy and Mario arrested and charged with being the Monster himself… that was, to put it mildly, a very difficult experience for him.

Also, it is with tremendous sorrow that I report to all our readers in Spain of the death of Mario Spezi, who passed away on September 9, after a long illness. Mario Spezi was a courageous and tenacious journalist with the very sharpest of pens. His incisive journalistic investigations into the Monster’s crimes, which exposed a miasma of incompetence among police and prosecutors, resulted in his being targeted by those he had criticized. The police searched his house, confiscated his computer, papers, and files, wiretapped his computer, car, and telephone, and eventually arrested and charged him with being complicit in the Monster’s killings himself. Long after Mario’s arrest and release, the prosecutor and the chief inspector of police in the Monster investigation continued to file criminal charges against him. The Italian courts repeatedly dismissed those charges, only to have the prosecutor and police file new and slightly revised charges. This judicial vendetta went on for almost a decade and caused Mario and his family serious economic distress; his doctors say this unrelenting harassment contributed greatly to his ill-health and I have no doubt hastened his death. Not a single one of those charges ever led to a conviction.

Second: This investigation was very hard many aspects, and a bitter end. How do you feel when you see that your work is denied by the forces of order? What's more, you refused to continue this open case, right? Do you think can you tell us a little about this fact so complicated?
D.P.: I feel the way the authorities hounded Mario, as I said above, contributed to his death. This is a very, very bitter thing for me and for his loved ones.

Making a small parenthesis. If we are not mistaken you've worked for the American Museum of Natural History, as a writer. Can you explain this experience? We imagine and know that it was a period of your life very influential.
D.P.: So many of my books, solo and with Lincon, came from my years working at the American Museum of Natural History. In Relic, I had a certain amount of fun killing and decapitating some of the really awful bureaucratic types I encountered at the museum. But I also had just as much fun painting a wonderful portrait of the place and the many fascinating people who work there. It is a grand and wild and wonderful museum. I love the place.

We know that either alone or in the company of L. Child, you have posted different "series of books." We Pendergast novels, the Gideon Crew and Wyman Ford. What can you tell us about the publication of "series". Is it fixed or is emerging in developing their own stories an idea? If you had to pick one, what would it be?
D.P.: I would have to say the Pendergast series is my favorite. But we didn’t want to get tired of Pendergast, so we launched Gideon, who is a very different person. And my solo series with Wyman Ford is another kind of series. I like series because they allow for very deep development of a character over many books. And for readers, a series is like encountering old friends.

Since we mentioned the issue of the "series" published, the two most popular, in my opinion, are "Pendergast" and "Gideon". Do you think you are characters that is so linked in a point or are completely different?
D.P.: They are completely different. If they were to meet, and I don’t know if that would ever happen, they would not like each other at all. We deliberately made Gideon very different from Pendergast.


A simple and quick question. If you had to pick a secondary character with an important role, what is your name and why.
D.P.: I would have to say my favorite secondary character would have to be Constance Greene. She is so different, so unusual, slightly crazy and somewhat scary. I don’t know why but she fascinates me.

Well, I think it is time to get to the question that many want. The latest news is the creation of the tv series. Why reason ye have opted for a TV series and not a movie? Can you give us advance some detail? Chapters, cast ... in your social networks people mention a particular actor for the lead role: Paul Bettany as Pendergast. Tell us what you can.
D.P.: Today, some of the greatest works in the motion picture field are not movies but television series. I’m thinking in particular of such shows as Breaking Bad, Game of Thrones, and The Sopranos. We felt that PENDERGAST (the series) would allow for the fullest, most wonderful and vivid development of the character of A.X.L.Pendergast. Better than any movie.

Finally, we know that very soon will come to live in Spain (Granada), to finish your book about Honduras and to investigate a future book Pendergast. Is it possible that this book has our country as protagonist? And one more thing, Will we have a chance to see you at some future for our libraries? (Barcelona add one of those possible visits, I would go very well. Ha Ha Ha!)
D.P.: I loved our two months in Spain and we will be returning for another two months next Spring, perhaps to Cadiz. I want to improve my Spanish so the next time we have an interview it can be in Spanish and not English! And yes, Pendergast will be coming to Spain.... Can’t say any more than that.

We have completed the interview. I know you've had to answer a few questions, but I had to sum up all the ink of my head. First of all, thank you for being so kind and wanting you did this interview. For us, and especially for me, it has been a great honor to have shared these words with you. I hope you liked it. In this space you can say goodbye to all our readers. A greeting for you and one for Lincoln Child!
D.P.: I’d like to raise my glass of Tempranillo to Spain and to our many wonderful and loyal Spanish readers! According to the statistics on our Facebook fan page, believe it or not our number two city in the entire world in terms of readers, second only to New York City, is Madrid! Barcelona is number 8 on the list of world cities where we have the most readers. Nos encanta España!







Entrevista realizada por José Luis y editada por Tania.
Fotografías obtenidas de las Redes Sociales, de Centro Dramático Nacional,
y de otras páginas disponibles. // Noviembre 2015


(Nota: Durante la entrevista telefónica hubo algunos cortes, y algunas palabras no hemos podido escribirlas a la perfección. Os pedimos disculpas.)
Nosotros generalmente, cuando entrevistamos a gente con una larga trayectoria como la tuya, no le vamos a pedir que nos cuente todo su bagaje, es bestial ¿no?, pero si el por qué de ser actor. Cómo te iniciaste en esto. Yo creo que tú no eres actor, tu naciste actor.
- Hombre, yo creo que la primera vez que me subí a un escenario, tenía como unos seis o siete años en el colegio me parecía sorprendente que todo el mundo se callara y estuviera mirando todo lo que hacías, que provocaras emociones de risa o de miedo o lo que fuera, ¿no? y que cuando terminaba la función encima aplaudieran. Era una cosa que era rara, yo creo que eso ya me atrajo. A partir de ahí fui moldeando ese sentimiento que se fue haciendo cada vez más complejo, incluso acabó dejando, digamos esa sensación primaria del efecto público, del efecto “aceptación del público”, lo dejó en un segundo término, no muy apartado pero si en un segundo término, y empecé a ver que ser actor era una manera maravillosa de interpretar el mundo en el que vivía. Y yo creo que esa es la razón por la cual yo soy un apasionado de mi profesión, porque me permite observarla en todos sus detalles e incluyo para mí mismo, socialmente está bien visto que yo haga una introspección en mí, para luego ponerlo en contraste con lo que veo en la calle y sacar conclusiones para elaborar personajes. ¡Es una maravilla! Es algo maravilloso…

Esto va relacionado con la siguiente pregunta… Nosotros hemos leído una biografía tuya, que empezaste estudiando derecho y que después te quiste meter en la escuela de arte dramático, pero es como si hubieras querido, entiéndeme bien no quiero decir que seas así, pero es como si hubieras querido ser más “normal” y no estás predestinado para ello…
- La verdad es que nunca me lo habían dicho así, tan a bocajarro, pero la verdad, ahora que lo dices, pues tienes razón. Yo en el fondo siempre he intentado hacer cosas que me aceraran a la gente que va por la calle. Pero en el fondo es que también no quiero dejar tampoco… es que yo no me quiero poner en un estado superior, por el hecho de interpretar. Además es que yo creo que mientras me mantenga con los pies en la tierra, mientras me mantenga camuflado entre el género humano, más voy a poder robar. Es decir, si yo me elevara 35 centímetros por el encima de lo normal seguramente se me vería continuamente el hurto de personalidades, de situaciones, de emociones, de colores… Realmente se vería un poco el hilo de la marioneta y eso sería horrible, porque a partir de entonces, la gente, digamos, que actuarían ante mí, de una manera no natural, de una manera forzada. (NDR: Sí, vamos que no… además digamos, que los demás tendrían una visión de inaccesibilidad que no te gusta. Por eso te he dicho antes que no me interpretaras mal, o sea…) ¡No no! Lo has definido estupendamente. Es así. O sea, que en realidad de una manera consciente siempre he procurado, y de hecho sigo procurando, tener mis amigos, muchos de ellos no son de esta profesión, con quien voy, con quien vengo, digamos, no tiene que ver con esta profesión, mi mujer no es de esta profesión, mi hijo no quiere dedicarse a esta profesión, y yo en ese sentido… siempre ando por mundo ajenos a mi profesión. Otra cosa es cuando tengo que trabajar y cuando tengo que preparar digamos, como es el caso ahora, evidentemente me pongo a fondo a investigar la personalidad de los personajes que voy a interpretar. (NDR: Es lógico, es parte de tu trabajo)

Entonces… por lo que hemos visto y hemos leído sobre ti, que te seguimos, somos admiradores de tu trabajo, de tu carrera, y por lo que dice nuestro instinto, sobre todo lo que nos trasmites como persona, desde fuera, y siendo un completo desconocido… nosotros creemos que estás muy en contra de normas establecidas, de arquetipos, de estereotipos, como también dices en esa biografía, es que; La escuela de arte dramático no era tampoco, es como dijeras “no quiero que me enseñen, quiero desarrollarme, quiero hacerme a mí mismo, ¿no? ¿Estoy en lo cierto?
- Cuando entré en la escuela ya estaba trabaja en teatro. Me quise meter en la escuela precisamente por lo que tú decías. Porque en el fondo yo digo, pero si todos mis compañeros finalmente van a ir a la escuela, por lo cual yo también tengo que ingresar en la escuela. Lo que es curioso es que al final yo tuve que dejar la escuela, y seguir siendo actor. Y de mi generación, de mi edad, tengo muy pocos amigos en la profesión, mis amigos de siempre en esta profesión han sido gente que tiene más de 15 o 20 años más que yo. Y eso me ha dado también una, seguramente, visión de la vida y del trabajo y de la interpretación muy distinta a lo mejor de la que puede tener alguien de mi edad que salió de la escuela un día… no sé, es que es una situación rara.

