PENSAMIENTOS


== PENSAMIENTOS: Donde dejamos nuestra opinión de lo que vemos ==





* Haz clic sobre el título para leer *











HABLAMOS SOBRE MÚSICA:
"Hemos visto el nuevo vídeo de MOTHERSLOTH: 'Shadow Witch', y esto es lo que opinamos."

Escrito por José Luis Huerga.

- - - - - -


No tenemos costumbre de reseñar videoclips, sobre todo de grupos de aquí, sencilla y llanamente porque ninguna (bueno vale, casi ninguna) banda merece la cantidad de tiempo mínima, según baremos establecidos, para analizar algo que, acorde a géneros y los aspectos estéticos y musicales que conlleven, siempre adolece de lo mismo, es decir, nos aburrirán de forma absoluta a base de repetición, de imitación, o del peor de todos los males, que no es otro que la copia descarada y muchas veces inconsciente por parte de quien sea que realice un vídeo promocional. Es más, si ahora cualquier lector me paseara por la cara el trabajo de alguna banda de este país, (por eso al comenzar el texto, he puesto entre paréntesis algo al respecto) haciendo referencia a un trabajo muy original, elaborado, o innovador se lo agradecería sobremanera, pero no me valdría, pues soy persona que no cree que la excepción confirme la regla, y vaya por delante que pienso firmemente que aquí hay gente con muchísimo talento, pero sé que en muchos casos es más cómodo imitar, copiar, no arriesgar, hacer lo que todo el mundo y quedar bien. En este país la gente es “asín”.

Y es ahora, cuando menos te lo esperas, que aparecen por la tangente unos músicos, que por supuesto tienen una banda, llamada MOTHERSLOTH, la cual últimamente está protagonizando bastantes escritos en nuestro blog, abren el congelado, obsoleto y como decía anteriormente, cómodo ideario de las mismas mentes creativas de siempre, y nos dan, de nuevo, un potente puñetazo en las costillas, esta vez en forma de imágenes, sabiamente tratadas, y bajo el manto oscuro y enfermizo de unos de los mejores temas que comprenden su último trabajo: “Moon Omen”. Aclaro, dicho sea de paso, que la expresión, “uno de los mejores temas”, es como decir elegir uno al azar. “Shadow Witch”, título del susodicho, no es que invente nada, si nos referimos por ejemplo, a la historia que nos cuentan, (otra cosa bien distinta es el mensaje con el que quieran mancillar nuestra mente) o al desarrollo imaginativo del vídeo en cuestión, pero quizá no sea tan importante el qué, sino el cómo. Siendo sinceros, mientras las imágenes se deslizaban tortuosamente (en el buen sentido por supuesto) por la pantalla, aparece un sombrío bosque, el cual es recorrido por la cámara de forma sinuosa, y es en ese momento cuando ocurre lo primero que agradecemos: ¡Que la banda no aparece por ningún lado! Rogué porque así fuera, de verdad, pensaba… “que no salgan por favor, que no salgan” y efectivamente no hicieron lo típico, lo de siempre, es decir, el grupo en actitud salvaje en medio del bosque, meneando cabezas como posesos, a ver quién es más duro, más fuerte, más auténtico. Ni nieblas, ni fuegos, ni leches, la fronda habla por sí sola, y ya está bien de pieles de venado, de bombillas columpiándose de un lado a otro de una oscura habitación, fábrica en ruinas o casa abandonada. Basta de escenarios poco iluminados, con la banda sobre las desvencijadas tablas luciendo palmito, ‘tatus’, ‘pelazo Pantene’ “liso perfecto”, actitud estudiada, siempre con la pelea para ver quién es más guapo, más protagonista.

Este trabajo, adolece de todo esto, de antigüedad, de sabor a rancio, de tedio absoluto, y presume de todo lo contrario. No se trata de medios obtenidos a base de talonario, sino de emplear el talento y la imaginación en el momento idóneo, pequeños detalles, que no voy a delatar para no desmotivar a quien no lo haya visto, y que marcan la diferencia. Que sí, que sale una bruja, unos personajes que se dejan llevar por la misma en una vorágine de imágenes dantescas, oscuras, confusas, pero alineadas de forma maravillosa, retorcidamente maravillosa, y si esto puede parecer que también es lo de siempre, pues brujas y jóvenes desvaídos no son novedad, que observe con atención, y entre penumbras quizá sepa ver, que esto es bueno, pero lo mejor está al final del videoclip, cuando acaba, cuando las imágenes dejan de fluir, y te das cuenta de que lo mejor está por venir.









