Entrevista IX

Entrevista a Nahrayan

ORIGEN:
Alicante
FECHA DE PUBLICACIÓN:
Junio 2012
Web de la banda:
Nahrayan

Entrevista realizada por Tania

Desde Alicante, una banda con la capacidad de transmitir una atmósfera decadente en sus trabajos... Su música es el bullicio de la desesperación. Una mezcla de Doom/Sludge atmosférico. Nahrayan, da un toque personal a cada uno de sus discos... nos hemos puesto en contacto con ellos para saber que nos cuentan.


Primero de todo, muchísimas gracias por contestarme esta entrevista. ¿Qué me podéis contar de los principios de Nahrayan? Cual fue la idea principal de crear una banda de este estilo.
Julián: Gracias a ti Tania por tu interés. Todo empezó como cualquier grupo de amigos que quiere hacer la música que les gusta escuchar, no empezamos con una idea predefinida de vamos a hacer este estilo o este otro, los tres que éramos: Juanjo (bajo), Miguel (batería) y yo (guitarra) siempre hemos escuchado mucha música y era difícil decidir la dirección en la que iríamos, supongo que fue algo natural, ya que sí sabíamos que lo que queríamos hacer era algo oscuro, depresivo y mezclando todo lo que nos atraía musicalmente. Podríamos decir que Katatonia, Neurosis, Anathema, Breach, The Gathering, Zao y algunas bandas más eran las principales influencias en las que convergíamos los tres.

Miguel: Gracias a vosotros por el interés! En cuanto al principio de la banda no dista mucho de lo típico, como comenta Julián. Lo del estilo si que creo que fue más curioso. Como comenta Julián, sabíamos que queríamos hacer un estilo más bien tirando a lo oscuro, pero en ningún momento hablamos de formar un grupo de doom. De hecho las primeras conversaciones que mantuvimos Julián y yo hacían referencia a estilos mucho más rápidos y extremos, pero al final salió lo que llevábamos dentro. Además, ni siquiera las versiones que empezamos a tocar, para hacernos a nuestros instrumentos, tenían nada que ver con lo que acabamos componiendo...pero también es cierto que por esa época ya estábamos metidos de pleno en escuchas de bandas más orientadas hacia el doom, el post y similares, como las que comentaba Julián y evidentemente se nos quedaron esos estilos como influencias principales. A la hora de componer nos dimos cuenta de que la música más lenta, melancólica y opresiva era lo que nos salía de manera más natural y con más facilidad.

“Nahrayan” ¿Qué significado tiene para vosotros? ¿Qué es lo que principalmente habéis querido plasmar en vuestra música?
Miguel: Cuando empezamos a tocar, ni siquiera teníamos ese nombre. Lo pusimos justo después de hacer nuestra primera demo (dos años más tarde de empezar a tocar juntos). En un primer momento sólo era un nombre que nos gustaba, de entre una lista que hicimos para bautizarnos. Con el paso de los años adquirió identidad propia y un significado, creo que en este caso muy honesto, que no es más que hacer la música que nos gustaba a nosotros. Hacer lo que sentíamos en cada momento, sin pensar en si iba a gustar a la gente, cosa que nunca nos importó. Sobre todo se trataba de plasmar las emociones que teníamos dentro, a modo de terapia, sacar lo más oscuro y melancólico que teníamos y expresarlo de manera artística, y a ser posible, de la manera más fiel que pudiéramos, a nuestros sentimientos y a nuestra manera de ver las cosas.

Julián: En mi caso siempre ha sido una necesidad, sobretodo una lucha de contrarios que siempre he sentido dentro y me ha atraído, crear pasajes bonitos para luego hundirlos en el fango, el bien y el mal, la vida y la muerte, la luz y la oscuridad, en definitiva la dualidad de todo lo que existe para mantenerte en orden con el mundo y en equilibrio.