- Pero si es que es verdad que hay determinadas etiquetas, determinados moldes, determinadas cosas, que hacen que el hecho de ser actor se empequeñezca, y se convierta solamente en una profesión, y a mí lo que más me jode es que es precisamente, la etiqueta de que esto es una profesión, porque esto yo creo que no es una profesión, esto es una manera de vivir y a partir de ahí uno, lo que pasa es que determinadas cosas no hay más remedio que ponerlas en contraste con los espectadores. Pero es una profesión, ¡es una manera de vivir! ¡Es un estado de ánimo! (NDR: Exactamente) Y además no se abandona ni un solo segundo del día. Uno sale a la calle y todo lo que le ocurre es un material que queda o no, en la memoria, dentro de lo que tú tienes dentro que ya funcionan de una manera mecánica, de una manera automática. Y cuando ves algo que, que realmente tiene interés, aquello se pone a grabar por dentro y luego cuando necesitas un tipo de comportamiento, recurres a aquello que observaste, lo analizas, lo pasas por ti e intentas que dentro de tu personalidad aquello que se te quedó tan grabado tenga algo de orgánico.
(NDR: Pues mira, coincidimos plenamente, porque yo también llevo años dedicado a la música y también siempre he pensado que no es un trabajo…) ¿¡Verdad¡? No es un trabajo. No se puede llamar trabajo, aun cuando luego tienes todas las decisiones del trabajo. Pero es que necesitas trabajar para vivir… es que son muchas cosas. Pero es algo que no se puede dejar. Con cualquier trabajo, cualquiera que no tenga que ver con el espíritu, que no tenga que ver con la creación, uno en un momento dado puede cambiarlo, puede dejar ese trabajo y coger otro, pero en mi caso desde luego nunca podría hacer otra cosa, bueno podría hacer muchas cosas a la vez, es decir, podría… de hecho soy una persona bastante inquieta y polifacético, hago muchísimas cosas, pero evidentemente de todas me podría descuidar, menos de interpretación. (NDR: Por eso digo que, yo creo que has nacido actor, no te has hecho actor ) ¡Si, si! Puede ser. Una vez que se nace, luego hay que hacerlo. Una vez que se hace, luego hay que construirlo, hay que ordenarlo, y hay que darle una forma, porque sino todo se queda en algo etéreo que se desvanece fácilmente. (NDR: ¡No, no! Desde luego que al huerto hay que ir regándolo, sino no crece)

Bueno, te voy hacer otra pregunta, una pregunta un poco obvia, supongo que te la ha hecho mucha gente pero, como actor, ¿Cuál sería tu sueño? ¿Qué es lo que te falta por realizar? Sabiendo que te queda mucha carrera por delante. ¡Por supuesto!
- Mira, yo soy una persona muy pragmática en ese sentido. Yo ahora mismo, en mi cabeza está el estreno el día 20 de noviembre de “Los hermanos Karamazov”, en el Centro Dramático Nacional. Para mí no existe ni antes ni después, (NDR: Vives el presente.) Para mi existe ese personaje, esa función, esa compañía, y para mí en este momento no hay otra cosa. En mi casa, afortunadamente, no hay nada que me recuerde lo que yo he hecho en la vida, por ver no hay ni guiones, ya no te digo premios ni cosas de esas, tampoco están en mi casa. Tampoco están los guiones de mi trabajo, el único librito que está en mi casa, en este momento es “Los hermanos Karamazov, […], y con mucho agradecimiento, pero pasa por mi vida, no se queda en mi vida, porque eso sería bastante deshonesto.

Te quería preguntar una cosa, porque a ver, esto lo hemos hablado muchas veces, gente aficionada al cine, que también lo somos bastante, pero yo nunca he tenido el punto de vista de un actor, de alguien que esté metido en el ajo. En la profesión, como hemos dicho. ¿Tú qué crees que ocurre, aunque la pregunta te suene muy obvia,… con el cine español? Es decir, por ejemplo, yo veo una película como los “Santos Inocentes”, como “Los lunes al sol”, y digo, ¡Qué peliculones! Pero en cambio, no les veo que tengan el tirón como por ejemplo un “Los Otros”. ¿Tú por qué crees es?
- Fundamentalmente el español casi nunca ha tenido, digamos, una empatía con el público suficiente, como para generar una industria. Como pasa por ejemplo, en Francia. Es decir, nosotros siempre hemos manejado, yo esto lo recuerdo de cuando era niño, el concepto “españolada”. Yo creo que tiene que ver, son una serie de prejuicios que vienen arrastrados de los 40 años de dictadura. (NDR: Por supuesto…), es decir que al final hay una cosa que, incluso la gente que quería romper con las trabas, con las ataduras del franquismo, tuvo un comportamiento de aceptación de todo lo que venía de a fuera, y de absoluta denostación de lo que se producía dentro.

Había que limpiar el país, ¿no? y para limpiar había que utilizar lejía. Yo creo que lo que le pasa al cine español, como a la literatura española, como a casi todo lo español es que se empleó mucha lejía y se quemaron los campos. Y ahora es muy difícil, incluso, poder retomar una actividad, que en los años 80 y 90, era una actividad de enormemente positiva, enormemente curiosa y uno empieza a tirar de películas que se hicieron en aquellos años se encuentra con verdaderas joyas, y por un lado hubo una contestación, fundamentalmente por parte de la reacción, que era que el cine español solamente sabe hacer películas de la guerra civil, ¡Falso! porque aparte de todo el cine americano, solamente ha hecho películas de Vietnam y de la Segunda Guerra Mundial, cien millones de películas y nadie se ha planteado si era lícito o no hacerlas. (NDR: Muy bien dicho.)

Porque era algo que había impactado en su sociedad como lo fue en la nuestra. Pero además hemos hecho muy pocas de la Guerra Civil. ¡Pero muy pocas! Lo que pasa es que la gente le dio por pillar este mantra y luego también, encima, además de un tiempo a esta parte no solamente hemos sufrido los zarpazos del pirateo sino que lo que es peor, incluso pero que lo del IVA cultural y todo, lo que es peor desde las instancias del poder se ha convencido a la gente de que esto de la cultura es un peso innecesario y del cual uno se puede desprender. Y en concreto de lo que es el cine, el teatro, la literatura, la música… ¡No hace falta saber ni entender ni nada! Ni tener un criterio… A fin de cuentas aquí lo que hay que hacer es un puesto de trabajo, pagar tus impuestos, tu alquiler, tu agua y tu gas y luego quédate en casa y mira la televisión que te damos, que total... ¡Para lo que vales! Pues vale. Toma Gran Hermano, toma Reality Show’s, toma programas donde la gente se desuella viva, en fin, toda una serie de cosas que hacen que luego todo al final dices, si es que es muy difícil ahora mismo hacer una película y que tenga un éxito de taquilla porque la gente a parte de todo, en caso en que sea buena, la van a piratear, y nadie les dice nada.

Quiero decir que, a mí, mañana mi hijo, va al Corte Inglés, y se roba un […] (Problemas de sonido, creemos que dice “traje”), y le trincan, a mi me llaman y tengo un problema. Sin embargo, si viene mi hijo y le veo que está escuchando el último trabajo de los Rolling y lo acaba de sacar de un ordenador, incluso no solamente no le voy le voy a afear la conducta, sino que le voy a decir ¡Pásame una copia! Pero eso es lo que ocurre generalmente entre la gente, que a mí me parece verdaderamente sorprendente, porque eso además todo el mundo sabe que ha acabado con una industria, con muchos puestos de trabajo, pero sobre todo a acabado con la creación artística. (NDR: La verdad, es que lo estás clavando.…) Y ese es el problema del cine español. Es de empatía, no es un problema con el 21 por ciento del IVA. Si a mí me dicen que prefieres empatía plena con el espectador y un 30% de impuestos o un 0% de impuestos sin empatía. Digo yo... ¡Joder! Yo prefiero que me suba los impuestos y […] (Se corta) (NDR: Si sí, y además, ya te digo, lo estás clavando… ¡Si es que siempre he pensado lo mismo! No te lo tomes como un exceso de confianza, pero es que…) ¡No no! Pero si es verdad, ¡Es de cajón! Si es que los que nos dedicamos a esto tenemos que verlo desde este punto de vista, porque no hay otro.

Mira, yo te quería preguntar, aunque tampoco soy dado a hacer preguntas de ciertos momentos. Pero mi hay un punto y aparte en tu carrera que es la película “Madregilda” y el papel que hiciste (Realizó el papel de Franco). Sabiendo bien porque terrenos ideológicos tiras. Celebrando que son los mismos. Suponemos que es un papel difícil porque yo incluso te he visto llorar recibiendo un premio. Corrígeme si me equivoco. ¿Verdad que sí?
- Mira a mi me resulta bastante atractivo hacer personajes que están en las antípodas de mi manera de pensar. Porque aparte me hacen hacer un ejercicio de salir de mi mismo, y no contemplarme el ombligo y trabajar de una manera absolutamente profunda que de otra manera al tener una coincidencia ideológica a lo mejor buscaba escondites dentro del personaje y no expondría nada. La verdad es que es una película de un enorme recuerdo para mí. Fue fantástico porque fue muy difícil llegar al personaje, fue muy difícil crearlo, hacerlo, fue muy difícil… y luego cuando el éxito que tuvo ese personaje me hizo reflexionar sobre qué placer me producía a ver interpretado algo que había producido tanto dolor a todos mis conciudadanos. (NDR: Exacto….) Y era un contrasentido, que todavía incluso me parece tremendo porque yo estaba obteniendo un placer y un éxito, y tuvo una serie de cosas buenas a través de la figura de un tipo que era, seguramente lo peor que le pudo pasar a este país…(NDR: Como diría mi padre: “Vamos a dejarlo…”. Es que lo que yo te quería preguntar ya tuvo que ser difícil, no desde el punto de vista técnico sino desde tu interior. Exactamente. Un punto de vista emotivo).

Emotivo…, pero cuando estás, cuando adquieres esa neutralidad, es decir, te conviertes en un cirujano y dices ideológicamente “Aquí hay que operar”. Y en ese momento la ideología queda al margen y realmente intentas acceder a lo más próximo a una verdad para ser representada. (NDR: La verdad es que fue un trabajo, acojonante.)

