CRONICAS


Elige el cartel y te llevará a su crónica.




Crónicas realizadas por José Luis y Tania













Crónica de TORT+GURT+DOPETHRONE // Barcelona (05-07-14)

Fotografías de Doom In Aeternum
Crónica realizada por Tania y José Luis

Cuando se dijo que la noche que se avecinaba iba a ser muy buena, no pensábamos que el último acontecimiento de la temporada de Twin Souls, en la mítica, ya reconocida sala RockSound, de Barcelona, nos fuésemos a encontrar, como su palabra indica y en letras mayores: MÚ-SI-CA.

TORT:
El tiempo nos empezó a tirar piedras y nos avisaba que el concierto, en esta ocasión abriendo la noche los locales TORT, ya conocidos por nuestros ojos en más de una ocasión y con la experiencia en descubrir sus cambios, sus mejoras, sus imprevistos errores o sus sorpresas en cada una de sus actuaciones vistas por nosotros. Y como el que no quiere la cosa llegábamos tarde… mierda. Lo que importa es lo que pudimos escuchar de los barceloneses… Rebobinemos unas opiniones atrás y describamos lo que vimos al entrar por esa puerta: música a lo grande y sobre todo un público animado y al ritmo de lo que apreciaban; TORT estaba en acción. Lo que decíamos líneas más arriba de los barceloneses y escogiendo entre las opciones, mi compañero José Luis y yo vimos que nada más entrar, y hay que confesar que poco antes de cruzar el umbral de la perdición sonora pudimos apreciar que lo que sonaba en ese preciso momento, poniendo bien la oreja, nos gustaba y retumbaba con brisas de suciedad. Al ver que eran TORT, pudimos apreciar que daban un paso más a un sonido que nuestros oídos no despreciaban. Muy buena actuación y nos dejaron, en la medida de lo posible de lo que pudimos ver… un sabor de boca muy agradable.


GURT:
GURT ¡Los reyes de la noche! The kings of the night! Qué mejor definición para enaltecer el trabajo de unos GURT que dejaron al respetable más que sorprendido con una actuación memorable, de esas que se recuerdan durante tiempo. El desenfado, y por ende, las tablas de las que hacen gala estos cuatro músicos, están a la altura de su música. Y hablando de desenfado, tenemos que hacer hincapié en su vocalista, pues transmite a la perfección su propia actitud y la de todo el grupo. Es como si nos dijeran, “estamos aquí, somos así, si os gusta bien, y si no…nos importa bien poco lo que penséis”. Sabemos que este mensaje no solo es propiedad de GURT, pero nos gusta que las bandas muestren esa prestancia sobre las tablas. Y este escenario del que hablamos no solo soportó el saber estar de estos intérpretes, si no que tuvo que aguantar como pocas veces, el ataque musical de esta genial banda. Sus pasajes a veces potentes, agresivos, tediosos, elaborados, e incluso riffs y secuencias de acordes que sonaron con cierta sorna, enriquecieron nuestro espíritu, y no solo por sus composiciones.

Un sonido nítido, poderoso y bien argumentado desde las mezclas, acompañó en todo momento de una forma brillante la ya de por sí genial y, por contradictorio que parezca, ordenadamente caótica actuación de una banda que con su último trabajo, “Horrendosaurus”, han evolucionado hasta ese punto que tanto nos gusta, o dicho de otra manera, ya es difícil calificarlos o incluirlos en algún género concreto. Líneas atrás comentábamos la labor de su vocalista, sobresaliente en actitud, capacidad y talento natural. Si obviamos, por ser poco importante, que las líneas vocales en ciertos momentos adolecen de ciertas dosis de monotonía, lo demás es genialidad y brillantez en estado puro. Es poder y dominio absoluto de la tesitura aplicada al sentimiento, a la garra, a sacar lo que llevas dentro dando la sensación de que realmente no estás encima de las tablas, si no en tu mundo, perdido a propósito, divagando entre irte para siempre de esta podredumbre que nos rodea, o volver con nosotros para ofrecernos más. Y si, volvió, volvieron, regresaban cada vez con más fuerza…tema tras tema, acorde tras acorde. A nosotros solo nos queda pedirles que no se marchen del todo.


DOPETHRONE:
Tras un breve descanso bajo la noche barcelonesa, abrimos de nuevo las puertas de la Rocksound, y fuimos recibidos por los opacos e impenetrables acordes de DOPETHRONE, un castigo bien acogido por nuestros oídos, pues la inmensidad de la que musicalmente presumen en sus discos está en igualdad de condiciones si la comparamos con su arrasador directo. Y aunque su filosofía musical, su manera de componer y sus fórmulas en lo que se refiere a desarrollo de ideas se nos antojen en ocasiones ciertamente monótonas, no es menos cierto que la musicalidad de esta enorme banda es dantesca, poderosa, se mantiene impertérrita al frente del escenario, para más tarde salir de las tablas, arrastrarse por el suelo de la sala, serpentear entre nuestros pies, y cuando menos lo esperemos, levantarse, posarse en nuestra espalda, y con todo su peso hacernos agachar y movernos a un son demencial, como si nos quisiéramos librar de esa carga. Aunque anteriormente hacíamos referencia a cierta monotonía, también es menester reconocer sus dosis de originalidad, bien remitiéndose a la repetición sin concesiones, combinándola con elementos extraídos de ese mismo tema, y en cada compleja y extensa vuelta tratando el tempo de forma brillante, bien con contratiempos inesperados allá donde no se interpretarían de una forma musicalmente natural. El único punto flojo, y que decididamente nos decepcionó, siempre desde un punto de vista estrictamente personal, fue el aspecto vocal. Se nos quedó corto, chillón, sin aspereza, sin salvajismo ni fuerza, y solo disimulado por una actitud escénica histriónica, histérica, pero que a nosotros nos pareció en algunos momentos, que rozaba el ridículo y el aburrimiento. No queremos decir con esto que no estuviera el vocal/guitarra convencido de lo que sentía, pero creemos que no hacia justicia al trabajo de una banda que demuestra día a día porque disfrutan de su estatus, y a la que volveremos a ver si pisan de nuevo nuestra tierra.