HABLAMOS SOBRE LA CULTURA:
Un escrito generalizado. Un escrito inspirado/apoyando a "Movimiento Abierto por la Cultura. En Jaén sí hay."

Escrito por José Luis Huerga.

- - - - - -


Desde siempre se ha dicho, bien por querer aparentar cierta transcendencia, bien por practicar filosofía barata, que cada ser humano (en muchas ocasiones mal llamadas personas, y perfectamente entendible es este apunte) es diferente, que cada unidad de carbono es un mundo en sí mismo, y que eso es precisamente lo que nos hace humanos. Casi podría estar de acuerdo, a título personal por supuesto, con semejante afirmación, pero aunque suene a obviedad, se debería profundizar un poco más. Habría que preguntarse entonces por qué motivo una parte importantísima y muy numerosa de la población mundial es engañada, manipulada y dirigida de forma sistemática hacia el consumo absurdo e innecesario, por algo tan simple y fácil de suprimir de nuestra vida como es la publicidad, o como gobiernos que han mentido de forma indecente y casi burlona han vuelto a ser votados por una mayoría, esto solo por poner un par de ejemplos. Si somos tan diferentes unos de otros, no es de lógica que las mayorías existan, ni por supuesto que se produzcan los errores típicos de estas últimas, cosa que pagamos los que no creemos en nada o casi nada, es decir, las minorías. Personalmente creo que uno de los aspectos que nos hace humanos es, (aparte del ingrediente secreto, ese que no se sabe y que por nuestro bien, mejor que no adivinemos jamás) la necesidad de saber en qué conectamos, que cosas podemos compartir o que podemos aprender unos de otros. De ahí la importancia que tiene para muchos pertenecer a grupos (pongamos redes sociales, por citar algún ejemplo actual), conceptos tan arraigados y generalizados como la aceptación o el ya citado error de querer pertenecer a toda costa a la cómoda mayoría. Aun así, la raíz de este honesto escrito es otra, y es la de destacar lo que a mi entender más nos caracteriza como especie supuestamente dominante (esto último cuanto menos cuestionable) sobre este otrora paraíso, reconvertido ahora en almacén de desperdicios, despojo, vergüenza para otras razas alienígenas, si las hubiere, o como a cada uno se le ocurra.

Olvidándonos de esa colectividad bien domesticada y mentalmente ordeñada, citada líneas atrás, esa característica a la que hacía referencia es la inteligencia. Dejando atrás lo absurdo de trabajar, desde el punto de vista de la obligación social, se podría afirmar que todo, o casi todo lo acabado en “Ar”, “Er” o “Ir” tiene que ver con acciones en las que interviene la inteligencia. Leer, escribir, pintar, componer, interpretar, cantar, dialogar (que no hablar) debatir (no, no me refiero a eso de vomitar palabras todos a la vez y a ver quién grita más) observar, admirar, compartir… interminable seria la serie de palabras que conformara semejante lista, y creo no equivocarme si todas, o una gran parte, van a parar a un fenómeno social, a un concepto extraordinario y enriquecedor para todo aquel que lo experimenta. Tanto si compones, escribes, pintas o lo que sea que quiera que hagas, estás creando, innovando, inventando e incluso destrozando, y ya formas parte de eso que algunos con admiración, otros con un cierto desdén ignorante, y por fortuna otros con naturalidad, llaman/llamamos… cultura. Tan completo es todo lo que conlleva este término, que si solo te dedicas a valorar todo lo que se desarrolla a través de “Ella”, te estás culturizando, dicho esto en un tono más bien llano y familiar. Quizá alguien de los que estén leyendo estas líneas, piense que me he extendido en demasía para acabar hablando de algo relativamente sencillo. Y puede que tenga razón, reconozco que me gusta escribir, me explayo, disfruto del placer de explicarme, y más, cuando el motivo de este, digamos manifiesto, no es únicamente compartir mi visión de un concepto.