Desde el punto de vista de la gente de a pie, y es una expresión que a mí no me gusta, porque toda persona es un mundo, pero bueno, para entendernos para hablar de alguna manera, desde el punto de vista de la gente de a pie una de las ambiciones del trabajador normal, es tener un trabajo fijo, o que le hagan un contrato de largo y sobre todo más en la época en la que estamos… Para decir: ¡Hostias! Tengo esa tranquilidad de no estar dos meses aquí y dos meses allá, etc… Cuándo un actor coge un papel en una serie larga, como puede ser tu caso, y perdóname que te hable de “Cuéntame”, ya sé que estarás hasta las narices, pero bueno… (Momento de charla), cuando coges un papel largo, de mucho protagonismo además de mucho peso en una serie tan larga… Un actor, y no digo que sea tu caso, reitero, ¿un actor lo puede interpretar como lo interpreta un trabajador normal de una fábrica? Hostia, tengo trabajo fijo, no me llaman para otras películas, no me llaman de otros sitios, pero estoy aquí tranquilito. ¿Tú crees que puede ocurrir?
- Puede ocurrir y la mejor manera para luchar contra eso es levantarse pronto, estudiar, y ya todos los días al rodaje con un reto a conseguir. Y tienes que volver del rodaje, a casa, insatisfecho siempre, pensando en que podría haberlo hecho mejor y entonces exigirte muchísimo. Esa es la única manera de sobrevivir en una serie larga. Con exigencias, porque si no, corres el peligro, como bien tu señalas, quedarte ahí en una posición segura del parchís, y de olvidarte de que el juego del parchís consiste en dar vueltas al tablero, y no pillar una casilla y aquí quedarte para siempre, y dejar la ficha, ¡no! Hay que exponer. (NDR: De aposentarse, ¿verdad que sí?) Yo siempre he procurado, simultanear “Cuéntame” con otras cosas, de hecho no sé cuantas veces llevo, pero creo que ya llevo 8 o 9, no lo sé… Creo que he interpretado. Cuatro obras de teatro, he dirigido tres, y luego he hecho dos películas, es decir que no me quedo en “Cuéntame”, mi vida no solo está en “Cuéntame”.

Entonces, mira… una pregunta que sí deriva de esto, es más que es a lo que te estás refiriendo. Cuando haces un papel tan largo en el que inevitablemente el público, perdóneseme la expresión, a veces es un poco corto, te encasilla, “eres el de cuéntame", tú crees que a lo mejor te ensombrece otros proyectos, que quizá tengan más valor, más importancia, no a nivel de fama, no a nivel de importancia social…
- ¡No, no...! la verdad es que puede ocurrir con un sector del público, hay una cosa que, sobre todo el teatro, el teatro no entiende de popularidades, cuando accedes a personajes, incluso a nivel de los que yo tengo la suerte de poder acceder, yo ahora estoy haciendo del padre de los hermanos Karamázov, no es por “Cuéntame”, está clarísimo, es un personaje que está en las antípodas de lo que puede ser el personaje de “Cuéntame” y para eso lo que necesitas es, bueno, pues fundamentalmente un director o una compañía, o una institución como es el Centro Dramático, confía en ti y te otorga esa responsabilidad, pero el Centro Dramático no le interesa este tipo que tú seas popular en la tele. Es así, y lo que sí es cierto, es que la gente ve mucho la tele pero la ve haciendo otras cosas, es decir que realmente es un arte de consumo, es una cosa muy rara lo de la televisión.

Porque muy poca gente se sienta del tirón a ver una serie y a observarla como quien observa una película en una sala, pero sí que es verdad, es que casi todas las salas que hay de cine, no sé yo, cuando me siento y veo la pantalla, la sensación que yo tengo es del mismo tamaño de la misma que tengo en el salón de mi casa. Entonces ya no es cine. (NDR: Hay una cosa que personalmente a mí me jode muchísimo y es que por ejemplo me digan “mira vamos a ir a ver una obra de Lope de Vega” hostias, qué guapo ¿Y quién hace el papel? “El de Cuéntame”…) ¡Si si! Que no te quepa duda. Pero la gente, en todos los países, pero más en este país, la gente se le ha permitido un nivel que en otro país se le exige más.

Los franceses tienen un potencial cultural acojonante, porque desde siempre les interesó definir su país y su cultura como una potencia, y de hecho ellos, tienen muchas más ventajas como país, como República, como muchas cosas que nosotros, que en realidad, nunca, no solamente ahora, es decir desde la Transición hasta acá nadie ha querido afrontar una revolución cultural cuando era necesario, porque nadie, nadie quería… ¿por qué? ¿Tú te crees que si realmente fuésemos sólidamente culto podríamos tolerar lo que están haciendo con nosotros, a nivel manipulación ideológica, pero sobre todo a nivel manipulación mental haciéndonos creer, como que, con un descaro acojonante, diciendo ¡Yo hago lo que me da la gana, porque aquí nunca pasa nada! ¿Pero… cómo es posible? Eso en Francia, no pasa. No pasa en Inglaterra, no pasa ni en Italia, y eso es así. Nosotros por nuestra propia definición cultural formamos parte del vagón trasero de Europa, y así nos va. (NDR: Sí… si es que seguimos llevando 40 años de retraso. Así de simple.)

Ya que estamos en materia háblanos un poquito de este último proyecto sobre “Los hermanos Karamazov”. A mí se me hace muy interesante.
- Es una adaptación de la novela de Dostoyevski, la dirige Gerardo Vera en una compañía, verdaderamente fantástica, de actores jóvenes que es una bendición, realmente estoy viviendo un momento enormemente delicioso de mi vida, por estar trabajando codo con codo con esta gente que tiene tanta ansia tanta voracidad por hacer bien las cosas. Y la adaptación es muy difícil, la función es muy difícil porque el lenguaje es perfecto el lenguaje de Dostoyevski es perfecto y entonces para aproximarte al personaje que tienen tal carga de maldad, la verdad es que hilar muy fino. Yo creo que estamos en la senda de poder hacerlo bien. (NDR: Es un tema complicado, es una temática bastante dura. Que no…) Además es que es una novela de mil páginas. Esto condensarlo y llevarlo al escenario pues bueno… es un trabajo que han hecho entre José Luis Collado y Gerardo Vera, magnífico y estamos disfrutando mucho. (NDR: Tenéis buena visión de futuro, supongo con esta obra)

Ya para acabar, ya te dejamos que descanses el domingo tranquilo. Te hago una pregunta más distendida. Tú eres muy amante de la cocina y del buen comer. ¿Qué plato se te atraganta? ¿Qué prefieres tradición o modernidad?
- A mí como en todo y la gastronomía también, se me atraganta la falsificación, a mí se me atraganta lo que pretende ser una cosa y luego no lo es. Lo que aparenta ser una cosa y luego no lo es. En la cocina y en todo. Me parece que es horrible. Hay que detectar las falsificaciones y en el momento en que uno las detecta hay que denunciarlas y acabar con ellas. (NDR: Evidentemente. Vamos que una tortilla de patatas no es una deconstrucción, es una tortilla de patatas.) No, salvo que alguien haga algo con una tortilla de patatas que realmente emocione, y tú lo pruebes y digas; ¡Joder, esto es una maravilla! ¿Quién ha conseguido hacer esto? Ahora, si consigue alguien hacer eso y luego hay 400 por detrás que intentan replicarlo, dándole su pequeño toque de originalidad y se convierte en una vulgaridad, entonces hay que decir, que es un copista malo. (NDR: Exactamente, y un chabacano.)

Sí, porque en el programa que hicisteis, como era… ¡Un país para comérselo! Tú y el señor Alcántara, os habéis dado una paliza de comer, acojonante (un poco de charla). Habéis tenido el gusto de probar verdaderas delicias.) Sí, pero cuando estás grabando cinco días material como para editar 40 o 50 minutos y te levantas a las 6 y llegas al hotel a las 9 de la noche, y haces mil kilómetros de furgoneta en cinco días por una provincia, comes pero donde realmente disfrutas, seguramente es en el desayuno del hotel antes de salir a trabajar y entonces sí que de alguna manera tranquila y pausada te tomas una tostada de pan con aceite y un café con leche y eso es una maravilla. Eso es lo más rico del mundo. (NDR: ¡Ya te digo! Entonces, esto ya es una pregunta mía curiosa. Habéis estado también por León, Astorga y por ahí, ¿No?)
¡No! nosotros no lo tocamos, lo tocó luego Ana Duato en la siguiente temporada. Nosotros hicimos dos temporadas y lo tuvimos que dejar porque aparte nos dificultaba a la hora de hacer otros proyectos. En León no estuvimos, concretamente nosotros no… Lo que pasa es que yo llevo 37 años trabajando como actor, me he hecho giras, yo me he dado la vuelta España de cabo a rabo, por todos los lados y me conozco todo. Esa es la razón por la que a mí se me ocurrió hacer “Un País para comérselo”. Además era una serie que dirigía yo. (NDR: Te lo digo porque yo soy de esa tierra y era por saber si habías probado el cocido maragato. Era curiosidad. Era por si habías sido capaz de acabarlo) ¡Sí, sí! He probado cocidos maragatos buenísimos. En la zona de Astorga, en la zona de Ponferrada, la gran revolución de los vinos de los Bierzos, es algo que lo tengo muy presente. ¡Y me he acabado un cocina maragato! (NDR: ¿Te lo has acabado? Pues ole tus ahí…) Sí, sí, con dos cojones. Me comí un cocino maragato, concretamente en Ponferrada, que nos lo hicieron unos amigos, que fue una… afortunadamente son de esos días que empiezas a comer a las doce a las nueve a terminado, no tienes que irte a ningún lado, sino que medio morirte en un sillón.

Pues nada más, agradecerte muchísimo que nos hayas atendido. No, no, gracias a ti. De verdad. Y esperamos no haberte aburrido. Nada en absoluto. Personalmente se nos ha hecho muy interesante. Os lo agradezco mucho, ha sido muy interesante. Suerte para el futuro, suerte con lo último que estás haciendo y ahí estamos. Un abrazo Juan. ¡Un abrazo!

Centro Dramático Nacional























Entrevista realizada por José Luis y editada por Tania.
Fotografías de "Amazonas Clandestino" // Mayo 2015


Aquí os dejamos un poco de información sobre la persona entrevistada a continuación: DAVID BERIAIN es reportero y director de documentales. Como corresponsal de guerra ha cubierto conflictos en Irak, Afganistán, Sudán, Congo y Libia. Es uno de los pocos reporteros del mundo que ha conseguido internarse en los campamentos de las FARC. Su trabajo en Colombia le llevó a ser finalista de los Bayeux-Calvados, el galardón internacional más prestigioso para corresponsales de guerra. David ha entrevistado a comandantes talibanes, ha acompañado al Ejército norteamericano en algunas de las peores operaciones de las guerras de Irak y Afganistán, ha conseguido penetrar al mundo secreto de los niños sicarios de Colombia y ha retratado la violencia en las calles de Caracas. Uno de sus últimos trabajos, Percebeiros, fue seleccionado para los premios Goya. En la actualidad dirige Amazonas Clandestino, una serie inmersiva y apasionante de seis capítulos para Discovery Channel sobre los principales retos a los que se enfrenta esa convulsa zona del planeta.

// Información de 93 Metros, donde David Beriain es uno de los directores //




(Nota: Durante la entrevista telefónica hubo algunos cortes, y algunas palabras no hemos podido escribirlas a la perfección. Os pedimos disculpas.)