Todo llegó a su fin, y la noche finalizó en muy buen estado. Grandes músicos, gran sonido, momentos únicos y un evento, en la especializada RockSound, que provocaría recuerdos para mucho tiempo. Esperamos ver muy pronto otro concierto así, o mejor…



Volver



Crónica de TORT+GRAVES AT SEA+SOURVEIN // Barcelona (20-04-14)

Fotografías de Doom In Aeternum
Crónica realizada por José Luis

Si bien las nubes amenazaron su acuosa descarga durante todo el día sobre el suelo de nuestra bien y a conciencia contaminada ciudad condal, no era precisamente ese el tipo de tormenta que se iba a desencadenar sobre nuestras cabezas, mejor dicho sobre nuestros oídos, sino, y a colación del anterior comentario, que la debacle era de carácter decibélico, y el desencadenante serian tres bandas, TORT, GRAVES AT SEA y SOURVEIN, dispuestas a reventarnos los tímpanos una noche más.

Por una vez, y sin que sirva de precedente, el bolo tuvo comienzo a la hora exacta. Como siempre decimos, abrir un concierto, y más delante de dos referencias como GRAVES AT SEA Y SOURVEIN, siempre es tarea complicada, y TORT supieron dar la talla, más se encontraron con un enemigo que habita en los conciertos como si fuera su hábitat natural: Un público frio, inerte y poco comunicativo. Aunque la banda ha sufrido cambios e incorporaciones en los últimos tiempos, la maquinaria apocalíptica de este buen grupo funcionó perfectamente, ejecutando los temas de su repertorio con sobriedad y seriedad, con seguridad y limpieza, aunque se echaba de menos algo más de técnica en los pocos momentos en los que las guitarras adquirían un papel solista. El aspecto vocal nos sorprendió, pues era evidente su influencia más proveniente del Death-Metal, aunque unos fuertemente presentes y bien ejecutados ramalazos más acordes al género que más domina esta buena banda, el Sludge-Doom, dieron como resultado una mezcla, que aunque no nos resultaba demasiado atractiva, si creímos y seguimos creyendo que es bastante efectiva para con el sonido de la banda. En definitiva y en resumen, buena y agresiva apertura de la noche, por parte de una muy buena banda, referencia más que fundamental en la escena Barcelonesa.


Pocas veces hemos visto a una banda tan cómodamente instalada sobre el escenario. GRAVES AT SEA tienen sus virtudes y sus defectos por supuesto, pero es de esos grupos que se nota que viven la música, sin importarles lo más mínimo si consiguen o no “vivir de” la misma. Su principal concepto interpretativo es la intensidad, la grandeza y una épica un tanto descontrolada, pero esto último dicho desde un punto de vista positivo, pues ese descontrol es el precio a pagar por la intensidad antes mencionada. Riffs elaborados, con esa tristeza y dejadez que proporcionan las cuartas y un sonido de guitarras oscuro y denso, aunque algo pobre en crudeza, temas con muchos recursos compositivos, entre ellos los intensos crescendos, siempre mirando descaradamente al directo, un bajo que se arrastra, serpenteando entre acordes para armonizar perfectamente y una batería enormemente creativa y demoledora, conforman el directo de esta enorme banda. El aspecto vocal ya es harina de otro costal. Es extraña, posee una tesitura, que en ocasiones le resta potencia, pero le proporciona efectividad y claridad en su interpretación. Buenos, muy buenos y recomendables estos GRAVES AT SEA, esperemos verlos por aquí de nuevo.



Solo se nos ocurre una expresión para definir la actuación de SOURVEIN: Poder absoluto. La fiereza con la que atacan nuestros tímpanos es brutal y demoledora. Se notan sobradamente además, las tablas que atesora esta banda, sobre todo su vocalista, el cual descontando el concepto puramente profesional ya referido, posee un dominio vocal sobresaliente. Una voz chirriante y ensordecedora, que extrae de su garganta sin el más mínimo esfuerzo, demostrando así su brutal cualidad, y contagiándola al resto de la banda. Es en ese momento cuando surge la música de SOURVEIN, arrastrada y en muchas ocasiones sabiamente contenida, a base de temas cortos y riffs machacones. Temas estos además, sin demasiados cambios, acertadamente directos y concisos, y que forman una barrera auditiva, a efecto de pantalla, entre el oyente y el grupo. Saben crear atmosferas cargadas, densas y pesadas, pero desde el punto de vista de la virtud más pura, la musicalidad y el sentido del ritmo de SOURVEIN son indiscutibles. Y fue gracias a esas virtudes cuando encontramos la respuesta a la pregunta de por qué fueron los que se llevaron al público de calle esa noche, precisamente por esa alegría rítmica y sencilla que tan bien manejan, por su densidad e intensidad sonora, por esas tablas de las que hacen gala, y también por qué el público, aunque a veces no queramos reconocerlo, se deja llevar por el nombre de la banda en cuestión, aunque esto último no sea relevante, pero ocurrir, ocurre.

Como afortunadamente viene siendo costumbre, gran colofón para una gran noche, sabiamente gestionada por la gente de TWIN SOULS. Nos vemos en la próxima.



Volver

Crónica de GANESHA+THE SHOOTERS+DOLMENN // Barcelona (05-04-14)

Fotografías de Doom In Aeternum
Crónica realizada por Tania

La noche del pasado Sábado día 05 de Abril, llegaba a nuestros ojos y empezaba a calentarse la sensación para intervenir, como siempre decimos, en la fantástica sala RockSound de Barcelona. Nocturnidad de Stoner, de Rock, de Metal, de música y de buen ambiente. Tres bandas se unieron para compartir ese escenario para darnos una buena noche en compañía, en grupo o si apetecía vivirlo a solas. GANESHA, THE SHOOTERS y DOLMENN; Dos agrupaciones catalanas y otra de Jerez de la Frontera, Cádiz, visitando la ciudad condal por primera vez. Todo empezaba a caldearse. Bastante gente y al paso de los minutos se acoplaban muchas más. Cerveza, riffs... todo eso que conlleva un concierto bueno como el que se prevenía.