La principal inspiración es el apoyo a unos compañeros que, haciendo apología del término, culturalmente lo están pasando mal, y si estas frases paridas desde la rabia contenida y el odio a todo aquello que signifique falta de libertad, represión e intolerancia sirven para algo, me sentiré totalmente satisfecho. Huelga decir que lo que ocurre con la cultura en Jaén es absolutamente lógico, así como lo que ocurre en muchísimas partes del mundo, y no lo digo en este mismo momento por cebarme con ese tipo de gente que dispone solo del conocimiento justo para pasar la mañana, esos ya sabemos que gustos tienen. Con lo que “echan” por la tele, o la programación de las radio-fórmulas, su vida se puede considerar plena, y no van a pedir ni exposiciones, ni charlas, ni conciertos, ni bibliotecas, ni nada. Cuando digo que es de lógica, me refiero a un hecho constatado, y es que el universo cultural y esos seres extraños, bucólicos, genialmente despistados, y sobre todo libres que lo habitan, es sinónimo de libre albedrio, pensamiento independiente, insubordinación, no acatar las reglas, solo por ser pautas de comportamiento (odio profundamente la expresión “las normas están para cumplirlas”) individualismo o trabajo en equipo según convenga… en definitiva, ser uno mismo, un todo con su arte y con el de los demás, quienes lo quieran compartir.

Todo esto, y mucho más por supuesto, al poder no le gusta, mejor dicho, no están dispuestos a consentirlo, y no importa si el poder es económico, religioso o político, por orden de relevancia. La libertad de pensamiento, el buen humor, la inteligencia bien utilizada provoca, entre otras cosas, que cada uno se cerciore del gran engaño al que nos pretenden someter los poderes, y fíjese el lector que buena y sencilla palabra acabo de escribir… pretenden. Esa palabra les asusta sobremanera porque pretender significa que realmente no lo consiguen, no pueden llevar sus farsas, tan meticulosamente estudiadas a buen término, si alguien piensa por sí mismo sin caer en la tentación de viajar al país de la comodidad, donde acogerán siempre al que tiene miedo de que le miren mal el resto de su vida por ser diferente, por ir a la contra. Ellos cuentan con la ventaja de manejar la información, los medios y a las grandes masas a su antojo, cuentan con la prohibición, el miedo, la intransigencia y el fanatismo, cuentan con casi todo a su favor para cortar de cuajo cualquier atisbo de, digamos por generalizar, independencia mental. Pero a toda esta calaña les falta una cosa, algo que no conseguirán tener jamás, ya sea por las facilidades que han tenido en su vida, ya sea porque, llanamente dicho, no han tenido que trabajar, con todo lo que supone esto último, para ganarse la vida, maldita sea la suerte de los demás dicho sea de paso. A esta estirpe de poderosos, les falta el día a día, el levantarse por la mañana y no tener que pensar en cómo ocultar sus enormes desfalcos, su desfachatez y su indecencia. Se hacen ricos sobre nuestros riñones, sobre nuestro esfuerzo, pero en el fondo son muy pobres… lo único que tienen es dinero, lo demás es miedo, inquietud e inseguridad. No disponen de talento natural para nada, y esa es la ventaja de todos aquellos que creamos arte, sea cual sea su naturaleza, y es que al contrario que el dinero o el poder, lo nuestro no se acaba, siempre querremos crear de nuevo, la cultura siempre estará en nuestro interior, aunque mejor sería decir que lo que se lleva dentro es la ansiedad de desarrollarla para todo aquel que quiera disfrutar y apreciar algo tan bello como la erudición, el desarrollo del conocimiento y la sabiduría. Juguemos con ellos, aburrámosles de prohibir, vamos a intentar y conseguir que se harten de tanto inhibir actos culturales, es lo único que nos queda, lo más poderoso, el talento innato, las ganas y la lucha, una lucha que conlleva muchas cosas, pero la más importante es que es nuestra, no de ellos. Que importa si el concierto es de Thrash, Death, Pop o Doom, qué más da si la exposición es una antología sobre Richard Corben, portadas de Odilón Redón, o ilustraciones de Santiago Caruso, a unas vendrá más gente, a otras menos, solo debemos tener cuidado de no caer en la tentación de llenar la taquilla en vez del espíritu, (cosa que ocurre más a menudo de lo que cabría esperar) y apoyar al que lo necesita y por supuesto lo merece, pero desmoralizarse jamás.