La primera pregunta es prácticamente obliga... Cuéntanos un pelín tu historia, cómo te metiste en este mundo, de donde surge esta afinidad que tienes por los temas bélicos, por estar siempre en el fregado... Cuéntanos.
A mi siempre me han interesado las facetas más duras de la realidad, primero desde el punto de vista periodístico, tenia cierta inquietud social, y cómo decirlo más que política antropológica o sociológica y bueno pues, era muy joven tenía 17 años me atraía mucho América Latina, por las lecturas que tenía, y además quería irme a América Latina, en principio para echar una mano, no sé, para hacer algo. El caso es que cuando llegó la hora de la verdad de escoger una carrera tenía muchos intereses casi todos tenían que ver con las humanidades y con la filosofía, sociología, política, topologia, y demás... y me gustó. Y de alguna manera el periodismo era el ámbito que menos cosas dejaba fuera ¿no? y bueno empecé a estudiar periodismo muy bien sin saber a donde iba a parar todo eso. El caso es que en el verano de 1º y 2º de carrera dije "bueno yo quiero irme a América Latina". Me busqué la vida, y bueno, si voy a ser periodista a lo mejor tengo que intentar hacer unas prácticas como periodista allí, y escribí a un montón de medios "dominicanos", y al final en medio hubo un pequeño medio, en una provincia muy pobre de Argentina, un dueño de un periódico le cayó simpática la carta que escribí, ya que en aquel momento era carta física... y me dijo "pues nada, vente para aquí", y aparecí allí con 18 años en un periódico de provincias de América Latina y llegué allí, con una mano delante y otra detrás, como quien dice, a presentarme allí, "a la persona con la que tuve contacto" y de alguna manera me planté el primer día presentación diciéndole "mire, yo no sé nada, soy muy joven. Tengo mucha pasión por aprender y por trabajar, y por echar una mano. Y como no sé mucho de este sitio, pues a lo mejor, estaría bien que les ayudase con las noticias internacionales".

Este era un periódico de provincias, argentino, cuando le dije aquello de las noticias internacionales, me miró de arriba abajo el hombre, como diciendo, de qué coño me estás hablando, y me dijo "tu vas a ir a la calle como todos. Porque aquí, te voy a decir una cosa, la historia está en la calle. Y te digo además otra cosa es que aquí a las nueve de la mañana, tenemos una reunión para decidir lo que vamos hacer a lo largo del día, si a las diez menos cuarto sigues aquí te echo, porque las noticias no están en la redacción, aquí no hay ninguna. Tienes que buscarlas en la calle”. Esa es la escuela de periodismo que yo mamé. De estar con la gente, de buscar la noticia como se hacía antes, muy de callejear, de chupar calle, de hablar con la gente, con los policías, con todo el mundo, y eso es la escuela donde yo me crié. Y las primeras historias, que recuerdo, la primera historia que hice como periodista me dijeron: "bueno mira, allí hay un psiquiátrico, y denuncian de que los enfermeros están violando a las/los pacientes... bueno... y evidentemente no estaban tan convencidos como para mandarme a mi solo, de primeras ahí, ¿no? fui apoyar a un muchacho, a un compañero que se llamaba Fernando Cuadros que él tenía todas las fuentes, yo fui apoyarle y pintar el color de la historia y la cuestión es que llevamos esa noticia, y eso cambió esa realidad, y yo me dije bueno, que esto iba a ser lo que iba a hacer toda la vida. Y es un poco mi primera experiencia después estuve un tiempo haciendo prácticas, estudiando en España, al final me quedé en Argentina cuando terminé la carrera, abrí una sección de periodismo de investigación.

Investigábamos tramas de corrupción gubernamental, la pervivencia de elementos de la Dictadura argentina en los mecanismos de poder, como esas personas que habían sido responsables de la desaparición de muchas personas, que todavía ocupaban posiciones de poder... de alguna manera lo denunciamos, y fue una época bastante intensa, como de bastante trinchera y bastante interesante... (NDR: Un poco confusa la siguiente frase) le pusimos muchas ganas y allí estaba yo con mis 20, 21 añitos pues a parte de una serie de investigaciones por las que me llamaban, me decían te vamos a matar. No era tanto para mi la cosa, porque yo siempre tuve la posibilidad de irme, ahí los que en realidad ponían la cara eran mis compañeros que trabajan conmigo como por ejemplo "José Aranda" que pagaba él y su familia las consecuencias de las cosas que escribíamos. Llegó un momento en que no pude seguir publicando más cosas porque el periódico sufría presión y lo iban a cerrar y me terminé viniendo a España. Y cuando llegué a España pues no me encontraba porque esa trinchera en la que yo estaba metido ahí, no la vi por ninguna parte. Entonces pasó lo del 11S, empezó el mundo a volverse loco y me dijeron en el periódico de "La Voz de Galícia", curiosamente pasó una cosa muy rara y es que yo antes de que ocurriera lo del 11S había estado leyendo cosas sobre los Talibanes y sobre Al Qaeda, cuando nadie sabía lo que era, y aunque no sabía mucho pero sabía más que los demás pues cuando empezó la cosa y tal hubo la posibilidad de ir a Afganistán, me ofrecieron ir, elegí ir, y volví a reencontrarme un poco con es periodismo que había dejado en Argentina, el que a mi me interesaba estar ahí, ¿no? donde estaban las cosas, donde pasaban las cosas, y eso es lo que he venido haciendo desde hace unos años. Desde el principio de mi carrera prácticamente, toda la vida, intentar estar donde pasan las cosas, con la gente que es protagonista, y para intentar pues antes más las noticias ahora más los documentales porque sentí la necesidad de pasar más tiempo, porque a veces en las noticias, en el vértigo de las noticias se pierde mucha calma necesaria para escuchar y para poder llegar más a adentro más al fondo de las cosas y bueno, esta respuesta larguísima...

(E: ¡Es normal! Tienes ya bastante carrera, es lógico... o sea que, y hasta hoy como me has contado, ¿no?, por decirlo de alguna manera. Siempre metido en el fregao...)
Sí, en diferentes formatos, yo antes era un periodista de prensa escrita y me he ido mudando un poco de formato, *pero por intereses, como por ejemplo la televisión, Internet.. los que normalmente he ido trabajando...* desde el principio he buscado pues básicamente dos cosas: Tiempo, para estar más tiempo con la gente y medios, para llegar donde creía que tenía que llegar. Entonces ahora tengo el lujo de contar con muchas cosas. (E: Sí, más adelante hablaremos de estos temas).

Pensamos que las redes sociales hoy en día tienen su importancia pero creemos que a veces en ocasiones se habla más del medio que de la misma noticia en sí, parece que tenga más importancia que se haya publicado según que noticia en Facebook, blog o twitter o cualquier cosa de estas que la misma noticia en sí. Es la sensación que nos da. ¿tú estás de acuerdo con esto?
Pues mira yo creo que el periodismo vive una especie de tormenta perfecta, en la que básicamente por culpa de la crisis económica, la crisis ¿industrial? pero también de la crisis publicitaria, de la crisis de identidad y del negocio, pues por un lado de la prensa escrita que a la vez pierde más audiencia y por otro lado de la falta de rentabilidad de lo que es Internet, pues porque el público se ha acostumbrado a tener las cosas gratis pues *no existe* un periodismo en crisis, sino que está en crisis los modelos económicos que han financiado de alguna manera la forma de hacer periodismo que hemos tenido hasta ahora. (E: Exacto...) entonces cumplir *una tormenta perfecta* se terminan realizando muchos el papel de ser periodistas, y quitan muchos puestos de periodismo, por eso todos pensamos que estamos ahí como mendigos medievales a la espera de el próximo comunicado de la apocalipsis la cual seguir, y acto se llena de gente que dice: "bueno, Facebook nos salvará, tú eres el futuro", terminamos confundiendo el medio con el fin. Internet nos va a salvar...! ¿Cuál es el futuro del periodismo? Su pasado. En la medida en que seamos fieles a lo que ha hecho grande esta profesión, ha estar allí, sudar para a llegar, para poder contar. En Afganistán *no voy a darme la vuelta a la esquina* que es lo que pasa en la medida en que seamos útiles*Porque damos testimonio de unas cosas de las que no se estén dando testimonio, de una realidad que cada vez es más caótica y más confusa, pues tenemos sentido sino, no nos va a salvar ni Facebook, ni Twitter ni las redes sociales ni nadie. (E: Si si.. si más o menos la pregunta iba por ahí. Además es muy interesante lo que has dicho. "El futuro del periodismo está en el pasado”. Eso me ha gustado mucho. ¡Está muy bien!)

Mira, nosotros creemos que, o creemos entender, que en ciertos medios, podría ser un periódico más convencional un canal de tv, a nosotros nos parece, o nos da entender la situación que, ponen trabas en la información, que ponen trabas a la manera de querer informar del periodista en cuestión, o incluso de los medios que dispone y siempre teniendo en cuenta que no todos los periodistas tienen el mismo nombre. No sé si me has entendido por donde voy. Nosotros, sino estamos equivocados, trabajas de forma independiente. ¿Es por esta cuestión que te he explicado o existen más razones?

Bueno... los medios de comunicación en España son empresas *como casi en todo el mundo ¿no?* El mercado de comunicación en España, es más está orientado en una manera muy determinada, está segmentado por una idea muy muy clara, con fines políticos, es decir, de tal manera que si un empresario quiere sacar un medio tiene que, en cierta manera, ver que arco de aspecto político está desatendido ¿no? Si tu eres, una persona conservadora, tradicional, monárquica y tal, eres un periódico, si eres conservadora pero con un toque más liberal eres de otro periódico. Si eres de centro-izquierda progresista lees otro, si quieres de izquierdas lees otro. Da la impresión de que el mercado de medios en España no está hecho para informarse sino para (NDR: se corta la señal) con la opinión que no son propias o cercanas. (E: sí, te entiendo. si...)