Siempre se comenta, que de vez en cuando, es costoso realizar la apertura de un evento. La sala que no llega a su tope, gente despistada, posicionándose en la barra o entre el público. Creerlo o no, es lo que ocurre. O si son más de dos grupos, la segunda provoca un aluvión de público y desapariciones en el siguiente… sea este el caso o no, se comenta porque se ha vivido más de una vez, y siempre nos gustará comentar lo que muchos piensan; o eso creemos. A lo que íbamos. Primera banda: GANESHA. A estos chicos tuvimos la oportunidad de verlos hace unos meses, y aunque en su momento nos dejaron con la miel en los labios, aquella noche pudimos decir que nos sorprendieron. Más de un cotilleo musical, (su significado real: “esto va para la crónica”), hubo cuando su Stoner Metal nos estalló dejándonos pensativos en averiguar dónde estaba ese cambio que vimos de un concierto a otro. ¿La sala ayuda? Bueno… RockSound es un punto a favor para cualquiera. ¿Ellos? ¿El efecto de cambios en sus filas? No lo sabíamos o sí… pero GANESHA había dado un paso más allá en lo que es su música. Nosotros estamos de acuerdo en que debemos de destacar por encima de todo, al batería. Con su desparpajo y naturalidad ante los bombos y los platillos nos provocó que sus golpes y sus acompañamientos entre riffs y voces rasgadas, fuera único en lo que hacía. Una banda que van dando pasos, y en cada huella dejada atrás; su música.


Como siempre, y con la habitual costumbre salíamos a tomar el aire y entre charla y charla dejábamos ese instante rápidamente para volver a nuestras posiciones y disfrutar de una de las bandas llamativas de la noche para muchos: THE SHOOTERS.

Desde Jeréz de la Frontera, nos llegaron una banda la cual había muchas ganas de verla en directo, y que mejor que en esta sala. Nos presentaron su “Planet of The Black Sun”, un repertorio enérgico, entrando en el mundo de la composición podemos decir que estos chicos poseen una muy buena base de recursos, haciendo brillar su música con contratiempos y síncopas, sin envidiar a bandas de otra élite. El sonido, dejando a un lado la sala, pudimos ver que mostraban muy buena limpieza, y tocaban con claridad. Bien. THE SHOOTERS sabía bailar perfectamente entre nota y nota; a donde queremos llegar con esta frase, es que ellos tienen claro lo que hacen. Hablando un poco individualmente, podemos comentar que a la batería era estupendo. Podemos decir que lo mejor de la noche. Fuerza, imaginación, creatividad… Nuestro compañero bajista lleva su papel muy bien puesto, y enlazando con la voz y hablando de papeles, ejecutó su sitio con el protagonismo vocal y guitarra necesario en los momentos idóneos posicionándose en un lugar privilegiado. Voz adecuada para la banda, dando la esencia a THE SHOOTERS. Hasta tal punto que si fuera otro tono y otras maneras, ya no serían THE SHOOTERS. Dando nuestra opinión constructiva; Pensamos que ser guitarra solista es muy complicado, y realizarlo a la perfección, aún más. Por eso muchos caen en errores habituales. Pero como hemos dicho, tampoco es un mal significativo.

Realizando el segundo descanso, tomando el aire, para luego posicionarnos en nuestro rinconcito, con cerveza en la mano…. Vimos como la banda de Mataró, la otra local, se preparaba para su actuación; DOLMENN.



Presentados como cabeza de cartel de aquella noche, y dándonos a conocer su nuevo trabajo, DOLMENN realizó en cada tema una composición musical acertada. Si hemos destacado algún detalle de alguna de las otras dos bandas, ya mencionadas, este conjunto catalán realizó en su trabajo el mejor tecnicismo de la noche. Con su potencial y unión grupal, cada uno de ellos acompañaba al otro. Y así, sucesivamente hasta surgir lo que escuchábamos. Realizando una actuación muy satisfactoria, y un saber estar, llevan el peso de ser los que cerraran el concierto, DOLMENN nos dieron a conocer, como hemos dicho al principio de este párrafo, su nuevo Ep “I”. Desde temas de un Stoner Metal contundente, surcando los mares oscuros del Doom, hasta canciones de un estilo más puramente centrado en el Metal en sí. Géneros aparte, hubo un poco de todo sin centrarse en ninguno. Volviendo a la mala costumbre de la desaparición de público en la sala, supieron sustituir esos pequeños huecos sin importancia con su música, y así a su vez provocar que todo el mundo pusiera la oreja sobre el escenario. En resumen. Estupenda actuación, sin problemas, alegrías, adrenalina, música, cerveza y DOLMENN.

La noche llegaba a su fin, y cada uno de nosotros se posicionaba en su rincón; a comentar la jugada, los instantes pasados hacia horas atrás. Observaciones, críticas, resentimientos, quejas, salvajismos, locuras o simplemente sonreír e irse sin más. Y ese es el mejor síntoma tras un concierto. Como siempre, gracias a las bandas y a los organizadores, en este caso a Red Sun Barcelona. Nos vemos pronto.



Volver

Crónica de INDIAN // Barcelona (29-03-14)

Fotografías de Doom In Aeternum
Crónica realizada por José Luis

“La energía ni se crea ni se destruye, solo se transforma”. Tan solo con enunciar esta frase, y sabiendo de sobras que todo lo demás que se pueda escribir sobra, podríamos resumir lo que fue el concierto de INDIAN en la ya de sobras conocida y reconocida sala Rocksound de Barcelona, este pasado sábado. Y caemos en el tópico de la palabra concierto, por las malditas costumbres que nos caracterizan como humanos. Lo lógico sería decir que fue un verdadero infierno, lástima que el número de condenados no fuera el suficiente como para que la caldera en la que se transformó la ya comentada sala, adquiriera la categoría de averno en toda regla, un báratro agónico y decadente, acorde a las chirriantes secuencias de quintas, cuartas y terceras que se agolpaban en nuestros oídos, y que demolían nuestra consciencia. Parecía que hasta las sombras presumieran de que fuera su noche, la ocasión perfecta para todo lo oscuro, para todo lo podrido.