Tras una demo en 2002, al año siguiente lanzáis vuestro álbum debut: Searching Perfect Dreams. Contadnos un poco la experiencia y el resultado final de este disco.
Miguel: La demo del 2002 la consideramos en realidad nuestro primer disco, pero...aunque habían muy buenas ideas en las canciones que estaban incluidas en él, lo grabamos sin experiencia, el sonido no era el esperado tampoco y es por eso que decidimos grabar tan pronto el siguiente. Con Searching Perfect Dreams habíamos ganado experiencia en poco tiempo y las composiciones eran algo más sólidas que en nuestro primer trabajo. También a nivel de ejecución como músicos, mejoramos en ese año, así como quien ejerció de ingeniero de sonido, que también tenía más experiencia que los chicos del estudio donde grabamos el primer cd. En aquel momento (2,003) estábamos muy contentos con el resultado y la gente lo acogió muy bien, pero con el paso de los años y la madurez musical conseguida, pensamos que a nivel de sonido y ejecución deja mucho que desear. Yo especialmente le tengo mucho cariño a esa época y creo que teníamos muy buenas ideas a nivel de composición, pero definitivamente, ahora lo veo como que éramos demasiado inexpertos y nos arriesgábamos demasiado componiendo para el nivel musical que teníamos en aquel entonces.

Julián: En realidad también fue una especie de demo/maqueta grabada en el local, con la ayuda de Rubén (un ingeniero de sonido de Santander, que estaba aquí, creo recordar que estudiando) a los mandos, con mejor sonido pero sin llegar a conseguir lo que pretendíamos, nunca tuvimos los medios ni la idea suficiente para conseguir plasmar en una grabación todo lo que nos hubiera gustado.

En el tema de lo conciertos... ¿Cómo fueron para la presentación de vuestro CD? ¿Fue recibido como se merecía...?
Miguel: Después de la demo en el 2002 hicimos ya unos cuantos conciertos y la acogida fue muy buena. Con Searching Perfect Dreams fue aún mejor, aunque algo agridulce. Fue la época en la que más conciertos hicimos como banda y teniendo en cuenta que tocábamos doom/death y cosas por el estilo en un momento en el que era el nu-metal lo que triunfaba, la acogida en realidad fue muy buena.

Julián: Sí, en aquella época hicimos bastantes conciertos, lo pasábamos bien y conocimos gente de puta madre, pero en mi caso casi nunca acababa con la sensación de haber hecho un buen directo, de hecho la mayoría siempre me han parecido una mierda salvo una o dos excepciones.

Miguel: Definitivamente, fue agridulce, ya empezábamos a sufrir el calvario de los cambios de formación, sobre todo a nivel de voz y segunda guitarra y aunque tuviéramos una base sólida, esos cambios no hacían más que desestabilizarnos y crear incertidumbre. Fue una época muy bonita, pero demasiado inestable.

Creo que saber que habéis tenido bastantes cambios de formación. ¿No tenía ninguno la esencia que buscaba Nahrayan?
Julián: Creo que nunca nadie se llegó a comprometer como lo hicimos Miguel y yo, y esto para mí es lo más importante, no al nivel de: “toco en una banda, voy al local a ensayar, luego hago algún concierto y me lo paso bien” , sino al nivel de la necesidad de hacer música como forma de expresión, en mi caso ni siquiera me hace especial ilusión hacer directos porque la mayoría de las veces suena mal por las salas de mierda o “técnicos” incompetentes, no es que no me guste, pero son pocas las veces que disfruto porque sé que se está escuchando bien lo que estamos haciendo, y más en esta música que está llena de matices.