No nos gusta que nos desafíen con ideas nuevas y ante todo esto te dirán: Todo el mundo es así. ¡No! Por ejemplo en el mercado de medios del Reino Unido, claro que hay medios conservadores y medios progresistas pero no son tan predecibles las posturas tan alineadas con determinados partidos políticos o posturas políticas. Es decir los medios tienen personalidad propia y quieren *salir en los medios con una cuestión* progresista o socialista en alguna cosa y más liberal en otras. Porque se analiza caso por caso. En cambio en España no es así y eso influye un montón. Las cuestiones internacionales muchas veces menos. Porque los aspectos que se meten más en el trabajo de los periodistas son aquellos en los que se juegan más sus intereses o su condición política de las cosas y donde se editorializa más la información nacional, la económica, la información local... ¿no? Hay pocas informaciones más difíciles de hacer en España que la información local porque los periodistas y la gente están muy cerca de esos intereses, es decir, no se está físicamente quiero decir, es más difícil salirse de eso. Durante mucho tiempo a mi se me escapa que los medios en España, los medios de comunicación, los informativos han estado muy cerca de esos intereses y también tienen que hacerse una denuncia de consciencia (esos medios), a ahora que piden, ahora que vienen mal dadas, por ejemplo para la situación que viene mal... la sociedad tiene que apoyar a esos medios... esos medios también tendrán que hacer análisis de consciencia y decir: "¿hemos sido nosotros servidores de la sociedad o hemos servido a esos intereses? Y en medio de todos esos intereses están los periodistas que muchas veces hacen una labor heroica de resistencia, de intentar hacer su mejor trabajo posible dentro de los límites o dentro de los que se puede permitir.

Yo he conocido a muchos periodistas en España, que prácticamente navegan contracorriente con su propio medio para dar la realidad de lo que pasa con los márgenes que le impone ese medio. En mi caso en concreto que es de lo que hay que hablar, quizá he tenido el privilegio de que como he trabajado en cuestiones internacionales que eran menos procribes o menos ¿?¿? de intereses para esos medios, nunca he sentido prácticamente, lo que la gente podría denominar censura, básicamente he podido contar lo que creía que debía de contar y en este caso ahora en concreto en Discovery al ser básicamente un canal lo que propone un interés hacia el mundo en general, que de alguna manera mira al ser humano con la curiosidad que ¿?, salvando las distancias hacia el cosmos o hacia los animales como quien dice con el punto de vista del curioso más que del animal político... pues la verdad, yo he hecho esta serie con ellos y no he tenido la más mínima cortapisa y ser absolutamente responsable de lo que he dicho y dejado de decir no hay más que apoyo, no sé, una cosa que me haya podido ocurrir pocas veces en la vida. Nunca me había sentido tan apoyado. (E: Bueno, es que haber realmente debería de ser una de las bases del periodismo, lo que estás contando ahora mismo, o sea, una libertad en la manera de informar.)
Sí, yo creo que esa libertad muchas veces existe, pero también existen unas presiones. Eso no exime a los periodistas de responsabilidad, es decir, yo siempre he defendido que los periódicos y los medios informativos y de comunicación son ámbitos de posibilismo, tú tienes que medir hasta qué punto estás consiguiendo hacer tú el trabajo que piensas que tienes que hacer. (E: Exactamente.) y tendrás que dejar de estar ahí el día en que creas que no puedes hacer tu trabajo como tú crees. (E: Evidentemente.) Evidentemente luego pues si sigues ahí, si no sigues ahí sal de ahí, evidentemente hay que ganarse la vida, hay que ganarnos el pan. Hay es donde entramos ya en una cuestión de, hasta que punto merece la pena ser cómplice, hasta que punto no estoy haciendo lo que creo que tengo que hacer, eso cada uno es cada uno...¿no? (E: Exactamente, y los habrá que estén más cómodos, y digan: Bueno, a mi que me vaya cayendo..)

Si... y otros que siguen pensando... y es una detrás de otro y compañeros que conozco que siguen creyendo en el trabajo que están haciendo dentro de ese medio en el que están siguen dedicándose a su trabajo. (E: Si si, es lo que decimos. Está la gente más idealista y gente que se acomoda. Por decirlo de alguna manera muy resumida). Y hay gente idealista que se acomoda y gente acomodada que un día despierta y se hace idealista. (E: ¡Si si! hay de todo como en botica. Afortunadamente siempre quedará gente que luche. Por lo menos es lo que nosotros entendemos). Si si, efectivamente. Hay un montón de compañeros en España que a pesar de todo siguen haciendo un periodismo muy interesante, entonces yo no creo tanto en los medios en si, creo en los periodistas. Y ahí es tiene que estar el público que tiene que ser más inteligente que nunca en saber y eso también nos lo ha posibilitado Internet ¿no? Nos ha individualizado mucho y ya hay gente que no lee un periódico u otro, sino que lee a este periodista o a este otro porque se fía de él. (E: Exactamente, eso aun es una buena señal...) Efectivamente.
Nosotros por lo que vemos en tus historias a raíz de tus reportajes, tu eres de los que sale a buscar la historia, la verdad, o el momento. ¿Tú crees que llegará un momento en tu carrera en que sea la historia la que vaya a buscarte a ti?
Bueno, a veces me llaman y me dicen ¿Te interesa esto?. Resulta que a mi me puede mucho la curiosidad,¿no? Mi instinto es hacer las historias que me gustarían leer y no encuentro y digo, ¡las voy hacer yo! Mi instinto es intentar vivirlas entonces, a veces me he chocado con historias también, sin irlas a buscar. Haberme chocado con historias y he sido tan mediocre que no me he dado cuenta. Para construir una historia hace falta que se den cuenta de lo que es una historia, y yo muchas veces no he sido lo suficientemente sensible o no he tenido todo el talento para darme cuenta. Pero a mi me sigue interesando ir al encuentro de la gente, a mi lo que me puede de lo que me interesa de este trabajo, es escuchar y hablar con la gente. Hay gente que me pregunta: ¿Te engancha esto de la adrenalina? Haber... Yo de chiquito en mi pueblo nunca salía en las vaquillas y si me subo más de muchas plantas me da bastante vértigo y además soy bastante cageta... pero a veces asumo riesgos en las historias que creo, en las historias que hago... entonces paso por eso porque creo que tiene un sentido en cualquier caso intento minimizar los riesgos porque no me interesa sufrir riesgos lo que me interesa es llegar y hablar con esa gente. (E: Sí, de los riesgos hablaremos un poquito más adelante...)

Viendo todo el extenso trabajo que conforma Amazonas Clandestino, uno de los momentos que más nos impactó, y además te lo digo de verdad, fue ver con que facilidad y determinación cortaban árboles, árboles que decían que tenían 150 o 200 años, es que era una pasada... o otro instante, por ejemplo, fue ver como el Estado colombiano, para nuestra manera de ver un poco soslayada, utilizaban como una especie de peones o carne de cañón a civiles para descubrir minas. Eso para nosotros, de verdad, se nos hizo...

Erradicar plantas de cocas en zonas que están minadas. Sí, exactamente. Iban desenterrando plantas, pero es que claro, los mandaban a ellos, como decir, bueno... tira, y el que acierta, acertó. Se nos hizo un poco duro. Al igual que para nosotros se nos han hecho momentos difíciles, tú tienes que tener 100.000. Para ti, cuál de todos los reportajes que has rodado o en los que hayas estado... ¿cual fue tu momento más complicado, más difícil..? ¿De Amazonas Clandestino? (E:Sí.) (NDR: Ocurre un momento de dudas... grandes dudas para buscar un instante de difícil...)
Pues Quizá... mmm. Pues no sabría decírtelo. Quizás... Mira, Amazonas Clandestino es una serie en la que yo por fin, en mi carrera periodística he conseguido llegar a un punto que buscaba quizá sin saberlo, ¿no? Es ese punto donde el periodismo se toca un poco con con la Antropología, y quizá hasta con la Filosofía, ¿no? Donde va al encuentro del otro, y donde uno intenta ponerse en la piel del otro. Entonces para mi, lo más glorioso de la serie y lo más duro al mismo tiempo, es todos esos instantes que dar moral a los que uno llena de incertidumbre, mejor dicho, cuando no sabe que sentir ni pensar delante de todos esos personajes. Cuando puedes sentir amor y odio, y respeto y temor, y fascinación y todo al mismo tiempo. Con todo tipo de personajes, como dices como los sicarios, como los guerrilleros como cuando te puedes sentir tan cerca a ese al que llaman terrorista o asesino o ilegal...
a sido fascinante pues como llegar a muchos de esos personajes sentirse cerca y sentirse tan lejos y la repulsión y sentir ¿?, por ejemplo, eso que a descubierto tanto la ficción en esas series tan maravillosas que se están haciendo últimamente en televisión, o como el buen cine-H de toda la vida, ¿En abundar? en las matices de la naturaleza humana en esos días grises. Yo siempre he defendido que el periodismo es como el cine, si el bueno es muy bueno y el malo es muy malo, lo que es malo es la película, entonces la cuestión es esa. La cuestión es navegar en esos grises y eso asusta mucho. Asusta mucho. Asusta pensar cuando te sientas delante y tienes al narco o del sicario o de quien sea, y te gustaría salir ¿cubrir? una distancia frente a esa persona, hacia la experiencia de esa persona y decimos, bueno... somos especies diferentes yo nunca haría algo así. Y de repente te colocas frente a él y dices: bueno pues no lo sé, a lo mejor sí, o a lo mejor peor, ¿no? Entonces, asusta un montón. Entonces para mi eso es lo valioso y lo que da miedo al mismo tiempo, y lo duro y lo gigante. (E: Vamos que, resumiendo tu momento más difícil ha sido Amazonas Clandestino. Lo podríamos decir así.)

A la vez ha sido un sueño que yo tenía desde hace mucho tiempo, por la fascinación que yo he sentido toda la vida hacia la selva y hacia al Amazonas como territorio, a la curiosidad, cuando era ya más periodista de empezar a ver un montón de retales, de pequeñas noticias que aparecían aquí y allá y empezar a notar una cosa que pasa ahí y que parecían todas inconexas y que poniéndolas todas juntas, aparece una cosa que en la serie, que cada capítulo es distinto pero que existen unos hilos de conexión. Aquellos sitios donde el estado, los gobiernos, no hacen su función de trabajo, al final otro tipo de orden muchas veces perverso le sucede y la gente se termina buscando la vida. Y que allí en el Amazonas, en ese pulmón del mundo, a veces viendo los documentales tan interesantes de La2 que hay, parece que no vive nadie, solo hay bichillos..., pues ahí hay todo un mundo, y el destino de ese pulmón del mundo depende de lo que le pasa a la gente. (E: Exactamente... ) Y muy pocas veces se hace demasiado caso de la gente, ¿no? y te das cuenta de que hay una batalla desatada por los tesoros del Amazonas, brutal. Por esa madera, que decías tu, que tanto se cortaba, o incluso por la hoja de coca, que es otro de los tesoros que hay ahí. Desde luego pocas cosas generan tanto dinero, tanta muerte y tanto movimiento como el narcotráfico en el mundo y desde luego en el Amazonas. (E: La verdad es que da miedo, es tremendo.