Una cosa está clara, y es que desgranar el sonido y la música de INDIAN, no es fácil, y además digno de celebrar, y no crea el lector de este escrito que vamos a poner mucho empeño en dicha tarea, ya que pensamos que hay bandas, como por ejemplo la que nos acontece, que no merecen un análisis exhaustivo y completo de sus composiciones y actitud sobre el escenario, si no que es más gratificante (de ahí lo de celebrar..) y quizá mejor guía para todo aquel que quiera verlos si no lo ha hecho ya, intentar, y solo intentar, ilustrar toda la mezcolanza de sentimientos, sensaciones y demás cosas que se nos puedan ocurrir, que INDIAN destilan desde arriba de las tablas. Dejando de lado el doble aspecto vocal, ya que son dos vocalistas, que aunque suenen parecidas (lo único que no nos convence demasiado) consiguen sacarnos de nuestras casillas de una forma loable y certera, el único punto digno de análisis, y decimos esto sin querer contradecirnos con lo anterior, sea la batería. Es un reloj de precisión, una maquina de redoblar, una apisonadora rítmica que, aún dejándose llevar por la irritante tensión que provoca la música de esta banda, enarbola con insultante exactitud el estandarte de la potencia en la filosofía musical de esta banda, en contadas ocasiones más preocupada de la distorsión que de la musicalidad, y esto último no es hacer referencia a un defecto, sabemos que es puro sentimiento.


El tema de las cuerdas ya es harina de otro costal, pues no es que toquen, es que se mofan del ambiente más pútrido que uno se pueda imaginar, consiguen un aura de podredumbre tal, que un campo de batalla de la primera guerra mundial, regado de cadáveres colgando de las alambradas, o enterrados en el barro, se nos antoja un jardín, si lo comparamos con el sonido y la sensación que nos deja la escucha de un solo tema.

Atacan las cuerdas de una forma extraña, caótica, malévola, histriónica se podría decir…..dejando a ver, que al acabar, unos señores de bata blanca y jeringuillas en el bolsillo, los devolverán a sus hermosas y cómodamente acolchadas celdas. No hay nada que destacar, nadie sobresale por encima de nadie, con la sutil excepción del más que respetable mazo en las baquetas. En ocasiones estáticos, en ocasiones con la mirada perdida, pero siempre en su mundo infecto, INDIAN no interpretan, escupen sus notas sin importarles lo más mínimo quien tengan delante, hacen chorrear su música por las paredes de la sala, de una manera entre enfermiza y mordaz, entre abismos infinitos y contándonos realidades que cada día dan más miedo. Dos hechos se produjeron esa noche: Uno, que pudimos disfrutar, ahora ya con los pies en la tierra, de una grandiosa banda. Dos, que como ya hemos dicho algunas veces, en toda tendencia, moda o género musical, siempre habrá entendidos, muchos, a patadas….pero que sepan elegir, no tantos. Quizá esa noche en Rocksound no estaban todos los que pudieron, pero seguramente si los que debieron. Esperemos que siga así.




Volver




Crónica de LOWSHAKE + EVILHORSE + HELA// Barcelona (29-11-13)

Fotografías de Red Sun Barcelona.
Tania:
La noche llegaba, y en la Sala RockSound de Barcelona, situada en el Poble Nou, se iba preparando para lo que acontecía en su acogedor escenario, una estupenda velada de buena música. El estreno del DOOM MOOD FEST con un pequeño cartel con grandes bandas nacionales. Organizado por Discos Macarras, con la gran colaboración de los chicos de Red Sun Barcelona, nos habían traído a los catalanes LOWSHAKE, EVILHORSE y los alicantinos HELA. Los que sean de Barcelona y más los que deban acudir a la RockSound cruzando casi toda la Diagonal, sabrá lo que es salir bien de casa, y acabar llegando minutos tardes, por los malditos semáforos… Aún así, tuvimos esa suerte, que tan sólo Jose Luis y yo conocemos, que tras aparcar, el evento empezaría más tarde de lo dicho. ¿Pero es lo que hay, verdad? Son cosas que ocurren y tampoco es tan importante. Pero en nuestras crónicas nos gusta detallarlo todo.

Llegábamos con ese frío tan húmedo que se había levantado… y tras decidir entrar y saludar a la respectivas personas, vimos que la multitud no había aparecido todavía. Tras unos minutos la sala se iba preparando para todo. La gente llegaba, se abrían cervezas, Pepsi y agua, la primera banda se iba preparando sobre el escenario, y el público se acercaba más y más al escenario, para lo que LOWSHAKE, los primeros en tocar, nos habían traído.

LOWSHAKE
Nosotros debemos de reconocer, que era la primera vez que íbamos a ver a la banda de Vilassar de Mar en concierto. Tuvimos ocasiones el año pasado, pero siempre se torcía, y quieras o no, en la noche del Viernes nos íbamos a quitar esa espina. DOOM MOOD FEST sería para la banda su primer concierto tras un año con ocupaciones ajenas. Fueron un conjunto bastante grande, bien unido y con muchas ganas, y tras ser su primer evento tras mucho tiempo como he dicho antes, se notaban las ansias de cada uno a la hora de plasmar ante nuestros ojos su labor. Con una brutalidad que no nos esperábamos, ya que es comparable, esta vez, el sonido del disco a lo que nos dieron sobre el escenario. Dan un gran salto positivo y gigantesco. Mucha fuerza en los instrumentos, pero sobre todo destacar esa voz. A nosotros nos gustan esas voces que no son convencionales. Esas notas vocales que aunque no teniendo técnica, son únicas. Con su propia huella, y esas, para nosotros, son las mejores. Por eso destacamos por encima de todo la voz. Mientras observábamos como LOWSHAKE destrozaba el suelo de la RockSound, nos preguntábamos, por qué este grupo no estaba aniquilando sin piedad todos los escenarios posibles de Barcelona, Cataluña o el resto de España. Y llegamos a la conclusión de que bandas así, son los que se matan de verdad, y no reciben el apoyo suficiente… Como solemos decir, los tontos son los que tiene suerte. Si debemos de sacar algo negativo, o simplemente una crítica constructiva, es que estaban un poco “tiesos”, veíamos que con lo que irradiaban a las cuerdas, a los golpes, y a la voz, debían de estar mostrándonos con todo su cuerpo lo que es la esencia de LOWSHAKE. Pero toda banda hace lo que le surge del interior en cada momento, cada uno es como es, y no vamos a decir nada más sobre esto, solo una mera opinión sobre algo a lo que llamaríamos crítica visual. Aunque la verdad, demasiada importancia no se le debe de dar. Creemos que está todo dicho sobre LOWSHAKE, una banda que enseña sin contemplaciones lo que son, y lo que vimos nos gustó mucho.

La primera banda terminaba, y tocaba salir y airearse un poco. ¡Qué rasca! Vaya Otoño… agarraos para cuando venga el puro Invierno. Volvíamos a nuestro sitio y refrescando el gaznate, empezaba la segunda banda de este festival: EVILHORSE.