Miguel: Hubieron muchos cambios a partir de 2004. Primero nos quedamos sin guitarra rítmica y teclados, y fuimos dando tumbos tratando de solucionar eso y finalmente nuestro primer cantante se marchó. Pienso que...éramos jóvenes y no siempre, cuando eres más joven, tus prioridades son las mismas que las de tus amigos y/o compañeros de banda. A partir de Searching Perfect Dreams, queríamos tomarnos el grupo más en serio y hacer las cosas bien, pero por unas cosas o por otras no siempre todo el mundo pensaba igual o simplemente, por motivos ajenos a su voluntad, no podía cumplir con lo que suponía y supone normalmente estar en un grupo. Básicamente fue eso. Además, todo empezó a volverse frustrante y no siempre había el buen ambiente del principio. Fue entrando más gente a la banda, y hasta 2006 estuvimos en activo, pero siempre teníamos los mismos problemas...falta de implicación y determinación, ganas de currar para hacer las cosas bien, etc...viendo que la historia se repetía y que además empezó a afectarnos incluso a nivel personal y eso nos afectó a la hora de hacer directos con garantías, decidimos dejarlo finalmente.

Tras cuatro largos años, en 2007 sale a la luz un grandioso EP compuesto por tres canciones. Pero es grabado meses después de la decisión de disolver la banda. Qué motivos fueron para tomar la decisión de decir “adiós” a lo que era una banda con un futuro muy prometedor...
Miguel: Los motivos más... “tangibles” o por así decirlo “ reales” o “fáciles de entender”, fueron sobre todo los cambios de formación y la falta de implicación y que eso nos llegara a afectar a la hora de hacer cosas como pensábamos que las debíamos hacer. Hacíamos una música compleja, que exige mucha implicación, dominar bien tu instrumento y tener muy buen feeling musical y personal con tus compañeros de banda. Eso empezó a no pasar y sobre todo, Julián y yo, que éramos quienes solíamos llevar todo el peso del grupo, empezamos a ver las cosas muy negras.

Julián: Frustración, el quiero y no puedo continuo, el agotamiento de luchar por algo que nunca iba a ser como pretendíamos. Por aquel entonces empecé a tocar en otra banda (The Hidden Project) en la que no tenía nada más que hacer que ir al local y tocar, cada uno sabía que era lo que tenía que hacer, sin tener que tirar de ningún carro, íbamos todos en una misma dirección y con, más o menos, una misma intención. Con Nahrayan era tal el desgaste de ver que nada salía bien que decidí comentarle a Miguel que no quería continuar antes del último concierto que hicimos en Valencia, que curiosamente fue uno de los mejores que hicimos en toda la historia de Nahrayan, sin el cantante que se fastidió la garganta el día anterior en un concierto desastroso en Guardamar.

Miguel: La gota que colmó el vaso fueron los últimos directos, sin duda alguna. Estábamos empezando a fallar mucho como banda de directo, el esfuerzo no se veía recompensado porque el tocar en directo era decepcionante ya que no todos cumplían y el conjunto se veía muy afectado. Como dice Julián, decidimos finalmente dejarlo antes del último concierto en Valencia, en el que para colmo, la sensación fue justo la contraria que teníamos hasta entonces, ya que nos salió un concierto instrumental de los que pocas veces en la vida te salen. Y en cuanto al ep, como dices, salió después de disolver la banda, pero fue una especie de despedida para nosotros mismos y para quien pudiera escucharnos por aquel entonces. Se grabó en directo (añadiendo alguna pista después) y sin ninguna expectativa, además ni siquiera entramos al estudio realmente preparados, fuimos un poco a ver que salía, porque ni siquiera grabamos toda la banda al completo, ya que después de hablar de hacer esa grabación, hubo gente que ni siquiera vino a ensayar. Lo curioso es que tuvo una repercusión más grande de lo que podíamos esperar a nivel de la gente que seguía ese tipo de música y sobre todo a nivel de crítica. Es curioso, porque los dos discos póstumos de Nahrayan, han tenido una acogida de crítica y público realmente excelente.