Entonces podemos deducir que por ejemplo otra pregunta que quería hacerte es un poco más directa. Estar ante una gente, ante una cuadrilla de hombres con pistolas y que tienen una visión de la vida y de la muerte muy fina, tienen una barrera muy fina, les estás haciendo preguntas precisamente a que se dedican... ¿Tienes en mente, que puedes pasar algo digas una palabra mal dicha o haya un pequeño malentendido... ¿Qué te pasa por la cabeza en momento así? ¿Tú te has sentido en peligro realmente alguna vez? "Hostias, como diga cualquier cosa, la cago o estos, yo que sé, aquí estos me fusilan... ¿Te has sentido así? )

Pues mira... A lo mejor es un poco ¿dejado? por mi parte... las habilidades de las personas... Todos somos muy buenos en algo y muy malos para otras cosas ¿no? A mi por ejemplo se me dan mal las cosas pequeñas, los detalles de la vida, soy un desastre para muchas cosas. Quizás, porque no estoy buen seguro de eso, como periodista a veces la historia es en lugares pequeños, pues a mi se me da mal, sin embargo se me da bien estar en esas situaciones, ¿por qué? Pues porque se me da bien construir una empatía, se me da bien transmitir el interés genuino que siento con las personas. Entonces intento construir momentos, instantes, circunstancias en las que esas personas no sientan que yo soy una amenaza y que tampoco traigo amenazas conmigo. Es decir, que sé lo que está en juego, muchas veces cuando te vas a dar con un narco, el narco quiere saber que tu entiendes de que va la cosa. Ya me lo han dicho: "Mira... igual si tú no cumples con lo que me has dicho, me vas alzar la voz o lo que sea... igual no consigo llegar a ti, pero este muchacho local, esta persona que es de aquí, que es a través de quien has llegado, va a morir si tú no cumples con lo tuyo".

Entonces quiere saber que eso está en juego. Yo soy una persona que de alguna manera, se me dan bien manejar ese tipo de situaciones, eso no quiere decir que en un momento dado alguien levante una pistola y me pegue un tiro. Porque efectivamente eso es lo único que hace falta. Levantar la pistola que está hacia abajo, se sube hacia arriba, te pega un tiro y... claro que tengo respeto por esta situación y claro que paso mucho miedo muchas veces, pero se trata de seguir una serie de reglas que son claras. Es decir, no mientas nunca. Hay mucha gente que me preguntas: Oye, ¿y tu no les dices que eres periodista? .... ¡No! Yo les digo que soy periodista, es más para publicar por el canal tenemos que pedir permiso a todo el mundo para grabarles. En el Amazonas Clandestino que son una de las cosas que más me enorgullecen, no hay ni un solo plato robado, es decir, no grabamos con cámara oculta ni nada, hacemos una historia sobre guerrilleros, narcos, sicarios, buscadores de oro ilegales o lo que sea, que no tienen imágenes robadas. Yo les digo, es más les advierto qué les pueden pasar si salen. Incluso si alguien me dice: "Mire, a mi no me importa salir". ¿Estás seguro?... Jamás llegará aquí. Sí, Sí que puede llegar aquí. Siempre llega.

Hoy en día el mundo está globalizado. Intento de alguna manera ser consciente, intento ir con la verdad por delante. Si me preguntan, de qué va esto... Soy honesto, qué problemas me puede traer esto, ¿Por qué? Porque yo siempre trabajo con la filosofía, y es: Tengo que hacer las cosas de manera que pueda volver aquí. A estar con esta persona, no es mi trabajo joderle la vida a nadie. Ni siquiera que sea un narco, o lo que sea, yo soy una persona cuyo trabajo disfruta tanto como profesional que es no juzgar a nadie, sino escuchar. Y ya será el público quien juzgue, que tenga su opinión y es mi trabajo presentar a esas personas y tratar de escucharlas y tratar de entenderlas. No justificar lo que hacen, sino ¿defender? lo que hacen, no apoyar lo que hacen, pero intentar entenderlo. (E: Pues eso te honra, y me parece que hoy en día eso no es demasiado frecuente, vamos o por lo menos a mi manera de entender...)

Yo cuando hice lo de Amazonas Clandestino yo pensé este punto de vista quizás que estábamos haciendo dije: Esto no lo va a entender nadie... (NDR: Pensando en que no iban a comprender su manera de hacer y pensar) (E: Pues mira has topado con unos que también somos un poco de la antigua escuela.) (NDR: Con sarcasmo.)... Esto es muy gris, muy matizado... Sin embargo cuando te das cuenta de que hay un montón de gente que está cansada de que le cuenten las historias ya con la conclusión, es decir, que le digan lo que tienen que pensar y te agradece, que digamos un programa que normalmente trata de apelar su inteligencia... Mira yo, no es que tampoco sea objetivo, yo le voy a plantear mi punto de vista, es decir, yo salgo de aquí y tengo esta inquietud y ahora mismo salgo de aquí miles de prejuicios y estas son mis preconceptos y ahora llego aquí, vamos a enfrentarnos ¿?¿? subido a mi mochila y vamos a ver qué pasa. Y vamos a entender no un punto de vista objetivo *que ya existe*, desde el punto de vista de que yo voy a un sitio y no a otro, no veo la realidad, veo la irrealidad. Por eso voy a intentar ser justo, ecuánime, imparcial y sobre todo voy a tener una curiosidad genuina y respeto genuino hacia esas personas y hacia el ser humano. (E: Exactamente. Ya te digo que aquí la compañera y yo somos receptores de tal filosofía aunque no sea muy frecuente hoy en día.)
Tú después de todo lo que ha has podido ver, y sabiendo lo que te queda por ver, la pregunta es tópica y típica pero es que bueno, tengo que hacerla, ¿Tú crees que el ser humano tiene arreglo al día de hoy, a estas alturas?
Mira te voy a dar una respuesta, un poco, un poco paja mental mía pero es la que tengo. Mira, toda nuestra educación se basa en al respecto en un concepto absurdo de que el hombre es bueno por naturaleza y que son las circunstancias las que lo hacen malo o las que le desvían de ese camino. Mira, yo creo que eso, esencialmente, no es un mal concepto pero nos hace incapaces de entender la maldad del ser humano. Este tío de Germanwings, el accidente, coje el avión y se estrella y enseguida acudimos a términos como enfermedad, patología, para explicar... ¡Porque no sabemos explicar el mal! Porque entendemos que todo lo que no hace el bien es una enfermedad, porque de alguna manera es una explicación muy clara y muy entendible, pero también parece una desviación de la responsabilidad. Yo lo que aprendido en todo este tiempo, es que el hombre no es bueno por naturaleza, el hombre es libertad, el hombre es potencialidad, es bueno y es malo y todo al mismo tiempo, es decir, todos somos buenos y malos al mismo tiempo, son nuestras elecciones y también las circunstancias lo que nos va configurando y nos elegimos a cada segundo y nos elegimos cada momento con responsabilidad y atenuando y con nuestra personalidad seguramente se quedará atenuada por las circunstancias pero no somos buenos ni somos malos, somos todo a la vez.

Yo soy un hijoputa y soy una buena persona todo el tiempo y tengo mezquindades y tengo grandezas... Entonces, intentando responder a tu pregunta.. ¿Tiene arreglo? Todos tenemos arreglo, todo el tiempo y también nos condenamos todo el tiempo. El *conflicto* de Colombia por ejemplo, claro que tiene unas circunstancias y un contexto y unas raíces muy profundas pero también está hecho... y eso es lo que a veces se pierde el periodismo de la suma de un montón de traumas colectivos e individuales que terminen configurando el conflicto todos sumados, es decir, ese guerrillero que está en la FARC, es hijo de una circunstancia sí, pero es hijo de un trauma personal, muchos de ellos han sufrido violencia en propia carne y responden a esa violencia. Y de la forma en que responden a esa violencia se eligen todos los días, es decir, la responsabilidad sigue existiendo y nosotros somos responsables de esas elecciones pero por supuesto de cara a esas circunstancias que nos obligan, es decir... es lo que pasa en la serie, que vemos a ese minero ilegal y decimos: ¿Cómo te puedes estar cargando el Amazonas? Y luego escuchamos sus circunstancias personales y terminamos entendiendo y con esto lo que quiero decir es que podemos sintonizarnos con lo malo de las personas y podemos sintonizarnos con lo bueno y somos todo a la vez. Muchas veces me pregunta la gente por las guerras. El problemas está en el (NDR: Se corta) ¿por qué? hay guerras, porque pensamos que la guerra es algo que le pasa al ser humano, algo externo que viene a ti.

La guerra está en nosotros, la guerra está en cada uno de nosotros, la guerra está en el fondo del mar... empieza la gente de hablar, y a los tres comentarios... hijo de puta te voy a matar. Está en esa violencia que tenemos todos dentro. Y es esa complejidad del ser humano, donde tenemos que aceptarnos. Lo que pasa es que tenemos que aprender a amarnos, como especie, asumiendo eso. El problema es que parece que somos capaces de amar al ser humano... si decimos, "No, que es bueno. Es bueno, es bueno, pero las circunstancias..." ¡No! ¡es bueno ese hijo de puta y lo vamos a querer!
¿Me entiendes? Pero somos todos eso, toda esa complejidad y somos amables también en nuestra mezquindad, somos capaces de amar y que nos amen en nuestra mezquindad. ¡Somos un milagro! Somos algo fascinante. Si tu dijeses: ¿Por qué coño haces lo que haces David? ¡Porque me sale la naturaleza humana! La naturaleza humana se sublima y se lleva a los extremos y se hace más real muchas veces y más evidente, y menos tapada por la neblina de hipocresía o de apariencias, en esas circunstancias difíciles en las que yo normalmente trabajo. Allí lo que hay son chutes, de verdad, de las personas, ¿entiendes?. No hay sitio para la impostura, y por eso me atraen, ahí es como si pudieses ver más claramente muchas veces lo bueno y lo malo del ser humano. No me interesa solo lo bueno, me interesan las dos cosas pero con complejidad. (E: Evidentemente. No va una cosa con la otra. Así que no hace falta que nos arreglen, seguramente ¿no?) Nos hace falta que aprendamos convivir con nuestras, entre todos, con nuestra miseria. Eso es lo que nos hace falta, creo yo. (E: Lo complicado es eso, aprender. Es lo que más le cuesta al ser humano.)