Jose Luis:
EVILHORSE
Hay que reconocer que tras la primera banda, hubo un apagando, una pequeña fuga de gente que desalojó la sala tras el descanso. ¿Amigos de la banda? ¿Gente que solo viene a ver una banda y no se queda hasta el final, por el mero hecho del respeto a las siguientes? A saber… pero muy sucio por su parte. Pero se ve que siempre estamos igual y por fortuna siempre estamos igual también a la hora de ver a estos EVILHORSE. Y es que esto no es una banda, es una apisonadora sónica, una verdadera máquina que aplasta todo lo que se encuentra, que escarba en nuestras entrañas, y escupe los escombros en forma de decibelios, de una forma salvaje y brutal. Ya guardábamos un buen recuerdo de otro bolo de esta banda, en el que siendo sinceros, sonaron mejor, más brutales si cabe, pero esto no debe desmerecer en absoluto lo que vimos y escuchamos en esta ocasión, ni más ni menos que una banda que principalmente lo que hacen es creer en sí mismos, de una forma absolutamente acaparadora sobre el escenario, dando lugar a un torrente intenso y apabullante de acordes, breaks rítmicos y constantes, graves ensordecedores, solos sencillos pero evocadores y una voz que devora los tímpanos y provoca que no podamos perder la atención, y es que se nos mete dentro porque sale de muy adentro de quien emana, de quien la ensalza de una forma enfermiza. Tan solo en algunos pasajes, en los que no sabemos a ciencia cierta si la necesidad de contrastar la brutalidad con la calma, trastocan en cierta medida la estética musical de esta gran banda, se dio lugar a lo que parecía aburrimiento….solo una sensación engañosa, de repente otro ataque y todo vuelve a su lugar, solo nos han hecho salir de su mundo un instante, para abrirnos otra puerta, y regresar. La noche avanzaba de una forma magnífica, y celebramos que podamos escribir de esta forma sobre bandas de aquí.

Después de comprobar que las ganas de fumar son más poderosas que el frío, entramos de nuevo para ver a los cabezas de cartel, los esperados HELA.

HELA
Ya hacía tiempo que esperábamos con ganas la visita de HELA a nuestras tierras, y sinceramente no defraudaron, dieron un buen concierto, sus composiciones son muy interesantes, con momentos álgidos, y con una gran ejecución por parte de sus miembros, pero nos quedó esa sensación de que algo no está finalizado, de que algo faltó en esta actuación, algo que posiblemente tenga que ver con algunas cosas que quizá, y solo quizá, falten en esta banda. Posiblemente sea algo tan sencillo como la falta de engrase, o que los engranajes acaben de encajar perfectamente, siendo el tiempo, si fuera este el caso, el encargado de limar las rebabas que impiden que un conjunto mecánico funcione perfectamente. Si nos ceñimos a lo que entró por nuestros oídos, nos podríamos centrar en dos aspectos: Las guitarras, y el aspecto vocal. En el primero existe una clara sabiduría a la hora de saber cómo debe sonar una guitarra, en el sentido más puramente técnico de la palabra. Es decir, sin picos, ni altibajos y perfectamente controlado, pero se nos antoja plano, podríamos decir que demasiado comedido, y más tratándose de un solo guitarrista el que domina este cuadro en cuestión. Una consecuencia por ejemplo, es que ciertos pasajes tranquilos que concluyen con un crescendo, para volver a un clima menos intenso, no consiguen del todo esa dinámica, que tan bien lograda está en su trabajo de estudio. No obstante, esa pequeña vacuidad en las seis cuerdas queda reducida o disimulada por la enorme sección rítmica que posee HELA, y que llevan la definición de la palabra fuerza a un grado superlativo. La voz es harina de otro costal, y no es que lo hiciera mal, en absoluto, pero apreciamos cierta falta de intensidad. Lo que no sabemos es si fue por cansancio, o por algo más preocupante, la falta de talento natural para interpretar, para comunicar lo que una muy buena banda quiere transmitir, o dicho de otra manera, lo que el resto del grupo le quieren traspasar con fuerza y que no pueda lanzar a través de sus cuerdas vocales con plenitud, garra e ímpetu. Esto último el tiempo lo dirá, como hemos dicho antes, deseamos que solo fuera cansancio, y que esa tesitura vocal que tan bien se adecua al sonido de HELA, se desarrolle por cauces un poco más orientados hacia la intensidad interpretativa. Aun así, demostraron las buenas críticas y opiniones que les preceden, dejándonos con la intención de decirles que a la próxima, allí estaremos.

Así acabo la noche, con tres exponentes de lo que se sabe hacer en este país, tres muestras de que la música que se fabrica tras nuestras fronteras, aun da para tener esperanza en algo bien hecho, aunque para cierto sector del público, lo único que importa sea ir a “ver” a los colegas, cumplir con el horario de amigo, y si encima tienen un grupo, comprobar que después de lo que han visto y escuchado, aun les queda mucho por hacer.



Volver




Crónica de MEMEST + PILGRIM + WINDHAND// Barcelona (08-11-13)

Fotografías de Dani Nefasto.
Realizada por Tania y José Luis:
No hace falta ser demasiado inteligente, para saber que cuando tienes que cocinar un buen guiso, montar un motor que responda, o fabricar una Flying V de primera, debes contar con ingredientes o piezas de la mejor calidad. Asimismo, si quieres organizar un buen bolo, también debes hacerte con un elenco de bandas que den el color y el sonido que la noche merece, y a juzgar por el cartel que se nos presentaba en este evento, la potencia estaba asegurada. Milagrosamente, y sin saber todavía que astros se alinearon para que se produjera tal circunstancia, encontramos aparcamiento a la primera (incluso pudimos elegir…) nos pudimos fumar un pitillo tranquilamente (la parte masculina), y nos adentramos en las fauces de la Rocksound.