Después de casi 6 años de ausencia, dos de vosotros (Julián y Miguel) decidís re-grabar siete temas alguno de ellos inéditos. Llevando como titulo: “The beginning of The End·The End of the beginning”. Está en edición vinilo la cual tenéis un gran número de sellos interesados en él, y la edición en CD a cargo del sello catalán “Les Fleurs du Mal”. Contadme como ha sido el proceso de volver a tocar por Nahrayan y lanzar un trabajo de esta magnitud.
Julián: Todo surgió tomando una cerveza y comentando con Miguel que el tema Nahrayan siempre terminó de una manera realmente frustrante, con la espina clavada de que algo que podría haber sido muy bueno terminaba siendo algo mediocre, y ahora teníamos los medios de cerrar esa herida regrabando algunos temas que a nosotros nos parecen los mejores y más representativos. Ahora tengo un homestudio con el que me defiendo y con el que sabía que lo que fuéramos a hacer ahora Miguel y yo sería justo lo que queríamos plasmar, y así poder dejar morir a Nahrayan como se merecía, con una grabación no tan mediocre.

Miguel: En realidad, ni volvimos a tocar juntos como grupo. El proceso básicamente fue...elegir los temas, Julián grabar en su casa las guías y yo en casa aprendérmelas. Ni siquiera ensayamos o algo así. Yo me metí al estudio a grabar las canciones y había algunas de ellas que era la primera vez que las tocaba después de 5 o 6 años o incluso más...Una vez grabadas las baterías, Julián iba grabando en casa el resto de instrumentos en su homestudio, mientras yo escribía el concepto lírico del disco e iba escribiendo las primeras letras, que luego completó Julián, escribiendo él también otras cuantas letras. Fue un proceso lento, pero hicimos todo como se debía hacer. Es muy importante tener las cosas claras para hacerlas bien y ser coherentes con el resultado final. Hay mucho trabajo, muchísimas horas por parte de Julián en su homestudio y mucha comida de cabeza y trabajo para ordenar las canciones, darles la intención que queríamos para hacer un disco conceptual, y precisamente, escribir ese concepto partiendo de la base del fin de Nahrayan, de cosas cotidianas y darle un significado metafórico en conjunto a la idea del fin del mundo, de la raza humana y de la muerte del Sol, que es de lo que las letras hablan en realidad. Y luego vino el tema sellos. Aún está pendiente la edición en vinilo, por cuestiones económicas, pero la edición en cd ha funcionado muy bien por lo que nos ha contado Fredi de Les Fleurs du Mal (la edición es una pasada) y ha tenido ventas, no sólo en España, sino a nivel europeo y hasta incluso latinoamericano.

Creo saber que Miguel, tiene otra banda llamada: The Sand Collector, muy stonera. Cosa que a mi me encanta el Stoner...(ya que estoy lo digo...) y Julián está en la banda de Death metal: “Muerte por mil cortes”. ¿Qué me contáis de ellas dos?
Julián: En The Sand Collector tocamos los dos Miguel y yo, y empezó de forma paralela a Nahrayan, allá por el 2003 creo, también como vía de escape a Nahrayan, con la idea de tocar cosas más ligeras, con estructuras de canciones menos enrevesadas, más simples, menos calentamientos de cabeza, por pasarlo bien más que nada y el stoner es algo que siempre nos ha gustado mucho. Más tarde decidimos buscar más gente para terminar de darle forma y ahora mismo estamos en época de cambios.

Miguel: Exacto, tocamos los dos juntos y ya cuando estábamos en Nahrayan teníamos ideas para ese grupo. Como dice Julián, era una vía de escape, una manera de hacer una música algo más...”divertida” Lo curioso de The Sand Collector es que algo que empezó sin ninguna pretensión, acabó por convertirse en nuestro grupo con más “salida” por así decirlo. Nada más sacar nuestra primera demo nos fichó Radix Records y las cosas han funcionado muy bien. Desde luego, nuestro disco ha tenido una acogida increíble por parte de crítica y público (quizá demasiado buena para nuestra opinión) pero como dice Julián, justo a la hora de contestar esta entrevista estamos en un proceso de cambios muy muy importantes. Eso sí, habrá disco nuevo antes de que acabe el año, quizá con otro nombre en lugar de The Sand Collector , con algunos cambios en la formación y con una música menos típicamente stoner y más orientada al doom clásico...pero todo está por ver...