Este que escribe ha dado más de un concierto, y por desgracia tengo bien sabido lo que es tener la sala a medias y el bar de enfrente lleno de chupas y greñas viendo un partido de fútbol, comprendiendo en ese momento dos cosas: Que nunca llueve a gusto de todos, y que contra la incultura no se puede pelear, pero contra todo lo demás sí. Por eso este escrito, o manifiesto, o lo que cada cual considere, ha sido escrito para que sirva de apoyo, no ya solo por todo lo que pudierais hacer este sábado pasado, sino por todos los sábados, domingos y demás días de la semana, de todos los sitios de este mundo que se cae a trozos, en los que la intolerancia, la ignorancia y el abuso de poder escriban sus parrafadas de odio sobre la gente sabia y creativa. Dar sustento es demasiado fácil, nosotros por nuestra parte haremos lo complicado, que es mantenerlo, esperando y sabiendo que en ocasiones, las ganas de guerrear flaquean, pero que la intención, no va a decaer jamás.


Facebook












DULCE NAVIDAD
Escrito por José Luis Huerga.

- - - - - -


Ahora que esta arana constante en el tiempo, ahora que esta falacia a la que suelen acudir los idiotas para limpiar su conciencia y a la que suelen llamar navidad, por fin se ha difuminado en el ambiente, como niebla al mediodía, y ahora que los que no creemos en el maldito y estúpido mensaje que se propaga por todos los medios como si de un virus mortal se tratase, y que odiamos ese irrespirable ambiente (en mi caso particular lo odio de una forma enfermiza) de falsedad e hipocresía bien pagada para unos pocos, muy bien cobrada para todos los demás, es menester que desde este blog, y aprovechando que, como decimos siempre, somos más de minorías abiertas que de mayorías erróneas, nos acordemos precisamente de toda esa gente que odia por entero este festín, esta enorme comilona de mentes vacuas y vidas sin sentido, de familias que están durante todo un año sin hablarse, odiándose, envidiándose, que luego se reúnen en torno a una mesa, como si no pasara nada, cuando una buena mesa solo se comparte con gente honorable.

Celebraciones cristianas de todo tipo, inculcadas, obligadas, bombardeadas irrespetuosamente sobre las mentes de la gente, sin importar si son creyentes o no, creando malestar, irrealidad, ira, por ser obligados a ver un robo con más de dos mil años de antigüedad. Personajes y personajillos, con más o menos arraigo popular, que ganan millones de euros al año, pidiendo y anunciando una y otra vez a un país, una generación en crisis, sin motivación, sin medios, sin casa, sin nada... que den dinero, un euro, un sms, un bolígrafo, pastillas contra el dolor ajeno las llaman... cuando con lo que ganan todos juntos en un mes, seguramente se resolverían muchos problemas de hambre, y cualquiera de nosotros tenemos que pensar en qué y en cómo gastar un maldito euro. Interminables filas de zombies caminando por las calles, abarrotándolo todo, haciendo ruido, riendo histéricamente, ensuciando, arrasando todo a su paso, todos en la misma dirección, con el mismo fin. Defender el consumo masivo e irracional, seguir llenando el plato de los ricos, vaciando el propio. Durante unas horas, unos días, no importa la crisis, no importa que los precios se disparen un infinito por ciento, por cosas que en el día anterior eran asequibles. Todos con la misma sonrisa, la misma cara, la misma felicidad forzada, para no ser menos que los demás, sin caer en la cuenta de que no se es mejor que mañana. Enormes, abusivas, molestas campañas publicitarias, donde se promueve la diferencia social, anunciando perfumes y automóviles en entornos lujosos, haciendo ver quien está arriba y quien abajo, pero a la vez mostrando la falsa posibilidad de que el comprador se identifique con lo que se muestra, de que sueñe, ni por un momento, con ser la estrella...a más de una estrella sin maquillar, sin su perfil bueno, me gustaría encontrarme a las seis de la mañana en el metro para ir a su trabajo, o mejor dicho, a intentar encontrar trabajo.