MEMEST
No habíamos tenido ocasión de ver y escuchar a MEMEST encima de las tablas, y realmente podemos decir que valió la pena. Los engranajes de este grupo están bien engrasados, y se nota que llevan en el espectro musical desde dos mil dos, a pesar de que, como ellos mismos cuentan, sus cambios estilísticos y de formación, quizá no les hayan hecho un favor precisamente. Por fortuna, todo eso parece que ha pasado, provocando que nos encontremos a una agrupación como decíamos, solida, intensa y con un mensaje directo y práctico: Interpretar Heavy, Stoner y Rock duro de una forma brillante, con una diáfana disposición hacia los sonidos más representativos de décadas anteriores, dejándose alimentar por las claras influencias que eso conlleva, pero dando la de cal a su manera, y con su forma de sonar. En su conjunto este combo ya decimos que suena que atruena, quizá haya un par de puntos mejorables, como la ligera linealidad en las baterías, sobre todo en lo referente a breaks, o como el caso del primer guitarra, al que se le acusan cierta falta de recursos en el aspecto solista, aunque esto se podría traducir en un pequeño defecto de ambos. No obstante, esto no mancha en absoluto una actuación más que meritoria, sobre todo teniendo en cuenta, como decimos en muchas ocasiones, que abrir un concierto de más de dos bandas, siempre es una desventaja.

PILGRIM
Aquí realmente no tendría que haber crónica, sencillamente porque no hay palabras que definan a estos monstruos. Esto no es un grupo de Doom Metal, esto es un cataclismo, la potencia llevada a lo más extremo, mejor dicho, a lo más grande, a lo más alto. Que una banda, con solo tres componentes, llene tantísimo, es señal de que lo sienten sobremanera, y de que son perfectamente capaces de transmitir ese sentimiento. Logran acallar ese pequeño rumor que producen los desinteresados mientras hablan, consiguen una masa de cabezas moviéndose, de gente con los ojos cerrados, dejándose llevar por la intensidad del momento, del ambiente. Un sonido arrollador, una energía sobre el escenario que circula densamente entre los asistentes, y capta su atención sobre la destreza del batería y su brutal descarga sobre los bombos y los platillos. El desgarro de voz, que a su vez era pura, provocaba un estar truculento entre sus berridos inofensivos. PILGRIM provocó locura, regaló lentitud con mucha ansiedad entre nota y nota… y pudimos observar como los temas pasaban, pasaban, y los yanquis se hacían monstruosos. Agarrado al micrófono, o hasta en el suelo unido a las cuerdas de su guitarra, pudimos ver como lanzaba la voz. El bajo desempeñaba el papel perfecto, ya que sin su deliciosa música todo el globo del sonido de PILGRIM, no sonaría con esa chispa cada vez que sacaba su aire interior. Un conjunto perfecto, una agrupación que domina su música. Una actuación que se quedará grabada en nuestra mente.

WINDHAND
Tras ese merecido descanso, y habiendo disfrutado del fresco de la calle, entrabamos para posicionarlos en un buen lugar, y que esta banda nos deleitara con su buena música. Aunque hay que reconocer que tras la salida del escenario de los grandiosos PILGRIM, la sala se desinfló de gente, y no estábamos tan apretados. Muy feo por su parte. Dejándonos sordos nada más empezar, ya que una cosa es ese sonido sucio, más característico del Drone, que un simple acople, los americanos comenzaban, entre humos y olor a incienso, todos unidos tocaban lo que sería un principio bien hecho. Con el tema de los acoples, nosotros opinamos, que abusaron bastante, con la molestia en los tímpanos. Tanto que lo usaban entre canción y canción. Vayamos por partes, como decía Jack El Destripador: El batería y su magnífica fuerza, hizo que su propio sonido fuera un pilar fundamental en el carácter de esta agrupación. Un músico dedicado en desintegrar las baquetas contra la bestia, hasta tal punto que el pedal perdió la vida. Y con su mala leche, vimos como lo remató contra el suelo. Un gran momento. Los muros situados a los lados, provocaban un sonido arrollador que abrazaba hacía adentro. Una unión perfecta, y una profesionalidad a las cuerdas finas y gruesas. En el centro, ella. Simplemente ella, y su propio mundo constante. Un poco cargante lo de dar tantos giros. Sabemos que cada uno elige o le sale solo el hecho de ser de una forma sobre el escenario. Pero siendo, como fue, tan monótono, llegó a cansar. Aun así, su papel vocal fue bueno, como si estuviera, como se suele decir, en Babia. Una sincronización perpetua entre nota y nota, demasiado, a su vez, como hemos dicho líneas arriba, constante, y podía llegar a ser para algunos, un poco pesado. Aunque con una voz dulce, profunda y delicada. El cimiento principal de la casa WINDHAND. Una estupenda actuación, donde nos deleitaron con un gran repertorio.

Y todo acabó. Una noche perfecta de pura música. Una noche que para nosotros era deseada, porque echábamos en falta lo verdaderamente bueno. Un evento grande, con un gran público cobijando a las bandas, y una buena organización. Pues al igual que todo empieza, todo acaba. ¿Lo mejor de todo? El buen sabor de boca con el que nos fuimos. Que esto no acabe.



Volver



Crónica de GANESHA + ISAAK // Barcelona (07-11-13)

Fotografías de Ganesha y Álvar.
Realizada por Tania:
El Jueves día 07 de Noviembre, se avecinaba como una noche de buena música. En Barcelona, en uno de sus famosos barrios y en un lugar bastante recóndito, se encontraba un pequeño rincón donde mucha gente esperaba con ansias una dosis de buen Stoner. Segunda fecha de la agenda de nuestros amigos de Red Sun Barcelona, empezaría el show a cargo de dos bandas: GANESHA e ISAAK, en el llamado Bar Ceferino.

GANESHA
Antes de que comenzara el asunto, la gente ya había aterrizado dentro y fuera de sus puertas. El ambiente se fue caldeando poco a poco, y GANESHA se iba preparando para su momento. En un lugar pequeño pero acogedor, y un público expectante ante lo que iban a escuchar, el pequeño sitio se iba cubriendo de una atmósfera estupenda. Y ahí estaban los barceloneses. Empezando con mucha fuerza, nos enseñaron un repertorio interesante, aunque con sus altibajos por problemas técnicos, que hicieron que esa atmósfera fuera inexistente por momentos. Pero no es una opinión mala, sino que son cosas que suelen ocurrir en los conciertos. Cosas inesperadas, donde debes de salir airado. Enfrascados en los temas de su EP "Capicorla", estos chicos dieron mucho sobre el escenario, aunque desde nuestra opinión con muchos altibajos y pocas sorpresas. Pero ante todo una buena labor. Los solos de guitarra llegaban a surgir en su preciso momento, pero no dejaban que la imaginación fluyera. Siendo este último concierto para su batería, GANESHA bajó del escenario, dándonos la sensación de que ellos habían subido para darlo todo y demostrar que saben hacer un buen Stoner Metal.