Julián: Lo de Muerte por mil cortes fue a raíz de la disolución del otro grupo en el que empecé a tocar (The Hidden Project), el otro guitarra (Elfo) y yo queríamos empezar otro proyecto mucho más agresivo y violento que The Hidden Project, buscamos gente que pudiera encajar en esta banda y así hasta ahora, momento en el que estamos a punto de sacar un 2º disco del cual se puede escuchar un tema de adelanto en el bandcamp muertepormilcortes.bandcamp.com, y que al igual que el disco de Nahrayan, es un disco conceptual que también viene a decir que la humanidad está podrida y que estamos abocados a la autodestrucción.

Si no me equivoco, no pensáis en hacer directos para vuestro último disco... ¿Por qué?
Julián: Por la pereza que supone todo lo explicado anteriormente, no creo que encontremos gente que se comprometa 100% y pienso que sería volver a lo mismo de hace años, en mi caso ya he tenido bastante frustración.

Miguel: Totalmente de acuerdo con Julián. Sería de locos ponernos a buscar a gente, porque por desgracia, es casi seguro que pasaría lo mismo otra vez y ni en broma queremos pasar por lo mismo. Hay pocos músicos responsables y comprometidos, que hagan ésto de verdad y de corazón. Y hablo en cualquier estilo de música, pero si nos centramos en el metal y sobre todo, en el tipo de música que hacíamos con Nahrayan, es casi imposible encontrar a nadie...y joder, para llevar la música de Nahrayan a directo, necesitaríamos al menos unas 3 o 4 personas más...sería de locos.

Supongo que ahora os centraréis en vuestras bandas actuales... ¿Volveremos a ver algún trabajo de Nahrayan, en el futuro?
Julián: Quien sabe, de momento Miguel y yo tenemos en la cabeza un proyecto que sería una continuación bastarda de la parte más oscura y cruda de Nahrayan, pero nosotros dos solos de momento, así que no te podría decir si Nahrayan está muerto del todo.

Miguel: Personalmente, me gustaría hacer algo más con Nahrayan, pero por lo comentado arriba, no con más gente...y eso estrecha bastante el marco de posibilidades. Como dice Julián, tenemos en mente un proyecto en la línea más neandertal de Nahrayan y si todo va bien, esperamos tener algo hecho antes de que acabe el año. Desde luego, quizá hacer algo tan complejo como Nahrayan, con tantas luces y sombras, tan progresivo, no es lo que más nos apetece, así que de momento solo nos centraremos en el lado oscuro y primitivo, sin partes de luz y progresivas. Pero todo se verá, siempre hemos hecho lo que nos ha salido, sin premeditar mucho el resultado.

Bueno chicos, ha sido un gran placer realizaros esta entrevista. Seguid así, os vemos en vuestras actuales bandas... y quien sabe si Nahrayan se vuelva a subir a los escenarios. La esperanza nuestra se marchita.
Julián: El placer ha sido nuestro, de verdad, muchas gracias por el apoyo y por como os lo curráis. Mil gracias Tania.

Miguel: Muchas gracias!

Volver a la sección


Blog de Barcelona (Spain)
Contacta con nosotros
a través de este correo.
Contact:
viking__blood@hotmail.com

Siguenos en Facebook Síguenos en Bandcamp
Siguenos en Instagram Síguenos en Soundcloud Síguenos en Tumblr Google+








Nos adentramos en diferentes ramas:
SECCIÓN CULTURA





Idas y venidas de la mente:
SECCIÓN DE PENSAMIENTOS










NUESTRO OTRO PROYECTO