Cantidades ingentes de aparatos de iluminación, bombillas de todo tipo, adornos, carteles, que provocan un gasto energético descomunal, proporcionado por supuesto con las subidas en los recibos correspondientes durante todo el año, y propiciando unos ingresos para las grandes empresas, que no dan razón para los aumentos del siguiente año. Colas para soñar despierto en las administraciones de lotería, amables carroñeros representando a un banco, que más tarde buscan llenar su cartera de clientes, toneladas de basura en la calle, después de ¿una celebración?... Ya no importa el reciclaje, alguien habrá, de los mucho miles de personas que pasan el umbral de la pobreza, que recicle al día siguiente solo para llenar su estomago, y alguien habrá que limpie su conciencia comprando pastillas contra el dolor ajeno. No hay nada que celebrar, no es otro año, es al día siguiente y ya está, nada más. El que creó todo esto, a buen seguro que era inteligente, pero no por inventarse esta interminable mentira, si no por saber que después de dos mil catorce años, habría tanta gente que lo siguiera creyendo. Sí, en DOOM IN AETERNUM, también os deseamos un buen año, pero no solo por cumplir, ni siquiera por ser amables. Pasado mañana también os lo desearemos, y al día siguiente, y al otro… y cuando acabe el año, nos volveremos a acordar de todos aquellos a los que la mentira no los dejó ciegos, pero eso… eso vendrá después, primero compartamos y sintamos ese odio de una forma silenciosa, a los que se dan por aludidos les suele doler más.

La canción que acompaña es de composición e interpretación propia, no tiene nada que ver con lo que estás leyendo, pero es que este mundo empieza a dar miedo, y esta canción la compuse inspirándome en esta grandiosa cinta de terror. Por cierto…feliz “se acabo de una vez” a todos.





EL OTRO Y EL MÚSICO
/ The other and the musician /

Escrito por José Luis Huerga.

- - - - - -
- - LEE PRIMERO LA mención Y LUEGO ESTE TEXTO // Read the mention and then this text.

Esto que habéis leído, es una pequeña continuación y final, a la reseña que en su momento hicimos a SOUL TERROR. Quizá carezca de sentido, si consideramos que parece, y solo parece, que la ponemos así a bote pronto, pero todo tiene su sentido. Como iremos anunciado en breve, nuestro segundo recopilatorio DOOM IN AETERNUM ya está en marcha. Como siempre, hemos contactado con diversas bandas dentro de nuestro espectro genérico, y como podréis suponer SOUL TERROR es una de ellas, habiéndonos mandado ya su tema preferido para dicho recopilatorio. Pero lo que lo hace especial no es este hecho en cuestión, ya que otras agrupaciones también nos lo han mandado, les estamos igual de agradecidos y nos hacen el mismo honor, ya que nos dedican una parte de su tiempo, su arte y su talento, y hacemos especial hincapié en que no existen deferencias entre bandas ni por supuesto las contemplamos, pues cada uno hace lo que puede, como puede y como le permiten las circunstancias, y la verdad, eso para nosotros es lo que tiene más valor, lo demás nos importa lo mismo que a un político la honradez. Lo que hace especial a este compositor de Maryland, es que ha creado este tema especialmente para nosotros, con el esfuerzo que eso conlleva, pues este que escribe, a título personal, también tuvo su banda durante muchos años, y ahora también compone temas en su casa de forma totalmente independiente, sabiendo por descontado que lleva trabajo, si quieres hacerlo medianamente bien por supuesto. Puede que aún os preguntéis el porqué de esta parrafada, y ese porqué es bien sencillo de explicar, aunque tengamos tendencia a extendernos.

Hace ya tiempo que nos estamos hartando, mejor dicho lo estamos ya, de la estupidez y la incoherencia de la gente, pues hemos querido hacer participes de algunos de nuestros proyectos a, digámoslo así, “entes” de variopinta calaña que pululan por este mundillo musical tan especial, y como si todo esto fuera un gran negocio en el que jugarse una gran suma de dinero, o asuntos publicitarios de alto nivel, o sistemas de estrategia comercial o estudios de mercado, nos han llegado a responder con otra serie de preguntas, nos han planteado cuestiones y nos han pedido tal retahíla de pamemas y mamarrachadas, que nos han dejado, en ocasiones, con serias dudas sobre si seguir con todo esto, o dejarlo como las actualizaciones del móvil o de Windows, para más tarde…..maldita sea….solo queremos, por ejemplo, editar un fanzine, hacer una crónica de un concierto, o saber quien quiere participar en un recopilatorio, nada más, y nada menos, porque al final, sí que es verdad que todo sale de nuestro bolsillo, y todo es para apoyar a gente que pensamos que lo merece. Todo esto incluye a gente de aquí y de fuera, pero por desgracia la mayoría son de aquí, de este puñetero país, donde parece que el personal se endiosa de una forma fácil. ¿Y por qué de nuevo, todo esto, si hablamos de SOUL TERROR? Pues precisamente por eso, porque este músico, que como se dice vulgarmente, vive en la otra punta (más conocido como quinto carajo) nos ha compuesto un tema de forma exclusiva, o quizá aprovechando incluso que tuviera intención de grabarlo para su próximo trabajo, lo cual le honra igualmente.