ISAAK
Tras ese descanso agradecido, aprovechando para charlar con normalidad, y no a gritos como minutos antes... con una cerveza al buche, volvíamos rápido hacia adentro porque ahora tocaba ver de muy cerca a los italianos ISAAK. Esta agrupación llegada desde Génova y empezando lo que sería su mini tour por nuestro territorio, esa misma noche, abriendo el telón de su actuación con mucha garra. Aunque empezara la voz casi en silencio porque estaba bajo de volumen, el susto de pensar en un segundo que no fuéramos a escuchar con "tranquilidad" a esta banda que con tantas ganas habíamos acudido al Bar Ceferino. Con un directo arrollador, fueron capturando a cada una de las personas que asistía con énfasis su show. Fuerza y magia sobre el escenario era lo que nos había traído ISAAK. Todo en conjunto era un grupo que olía a profesionalidad; La voz era la que con sus manos nos contaba las historias de cada uno de los temas. Quien aportaba la magnifica intensidad al sonido eran esos sonidos bajos. Y en técnica, fuerza y brutalidad, era la guitarra y la batería. No podríamos olvidarnos de los momentos que tuvieron con el bombo y su vida propia. Tanto que mientras tocaban apoyaban sus pies y hasta todo su cuerpo en el suelo para que nada saliera volando. Los límites llegaron tras tocar casi o todo su repertorio del "The Longer The Beard The Harder The Sound", y algún regalo extra tras llegar la última, por petición del público y el cachondeo de ellos. Hacía tiempo que no veíamos una actuación de Stoner, en condiciones...

Y tras acabar la buena música, saludar y charlar con unos cuantos conocidos, nos subimos al coche con el fresco de la calle, y nos fuimos al son de Ghost Brigade... finalizando así, este evento.



Volver



Crónica de TUFI MEME + MINDUST + FUNGUS // Barcelona (02-11-13)

Fotografías de Red Sun Barcelona.
Realizada por José Luis:
Otra noche más, y afortunadamente, ya van unas cuantas. Con lo de “unas cuantas”, hacemos referencia con cierta sorna, a dos cuestiones. La primera, que algunos tenemos que empezar a cuidarnos, pues los años no pasan sin cobrar su precio, y la segunda, a modo de reseñar que la tendencia en estos últimos tiempos en cuanto a conciertos repartidos por la geografía barcelonesa de un carácter más Underground, ha aumentado considerablemente, siendo esta ya de por sí bastante activa. En esta ocasión tenemos a dos buenas bandas locales, TUFI MEME, MINDUST, y a los madrileños FUNGUS. Veamos que nos deparó la noche.

TUFI MEME
No habíamos tenido ocasión de escuchar a esta banda en directo, y la sensación que nos dejó fue un poco agridulce. Vaya por delante que la banda es buena, que hacen buena música, y ciertamente lo dieron todo, pero no es lo mismo comenzar un bolo de tres grupos que cerrarlo, tener al público un poco frío, que estar delante de un buen número de personas ya metidos en el calor de la sala, y animándote. Eso quizá, les pasó cierta factura, sobre todo a la hora de comunicarse, o por lo menos así lo vimos nosotros. Todo esto que decimos, evidentemente no le resta méritos a lo que de verdad importa, que es la música, y es que sus creaciones están dotadas de unas buenas dosis sobre todo de originalidad, cosa bastante de agradecer en este y cualquier estilo que se interprete. Temas llenos de fuerza e intensidad, sumados a una ejecución enérgica, buenas guitarras, contundencia rítmica y un detalle diferente como es el uso del Slide, dotan a esta banda de los alicientes necesarios como para volver a verlos de nuevo. Pese a nuestro comentario inicial, la noche empezaba bien.

MINDUST
Tocaba el turno de MINDUST, banda de la que guardábamos buen recuerdo, y que se mantuvo presente hasta el momento en el que saltaron al escenario. Y no decimos esto porque cuajaran una mala actuación, pero algo ha cambiado en esta banda. Su música, su intensidad y su manera de hacer siguen intactas, su estilo es el mismo, y el género en el que se mueven con destreza también. Se nos antoja que esta banda ha dado un paso más allá, en busca de experimentar dentro de su ya característico sonido, y eso está muy bien, han logrado una buena base en la que sustentar sus características, muy propias por cierto, y hacerlas más notorias, mas suyas si cabe, pero en ocasiones, caen en el tedio. Largos pasajes con cierta mística, dentro de un tema ya de por si extenso, partes acústicas, de guitarras suaves, arranques potentes y sorpresivos, desarrollos intrínsecos y con buenas dosis de técnica, incluso ideas que ya se salen de lo meramente genérico, como el momento en el que sustituyeron durante un buen rato sus instrumentos por una flauta travesera y un sitar, sabiendo crear un ambiente misterioso, forman un gran pilar sobre el que sustentar sus composiciones, pero repetimos, a veces, solo a veces, caen un poco en la repetición, no de ideas, pasajes o notas, si no de ambientes. Todo esto no quiere decir que no sea recomendable ver un directo suyo, más bien todo lo contrario, pero si los comparamos con la última vez que los vimos, en la pasada edición del RED SUN FEST, echamos de menos algo más de agresividad, ese punto de pegada que contrastaría con su lado más tranquilo.

FUNGUS
Los madrileños FUNGUS, nos presentaban su nuevo trabajo, “Sizigia”, y una cosa tenemos clara: Esta banda habla sobre el escenario. Su nuevo trabajo de estudio suena muy bien, los temas están en una línea muy clara y concisa, pero donde esta gente grita su nombre y reivindican su música es sobre las tablas. Transforman la atmosfera en una densa masa de arenas movedizas, de la cual evidentemente no puedes escapar. A medio camino entre el Stoner más denso, y el Heavy añejo de poderosa factura, cargan el ambiente con muy buenas guitarras, un bajo impenetrable y una batería con una pegada muy intensa. Podemos poner un pequeño pero a la actuación de FUNGUS, y fue lo que ocurre en demasiadas ocasiones. Durante una buena parte de su actuación, las guitarras sonaban ciertamente difusas, más bien lejanas, pero no bajas de volumen, quizá el bajo y las voces estaban demasiado presentes en los primeros temas, pero se fue solucionando a medida que transcurría el evento, y pudimos disfrutar de un muy buen concierto, en el que dieron un buen repaso a su repertorio, dando muestras de una solidez y fortaleza sobre la tarima digna de nombres más grandes. Pensamos sinceramente que esta buena banda debería tener más reconocimiento, no porque les haga falta, si no porque la merecen.