Bueno... ya por último te iba hacer una pregunta que ya has respondido, pero bueno... te la pregunto igualmente. Tú vives momentos de acción, de peligros, viajes, conoces a todo tipo de gente, ¿a ti te crea adicción este tipo de vida, o te ves en algún momento ya de tu vida haciendo en un despacho un periodismo más convencional?
Mira a mi... lo que me crea adicción es lo que te digo, son las personas, no es el riesgo en si mismo, sino que cuando alguien, en unas circunstancias como las que suelen aparecer en Amazonas Clandestino te concede el privilegio de abrir su experiencia, su vida, en un momento en que esa existencia, esa vida puede estar incluso en peligro o puede acabar y decide compartir contigo esa convivencia es una transmisión de una intensidad tan grande, de una verdad tan grande, es tan intenso, es tan droga dura, que eso es lo que a mi me puede tratar de entender, tratar de escuchar, tratar de pensar, tratar de ponerme en sus zapatos, vivir como vivías todas esas vidas que no viviré. Ponerme en la piel de todas esas personas durante un ratico y tratar de convertirlos en experiencia y apreciarlas.. respetarlas, hacerles justicia. Eso es lo que a mi me engancha. Si me veo haciendo cosas, pues sí. Claro que me veo haciendo otras cosas. ¡Tocarme las narices! Me gustaría más a menudo... porque llevo un tute enorme, me gustaría sentarme al fueguico y con un pachardete... porque llevo dos años que no tengo vida pero pago el precio con gusto porque el periodismo para mi la manera es (NDR: momento de cortes...) la manera de mirar al mundo, de escuchar al mundo, de pensar en el mundo, es mi forma de estar cerca de lo que más me fascina que es la naturaleza humana. Yo miro alrededor y digo: ¡Ostras tu, qué bichos más interesantes que somos! (E: Y que montón de cosas que no se comprenden ¿verdad? es lo único que hay que comprender, el montón de cosas que no se comprenden, porque hacemos tantas cosas...)

Pues eso me sigue provocando una curiosidad enorme ¿no? y ya te digo, me siento un privilegiado porque tengo la posibilidad de vivir muchas vidas, como decía Sabina: "Pues pongámonos un ratico en la piel de esas personas que su experiencia..." Es que no se me ocurre... al menos para mi, tal y como soy yo, mi naturaleza y mis taras y mis traumas, y mis historias y mis mediocridades es lo que más... o sea es la forma que encontrado yo, más clara de estar en el mundo. Mi forma, (NDR: frase un poco difícil de escuchar) no una forma que sea transferible... No sé si con 90 años seguiré diciendo: ¡Aquí estamos y tal, y detrás mía..! No creo, estaré haciendo otras cosas, pero bueno, tampoco pienso mucho.. (E: ¡Mientras el cuerpo aguante!) Me contento con contar esas historias...

Como sabemos que eres un tío ocupado y dices que has tenido bastante jaleo durante estos dos años, pues ya te vamos a dejar tranquilo. En nombre de Tania, que es mi compañera y yo, y el mío... pues te damos las gracias, ha sido muy interesante.
¡Nada! A vosotros, por vuestro interés... (E: Esperamos no haberte aburrido en nuestro escaso lenguaje periodístico... ) ¡Para nada! Yo siempre agradecido, de verdad, os lo digo sinceramente, intento hablar con la gente en lo que buenamente podemos hacer y que sigáis viéndonos y que os siga interesando en lo que ocurra en la próxima temporada... (E: ¿¡Tienes alguna exclusivilla que darnos? algún adelanto...¡Te juro que no lo publicamos!) Pues ahora estamos sacando sobre una serie sobre una unidad de élite de incendios forestales en Andalucía, gente normal, que para mi son héroes, se dedican a intentar salvar pues lo que nos queda de naturaleza, que no es mucho... y próximamente sacaremos algunos capítulos en Discovery y luego seguiremos en la siguiente temporada haciendo historias parecidas de Amazonas Clandestino pero que no sea en el Amazonas sino por el resto del mundo y contando historias de los otros lados de la realidad. ¡Cruzando la línea! Como Old the Line...
(E: Pues nada... lo dicho, te dejamos descansar ya, que tengas tu día libre, no sé si tienes todavía mucho curro o no...) ¡Buh! ¡Tengo aquí todavía un montón! (E: Pues nada, te dejamos tranquilo)

¡No hay peor esclavizador que uno mismo!


93 Metros
Facebook: 93 Metros
Facebook David Beriain
Twitter












Reportaje realizado por José Luis // Julio 2014

Bien podríamos comenzar este reportaje alabando la exclusividad del artista que nos acontece, pero sería perder el respeto a todo aquel que merezca ser tratado bajo el prisma que refleja la palabra artista, que realmente no son tantos. Todos y cada uno de esos entes libres a los que podemos llamar, como decíamos anteriormente, artistas, tienen el privilegio de ser únicos, y por tanto exclusivos, cada uno en la materia en la que se desenvuelva. Otra cosa es el talento que desarrollen, eso sí puede cuantificarse, o mejor dicho, valorarse, y siempre contemplando que quizá nuestro talento para describir lo que vemos, no sea el suficiente como para equiparar nuestras explicaciones, opiniones o conceptos a la magnificencia del trabajo sobre el que vamos a escribir. Y dado que escribir es lo que creemos que se nos da bien, vamos a intentar darle a este poeta del lienzo lo que más merece: El conocimiento de su obra a todo aquel que tenga a bien leer estas páginas.

Pep Jaumandreu, nombre del artífice de los cuadros que hoy protagonizan nuestros comentarios, nació en la barcelonesa localidad de Manresa, y siendo todavía un retoño, su interés por el dibujo tomó protagonismo en su vida, en gran parte por la influencia de su padre. Como él mismo explica: “En casa siempre hemos tenido contacto con el arte, ya lo llevamos en los genes. Mi padre, mi hermano, yo, y ahora mi hija. Pero si es verdad que de pequeño siempre veía a mi padre, trabajando en alguna artesanía, dibujando, grabando alguna pieza de acero, como su trabajo era de la rama del metal siempre tenía retales por casa que después convertía en un anillo, un medallón, etc.” Con semejante ambiente, propicio sin duda para que el talento aflore, no era de extrañar que Pep acabara, afortunadamente, instalándose en el mundo del arte pictórico, pero eso tardaría algún tiempo, el suficiente como para que surgiera otra faceta que tomaría protagonismo en su vida durante bastantes años: La música. Como batería fue fundador de unos primeros TAKIKARDIA, caldo de cultivo del cual surgió HAPPY FUNERAL. Su siguiente banda llevaba por nombre INSANITY MIND, quizá el proyecto más relevante de toda su carrera musical. Los siguientes años los mantuvo ocupados entre CHANNELING, proyecto de metal gótico que si dio la sensación de haber cuajado de forma más seria y GRÜNNEVAL, este último efímero y menos protagonista en su carrera que los demás, proyecto que, si no estamos equivocados, significó su salida del mundo musical, en lo que ha actividad con bandas y todo lo que conlleva se refiere. El final de una actividad, como el caso que nos ocupa, para muchos significa convertirse en alguien más “normal y correcto”, pero no para el protagonista de este reportaje. Para Pep solo fue descubrir esa faceta que tenía guardada a modo de As en la manga, y es que quizá no todo pueda expresarse por medio de la música. Existen personas que deben sacar lo que llevan dentro de una manera u otra, y cuando una puerta se cierra, por el motivo que sea, entonces se abre otra, o la abren ellos mismos, o se la inventan. Y como decíamos antes, después de unos años pintando de notas musicales la escena barcelonesa, Pep decidió pintar de una forma menos metafórica, pero no exenta de un sello propio. Sinceramente no queremos entrar en materias técnicas, ni de materiales empleados, ni de influencias, ni de nada que no sea el interior de este artista.

Del mismo modo que muchos géneros protagonizaron su andadura musical, muchos son los conceptos que podrían describir sus cuadros, o dicho de otra manera, tantos como obras ha creado. Cada cuadro, cada trazo, cada símbolo o motivo plasmado en sus lienzos, tiene algo diferente, muy diferente entre sí, y a la vez, todo está conectado de una forma natural. “Si es cierto que cada cuadro tiene su interpretación, pero en su conjunto le rodea un halo de misterio, esoterismo... no lo sé… me lo dice mucha gente que las obras llevan mi sello.” Y es que no es menos cierto lo que nos comenta el propio artista que las sensaciones que se destilan de sus cuadros. Pongamos como ejemplo la obra que adorna la página principal de nuestro blog, “Solitude”, donde una forma enjuta, encorvada, oculta entre suaves sombras y colores, difuminada por su propia, podríamos decir timidez, advierte una pequeña dosis de vergüenza, la que sentiría alguien que espera al otro lado de una puerta y percibe, con tristeza, que nadie le invita a pasar, porque realmente no encaja en ningún sitio. Podríamos decir también que esa figura es alguien inteligente, y es él quien no se atreve a pasar, viendo lo que existe al otro lado. Una cruel realidad de personas en fila, de idiotas convencidos de que están viviendo algo. La realidad de un mundo que paradójicamente hemos construido nosotros mismos, un mundo que no nos invita a vivir, solo nos deja diseñar y esperar nuestra muerte. No todo es desesperanza, títulos como “Azul” nos muestran como el sol aún puede iluminar un hermoso e imaginario mar, visto desde el fondo. ¿Será casualidad, que aunque lo estemos destrozando, el ser humano no vive en él, de forma permanente, y por eso perdura la belleza en su profundidad abisal? No, no es casualidad, Pep sabe bien qué mensaje nos quiere dar, o por lo menos el que nosotros hemos entendido. Viajes a donde no existe retorno, o a donde no exista ni siquiera motivo para ir, solo para perderse, bestias que nos miran amenazadoramente o sexo oculto bajo difusas y arrastradas pinceladas, gruesas como el calor de los cuerpos envueltos bajo el manto de su propio deseo. “Dicen que soy artista multidisciplinar, pero yo me considero un creador, un creador conectado con esos mundos.”

Nos va a permitir este artista una pequeña corrección sobre su comentario: Crear es bueno, si, y quizá ya bastante en este mundo tan vacío de creatividad, pero nuestro invitado hace algo más… con cada cuadro, con cada obra, aparte de hacer manar el arte a borbotones, nos regala, sin darse cuenta, un lápiz y un papel para que anotemos como despierta nuestra imaginación. Sus últimos trabajos así lo demuestran, enseñando a su vez una evolución natural en toda su imaginería, incluyendo aspectos técnicos, como en “Eternal”, donde un rostro pétreo asoma su faz entre las arrugas de la existencia, con melancolía, como si le doliera nacer en este mundo infecto. “Vortex” es su última creación, y como si de un final al recorrido por su mundo se tratase, como si toda su obra estuviera en el fondo de ese abismo inmenso, nos invita a arrojarnos para contemplarla, aunque si lo pensamos bien, no le hace falta invitarnos, pues ya hace tiempo que caímos. ¿O quizá nos tiramos?.