Como decíamos, nos lo ha enviado, sin preguntarse cómo somos de conocidos, si nuestra página o blog llega a mucha o poca gente, si tenemos muchos o pocos “amiguitos” (pronúnciese también la letra U, ex profeso queda más chorra si cabe…) si el recopilatorio se descarga o no, si va a cobrar algo o no, si etc o no…si etc o si…en resumen, no le ha preocupado en absoluto la comercialidad de algo que ya se sabe no va a llegar a una mayoría inmensa, si es que podemos llamarlo mayoría. Entendemos que lo que ha hecho, lo ha hecho con pasión y de corazón, sin prácticamente saber ni a quien se lo manda, y entenderíamos también que tuviera cierto interés, pero es que no se lo notamos por ninguna parte…eso es grande, lo miremos por donde lo miremos, tan grande como el resto de gente que nos envía cosas, ya sean temas, escritos o lo que sea…por fortuna, aún son más los que no se plantean nada, y lo hacen por amor a la música en general. Otros, en cambio, no se han molestado ni en ponerse una careta, si no, no se les vería la sonrisa que ponen cuando en vez de ver entrar al evento que organizan, a personas que apoyan la escena, ven entrar un billete de veinte euros. Es de justicia por tanto, dedicarle el mismo interés y esfuerzo a todos aquellos que nos prestan y dedican a su vez su talento y sus ganas, como por ejemplo esta breve reseña a modo de continuación, como referíamos anteriormente, a la anterior ya publicada en DOOM IN AETERNUM, aunque esa, mejor llamarla mención, sea de un solo tema. Gracias a todos, sinceramente, gracias, no solo por todo lo que nos aportáis, si no por todo lo que nos hacéis sacar de dentro gracias a vuestro arte, y eso, aunque no lo parezca, nos hace estar fuera del “circulo”, ese maldito circulo en el que ni estamos, ni por supuesto, querremos jamás estar.

José Luis / DOOM IN AETERNUM
Escrito dedicado a Matt (SOUL TERROR) //
Dedicated to Matt (SOUL TERROR).






EL COMENTARIO DEL ADMINISTRADOR
Escrito por José Luis Huerga

- - - - - -
Siempre he tenido la teoría, de que en buena compañía, las ideas surgen de una manera más fluida. Y debo tener razón, pues una noche cualquiera, en un sitio cualquiera dentro de esta jungla monzónica, amazónica y romana, llena de sinrazón y falta de sueños, llamada Barcelona, dos amigos tuvieron una buena o gran idea, según se mire, desde donde se mire, y dicho así, por no entrar en más detalles. Como decía, dicha ocurrencia, no representaba otra intención que la de dar rienda suelta a las inquietudes musicales de una persona en cuestión, que no es otra que la realizadora y promotora de todo este arte aquí conjuntado, Tania. ¿Y cómo plasmar de una forma efectiva todo lo que surge de esa mente? Pues yendo acorde a los tiempos, y de una forma práctica, comprimirlo todo en un blog, de nombre DOOM IN AETERNUM. ¿Qué bien suena verdad? Como puede imaginar el lector, dicho nombre se corresponde con la intención de apoyar, difundir y dar a conocer un género, el Doom Metal, y todos sus derivados o subgéneros, más si cabe y de la forma más efectiva y artística posible, como corresponde al estilo musical que más arte y sentimiento desarrolla dentro del panorama musical extremo, y siempre dentro de una visión lo más Underground posible.

Pues bien, ha pasado un año y algunos meses, muchas reseñas, crónicas, entrevistas, menciones, descubrimientos de muy buenas bandas, un recopilatorio, un montón de conversaciones sobre variopintos temas, algún que otro choque de buenas intenciones (mejor llamadas, discusiones con buen propósito) y como tenemos la sabia costumbre de meternos en camisas de treinta o cuarenta varas (si, contradictoriamente sabia, pues si no, no se evoluciona….) se nos ocurrió plasmar todo este bagaje en papel, más que nada, porque nos hacía ilusión hacerlo así, y también por mantener una de las bases del espíritu Underground; el fanzine.

Dicho todo esto, y para que este escrito sirva como editorial de inauguración, comentaré un tema que me empieza a preocupar, y está relacionado con este género musical que nos apasiona, es decir, el Doom. Que ha habido un resurgimiento, después de una reconocida y larga (o no tanto por parte de los más acérrimos, entre los cuales nos incluimos, pues existen bandas que aguantaron contra viento, marea y modas, pasajeras o no) caída del género, es más que notable y sabido por todo amante del Doom en general, pero lo realmente preocupante es porque hubo esa caída. Quizá por motivos comerciales, quizá por saturación de la escena, o porque se puso de moda, y como pasa con todas las modas, y valga la “rebuznancia”, se pasa, de moda, y de frenada. Es por tanto normal, que a todos aquellos que tanto nos gusta sentir el sentimiento de esas gruesas y pesadas guitarras, de esa decadencia plasmada en notas, nos de miedo que vuelva a ocurrir lo mismo, y es que hay síntomas de este hecho.

Volvamos a la ya comentada eclosión del Doom, ese momento en el que casi sin darnos cuenta, ciertas bandas reconocidas, y algo olvidadas, volvieron a la palestra, dando lugar a que otras, que si seguían en la brecha, fueran conocidas por una generación más joven, que las ignoraba, y a su vez, por contagio o influencia, propiciaron la masiva salida de grupos al “mercado”, y esto precisamente es una de las cosas preocupantes, sobre todo en la vertiente Stoner o Stoner Doom. Salen bandas hasta de debajo de las piedras, todas o casi todas (siempre hay excepciones) sonando igual, siguiendo los patrones establecidos y dejando en mal lugar la palabra creatividad, y este hecho, es uno de los demostrativos de que se está cayendo en manos de la moda. Se organizan eventos de una manera no diríamos masiva, pero si algo falta de conciencia, pues ya que han salido tantas agrupaciones, no se les dan, por parte de organizadores o promotores, las mismas oportunidades a todos. Los que organizan conciertos (algunos, repito que como siempre hay excepciones) se han instalado en la comodidad de saber que grupos son los que en este o aquel momento concreto atraen a más gente, demostrando también, que el tan profesado y sentido espíritu Underground, el repetido por todo el mundo “lo que importa es la escena”... se diluye al ver una taquilla llena de billetes.

No nos damos casi cuenta, pero la negra sombra de la palabra “tendencia”, cruel y desmedida como siempre, esta desgastando poco a poco una vertiente musical que traspasaba lo conocido en el mundo “metalero” (odio esa expresión…) más generalizado, por su libertad compositiva, por su pesadez, su melodía, a veces enferma, a veces hermosa, siempre apartados, siempre a caballo entre la incomprensión y el desprecio… al mundillo del metal siempre le ha venido grande este género, por su capacidad de selección, o dicho de otra manera, no es que los “metalerillos” de pro rechazaran al Doom, si no que el estilo por sí solo, seleccionaba y selecciona de forma natural, y solo se deja escuchar por quien tenga buen gusto, puede sonar prepotente, pero es así. Como decía líneas atrás, lo que fue un renacimiento, se ha convertido en tendencia, pues incluso grupos de diferentes estilos, nivel y profesionalidad han cerrado sus carreras o proyectos, para recomenzar bajo el prisma del Doom, creyendo que con componer seis temas, de más de ocho minutos cada uno (parece que la barrera de los ocho minutos sea algo psicológico…) y que sea lento, en una medida de lentitud que ni ellos mismos entienden, ya es suficiente.

Nos encontramos en ese punto tan delicado en el que solo quedarán los buenos, los que entiendan el talento como algo que sirve para crear, y no al revés, ese punto de no retorno para un estilo que seguramente, dentro de un tiempo, vuelva a caer en el ostracismo más injusto, y que solo se dejará entender por los que tengan un holgado gusto por lo más artístico. Quizá debamos admitir de una vez, que tenga que ser así. Huelga decir que no todo es malo, ciertos sub-géneros, se están enriqueciendo, como por ejemplo el Sludge. Muchos grupos, sobre todo extranjeros, aunque no sea nada precisamente nuevo, pero si más notorio, están introduciendo nuevos parámetros y fórmulas musicales en sus composiciones. Elementos Death, Black incluso Heavy, en su vertiente más pesada, se dejan notar cada vez con más frecuencia, dejando de lado la, a veces a mi entender, absurda manía o costumbre, de respetar los géneros hasta un punto en el que ya solo falta incluir un libro de instrucciones para poder interpretar tal o cual vertiente musical. Las raigambres están bien, forman parte de la idiosincrasia de algo, pero también se puede progresar, reinventar y avanzar en lo que sea, sin abandonar lo que lo hace propio.