Web
Facebook
Mail: pepusster@gmail.com








Entrevista realizada por Tania // Junio 2014

Un mundo desconocido para la gran mayoría, un terreno espectacular y artístico para otros. El Ying y el Yang de la llamada cultura floral. Flores, plantas y árboles… Alambres, madera, lazos, plástico, pintura o todo con lo que tu mente crea que puede llegar a trabajar. ¿Pero estás preparado para ello? En este apartado del Fanzine, llamado Cultura, queremos dar a conocer en esta ocasión a una persona la cual da su día a día al mundo descrito líneas arriba. Una mujer que elabora arte con la mente y lo hace realidad con el cuerpo. Muchos no sabréis quién es, a otros os suene o quien esté dentro del mundo floral sepa quién Rosa Valls.


Cuando realizamos una entrevista a una banda, y en esta ocasión a ti, nos gusta saber la historia que hay tras el comienzo; antes de la idea de iniciar su propio camino. Podemos prever que muchos floristas ya vienen de una “familia floral”, u otros se han creado ellos mismos desde cero en el mundo… Rosa, ¿Qué nos puedes contar del prólogo de tu “libro”?
-Como tú dices en tus primeras palabras personalmente vengo de familia floral pero no por ello inicialmente iba a coger este camino. Mi madre empezó hace 40 años abriendo una floristería en Molins de Rei y creo que fue de las primeras personas que fue a estudiar en otras floristerías antes de abrir el suyo propio yo en esos momentos tenía 11 años y durante mucho tiempo decía que no sería florista, todos mis amigos jugaban en la calle y yo si no terminaba de vender la cesta de claveles no podía ir… creo que ese era mi gran problema, cosas de críos.

A la edad de 17 años yo era más de manualidades, no de letras, se realizó un curso de floristería de pocos días… eso si que era algo nuevo e interesante, no simplemente vender claveles. Fue mi primera experiencia educativa en el mundo de arte floral, y desde entonces estoy inmersa en este mundo del arte floral conjuntamente con ir descubriendo materiales formas texturas elementos todo aquello que pueda ir conectado con las flores y el mundo vegetal.

Enlazándonos con la pregunta anterior, y ahora centrándonos en lo ya escrito de tus inicios, antes de ser oficialmente florista, y si bien hemos supuesto líneas arriba que vienes con raíces, o partiendo desde cero; Cuál fue el instante en que decidiste seguir el camino, estudiar, formarte, crearte y llegar a ser lo que eres ahora, una gran artista en este ámbito… ¿Cómo ocurrió todo?
-Recuerdo mis inicios en la floristería ayudando a mi madre a limpiar las flores, al poco tiempo iniciarme a estudiar y a partir de ese momento todo ir muy deprisa, mis ansias de aprender eran incesantes estudié en tres escuelas diferentes en poco tiempo en algún momento dos al mismo tiempo, una de ellas era dos semanas en el extranjero cada año, tenía poco más de 18 años, suerte que tenía compañeros mayores que yo que me hacían de hermanos mayores. A los 25 años ya era profesora de Arte Floral mis alumnos eran mayores de edad que yo. Con el tiempo me fui a trabajar a varios países como, Finlandia, Alemania, Italia, Inglaterra y en otros países a cursos de temáticas diferentes a contrastar información.

-Recuerdo que siempre colaborábamos con una escuela para el fin de curso con plantas en el escenario y alguna flor para los profesores. Un año nos explicaron que venía una persona entendida en plantas y que era miembro honorífico de la escuela Padre Mañanet. Si nos parecía bien mientras él hablaba nosotros podríamos hacer demostración floral, de esta manera conocimos al Padre Mundina, él era en aquella época una persona conocida en los medios de comunicación por su “amor a las flores” A nivel internacional fue en Italia en un encuentro de floristas italio-españoles, en una feria.

Ahora vayámonos a algo que nos interesa, ya que ocurre tanto en el mundo de la floristería como en el mundo musical. La “Cultura floral” en este país. ¿Qué es lo que ocurre en España? Sin tapujos, ¿por qué tanta ignorancia con el arte de las flores? ¿Qué es lo que se necesita para llegar a las casas de las personas, familias, solteros, parejas o aquella gente que desconozca lo que es el trabajo del florista, o más específicamente, obtener la cultura de una flor en casa? Tú qué piensas ante esto. -En este país tenemos una parte muy buena en el mundo de las flores que es nuestro clima, en cualquier momento del año podemos ir a la montaña o nuestra propia casa que siempre podremos encontrar una flor. En los países del norte de Europa esto no es posible por el clima frío, por este motivo siempre que pueden llevan un trozo de naturaleza dentro de sus casas, esta es una de las razones y la segunda es que allí está muy separado lo que es una venta de flores que la puedes encontrar en los supermercados, grandes almacenes que los precios están muy bajos a cuando tu quieres una flor bien presentada que entonces vas a una floristería.

Sigamos con el desconocimiento. Hablemos de los “tópicos” que existen. La gente de hoy en día y de antes, cree que ser florista es sólo vender flores dentro de un jarrón y la ineptitud que les corrompe no deja ver que tras un mostrador existen las horas y el sudor del día a día de un trabajador que crea maravillas. Qué nos puedes decir.
-Tenemos un hándicap muy grande, es que la gente reconozco que ser florista es un oficio y que como tal necesita de sus horas de estudio y práctica como cualquier oficio.

Una pregunta bastante sencilla o eso creemos...: ¿Tienes alguna lista de grandes floristas? -Realmente mi lista es bastante amplia, todo dependerá de que temática quieras realizar tu investigación floral, pero si la lista la tuviera que reducir a una persona seria para Pol Wegener fue el maestro de los maestros, el abrió la mentalidad de que las flores son cada una de ellas únicas y seres con vida y pueden expresar miles de sensaciones.

“La botánica es como el abecedario para un poeta”; esta frase, sino me equivoco (y ya hablo en singular por la parte que me toca), la comentaste el primer día de clase del curso del año pasado. Y sinceramente, con lo cercana que es la poesía en mi vida, me marcó y se quedó grabada en mi memoria. Nos gustaría que explicaras a los lectores la importancia de la botánica. Qué es. Cuán necesaria es y los conocimientos que nos aporta...
-Cuando hablamos de botánica nos estamos refiriendo al nombre de las plantas. Pero para poder hablar todo el mundo igual existen unos nombres en latín que pueden hacer referencia a la forma de sus hojas o quién la descubrió o el sitio donde se encontró por primera vez… son nombre iguales en todos los países, así nos podemos entender todos los estudiosos de la naturaleza sean floristas, jardineros, paisajistas..

El arte lo podemos encontrar en cualquier lugar, mientras seamos capaces de crearlo donde lo vimos. Otras veces se lleva dentro y no es necesario buscar. ¿Qué es el arte en la floristería?
-En mismo concepto que en otras disciplinas, el poder crear un trabajo donde expresar emociones, sensaciones… el único cambio que hay es con el material que te expresas.

¿Es igual de reconocida la reputación de los floristas catalanes, como cuando se habla de otros ambientes; desde un escritor a un deportista?
-Sí, tenemos muy buenos floristas a nivel de Catalunya, de siempre ha habido un interés por lo que pasa fuera de nuestras fronteras y al mismo tiempo en estos momento hay un buen grupo de ellos con proyección internacional.

Haciendo una comparación entre dos tipos de florista: ¿Es más complicada la vida del florista en el día a día en una tienda, o el florista encargado de realizar eventos en cualquier lugar, con todo lo que sabemos que conlleva?
-Son dos formas de trabajo diferentes, en la primera tú tienes que tener una organización anterior a que el cliente entre en tu tienda y en la de eventos primero tienes que vender la idea al cliente para después hacer el trabajo floral. Las dos son complicadas al estar trabajando con material muy perecedero.

Nos imaginamos que en las primeras preguntas, posiblemente nos hayas hablado de tu escuela. Pero en la cuestión donde nos encontramos quisiéramos profundizar un poco más. ¿Qué decisiones fueron las que te provocaron crear tu propia escuela? ¿Cómo es el papel de ser la directora, de tener que maquinar miles de ideas, de trabajos, de cursos, de salidas o eventos propios como ajenos...?
-En la profesión llevo más de 35 años, de profesora 25, estuve mis primeros quince años como profesora en otra escuela, pero como todo el mundo llega un momento que tienes la ilusión de volar libremente, recuerdas a quien te enseñó pero debes tomar tu propia dirección y si esto conlleva a tener que dirigir tu propia escuela vas creando un estilo más personal a tus enseñanzas y el organizar eventos, concursos y demostraciones es la chispa que te hacer mover siempre el motor, soy de esta manera.

Última pregunta, y un tanto peculiar. Hablando de la economía en el estudio “artístico floral”, ya que sabemos que el mundo floral no es barato... hay gente que tiene la oportunidad de estudiar en escuelas como cursos, y otros no tienen esa suerte. Aun sabiendo que posiblemente, se pierdan grandes floristas. ¿No crees que sería bueno que existiera alguna beca dedicada al mundo artístico, en este caso al floral?
-Esto mismo lo pensé yo cuando empecé mis estudios, hace años, y empecé a buscar becas a día de hoy aun estoy buscando becas para mis alumnos, y es muy difícil porque no estamos en las prioridades de ningún sector y nuestro propio sector está pasando por muchas dificultades. Por este motivo se están realizando cursos subvencionados por el Soc o Sepes, ya que faltan especialistas en nuestro sector pero los estudios son elevados a consecuencia del gran material floral que se tiene que utilizar para los estudios.

Espero que a los lectores les haya servido para bien, a raíz de estas respuestas, el conocer un poco más lo que es el oficio de la floristería a través de una de las más reconocidas de este país. Muchas gracias Rosa.

Web
Twitter
Facebook
Formación online







Blog de Barcelona (Spain)
Contacta con nosotros
a través de este correo.
Contact:
viking__blood@hotmail.com

Siguenos en Facebook Síguenos en Bandcamp
Siguenos en Instagram Síguenos en Soundcloud Síguenos en Tumblr Google+








Nos adentramos en diferentes ramas:
SECCIÓN CULTURA





Idas y venidas de la mente:
SECCIÓN DE PENSAMIENTOS










NUESTRO OTRO PROYECTO