Aún creo que lo peor está por llegar, pues cuando todos estos grupos de personajillos, no de músicos, cuando todo este entorno fugazmente explicado, coja su sitio, veremos la factura que se cobra. Bandas y niñatos jugando a ser los más auténticos, que seguramente, y después de pasar el tamiz de los que ahora, de forma ignorante, puedan juzgar lo que es bueno y lo que no, cogerán el testigo de la “fama”, (aclaremos que me refiero a fama de barrio) y arropados por las ya famosas e inquebrantables influencias de los maestros, cosa que siempre queda muy interesante, reventarán de nuevo una escena, cosa que en su momento hicieron los intereses comerciales, y hoy será, posiblemente, la saturación y la competencia absurda.

Y es que el público tampoco acompaña, pues parece que la gente, en general, se esté empeñando en incluir al Doom en parte activa del metal, tanto en actitud, como en visión del género, y eso es imposible, se mire como se mire. Este es un género que camina solo, que evoluciona de forma independiente, aunque su raíz provenga del metal, de la influencia de determinadas bandas, o de donde sea. Ahora ya ni importa su origen, es un género que se ha hecho a sí mismo, de una manera tan propia y contundente, que mientras otros se han quedado estancados precisamente en sus aclamadas raíces, y hay que tirar, como decía anteriormente, de manual para hacerlo “auténtico”, lo verdaderamente valioso del Doom, es que por encima de orígenes, composiciones, fórmulas musicales y todo lo que se quiera decir, sin sentimiento, ese sentimiento tan propio e identificable, no hay nada.

Sabemos que es un género difícil, que quiere defender a capa y espada su reputación de decadente, enfermizo y oscuro, y eso lo hace complicadamente domesticable, para el modo de verlo de una mayoría de mente cerrada y que siempre tienen la boca abierta, mancillando e infravalorando todo aquello que no entra en su pequeño cubículo mental, siempre midiéndolo todo bajo el rasero de la supuesta dureza... para que decir más, a nosotros, la sinrazón de la mayoría nos hace fuertes, pero no nos hace salir a la calle a escucharla. A nosotros, lo que nos hace salir de nuestro inmundo cosmos, es el sentimiento que impregna las paredes de esta habitación, cuando suena una melodía.

Puede que nos caigan ladrillos o halagos, puede que haya malinterpretaciones debido al contenido publicitario de esta iniciativa (todo se ha invertido aquí…), puede que la critica fácil entre por la puerta, o que la impertinencia de los que creen saberlo todo, y creen con errónea firmeza que poseen la verdad y la perfección absoluta, se presente por todos lados. Nada de eso importa, lo único que importa es que tú, sí tú, el que tiene estas páginas entre las manos, y estas leyendo estas palabras, veas entre líneas nuestro interior, nuestra convicción, y nuestro espíritu… Si no es así, solo habremos conseguido que leas, nada más, y te pedimos perdón por ello, si por el contrario, te hacemos sentir nuestra pasión, entonces, y sólo entonces, seguiremos. Ahora, pasa la página… estás en tu casa.


José Luis / DOOM IN AETERNUM
Escrito publicado en nuestro primer Fanzine.


- - - - - -


JOAN CASTEJÓN
"Personantge i foscor"
(Personaje y oscuridad) es una obra del período tenebrista de los años 70, perteneciente a la serie "Personajes".
Óleo sobre lienzo / 130 x 90 cm / año 1974.


Blog de Barcelona (Spain)
Contacta con nosotros
a través de este correo.
Contact:
viking__blood@hotmail.com

Siguenos en Facebook Síguenos en Bandcamp
Siguenos en Instagram Síguenos en Soundcloud Síguenos en Tumblr Google+








Nos adentramos en diferentes ramas:
SECCIÓN CULTURA





Idas y venidas de la mente:
SECCIÓN DE PENSAMIENTOS










NUESTRO OTRO PROYECTO