Y así, tras la actuación de FUNGUS, y las buenas sensaciones que nos han dejado junto al resto de bandas, termina otra noche. Ahora unas hamburguesas, o quizá unos churros, que se nos presentan tentadores cada vez que pasamos por delante, y ya van unas cuantas…



Volver



Crónica de GRANDLOOM // Barcelona (15-10-13)
Otra noche más de concierto. Y no decimos esto por un problema que tenga que ver con aburrimiento o tedio, sino porque es otra noche acompañando a la gente de RED SUN, organizadores del bolo, y que se están formando, poco a poco y con buen hacer, como ya hemos mencionado en anteriores reseñas, en referencia a seguir como organizadores de eventos. No importa la relevancia del mismo, la mano de esta gente ya se deja notar de forma bastante personal a nuestro parecer, y nos alegramos por ellos.

Los protagonistas de la velada, en cuanto a música se refiere, fueron los germanos GRANDLOOM, practicantes de un Stoner instrumental bien asentado, ejecutado e interpretado en su base más pura, aunque desde nuestro punto de vista, un poco cuadriculado, exento de sorpresas, o dicho de otra manera, parece que la música de GRANDLOOM está tan bien educada, que echamos de menos que hagan alguna trastada, alguna travesura que nos sorprenda o de lugar a debate. Tan sólo en algún momento puntual, se desmarcaron de su línea, y nos regalaron pasajes más atmosféricos, o interludios y contratiempos con cierta originalidad pero insistimos, con poca frecuencia. Y es que la música instrumental da imagen para todo, o algo fresco y sorprendente; da igual, lo instrumental es libre. Por eso, este tipo de comentarios, que quizá parezcan críticas, no deben ser tomados al pie de la letra, pues aunque digamos que nos ha faltado algo dentro del trabajo de una banda, reiteramos lo anteriormente dicho, lo instrumental es libre.

En definitiva, un buen concierto, un poco corto quizá, pero protagonizado por unos buenos músicos, que se nota que creen en lo que hacen y que atesoran talento y sentimiento, sobre todo el guitarra en su faceta solista. Sabemos que no se puede pedir demasiado, y que un concierto gratis con una banda internacional, se agradece mucho. Pero preferimos una sala-concierto, no un bar-concierto, donde la mitad de los asistentes estaban ajenos, y el ruido se mezclaba con lo que nos interesaba. Si se hacen eventos en este tipo de lugares, la organización por parte del bar tendría que ser otra. Todo centrado en la música, como se lo merece. Tiempo y espacio. Por eso mismo; Gracias a GRANDLOOM por regalarnos su música y a RED SUN por traerlos, nos vemos en la siguiente cita.



Fotografías de: Álvar

Volver



Crónica del Red Sun Fest // Barcelona (10/11/12-09-13)
José Luis:
Una ciudad como Barcelona, tiene oferta lúdica suficiente como para pararse en cada calle, y eso contando que los tiempos no están para dispendios económicos importantes. Por eso, festivales como al que DOOM IN AETERNUM ha estado asistiendo durante el Martes, Miércoles y Jueves de la semana pasada están dotados de más mérito, y es que Red Sun, los organizadores, y que han proveído al ya mencionado festival con su mismo nombre (Red Sun Fest) no solo han sabido elegir a un buen elenco de bandas, no solo han tenido el buen gusto de organizarlo en una sala como Rocksound, referente Barcelonés en cuanto a sonido y buen ambiente. No solo han sabido hacer esto y bastante más, si no que han hecho todo esto con sencillez, sin querer darse ni importancia, ni querer ser más que nadie, y recibiendo a la gente, y esto es por poner tan solo un ejemplo, dando la sensación de que entrabamos a casa de un amigo, más que a ver a un concierto. Ojalá todo les siga yendo tan bien como hasta ahora, porque se lo merecen, porque esta es la actitud que hace falta para que una escena como la barcelonesa, excelente en cuanto a bandas, música e ideas, pero un poquito saturada de prepotencia en determinadas ocasiones, y de absurda competencia en otras, eso sin contar con lo favoritismos, coleguismos, y demás zarandajas, que tanto molestan y estropean la música. Esto es ni más ni menos, apoyar el underground. Con un público no demasiado numeroso de inicio, aunque no tardo demasiado en llenarse la sala, comenzamos a trazar el recorrido por estos tres días de festival.
EL YETI
José Luis:
Abrir un concierto siempre es complicado, pero los barceloneses EL YETI, supieron salir ilesos con una maestría y sobriedad que nos sorprendieron gratamente. De entrada podríamos asegurar que esta banda tiene lo que hay que tener, es decir, seriedad, creatividad, exigencia propia y una buena dosis de técnica. Hacemos hincapié en la cuestión técnica, no porque sea demasiado importante ni en este ni en ningún otro género que podamos tratar (aunque siempre hay que tratar de tocar como mínimo bien, lo demás es consuelo de tontos) si no porque ya de por sí, su música tiene un punto destacable en esta cuestión. Contratiempos, ritmos sincopados, paradas sorprendentes y fórmulas musicales muy bien encajadas, entre otros detalles, como por ejemplo los coros, que estuvieron tremendos, forman la filosofía musical de una banda muy a tener en cuenta en el futuro, que por cierto, creemos que tienen asegurado. Una voz muy interesante y polvorienta, una guitarra que dice mucho, acompañando esa labor una batería enérgica y bien ejecutada, y cuatro cuerdas a los graves sobre todo inteligentemente tocadas, todo bajo un sonido limpio y bien definido, forman ese futuro del que hablábamos anteriormente.

TWIN WOLF
José Luis:
Después de una breve charla en la calle para airear los oídos, volvemos a la carga con TWIN WOLF, una banda que a título personal, no acabo de encontrarle la manera de conectar. Su música es buena, sus melodías y riffs son tremendos, en general es una agrupación que sabe hacer muy bien las cosas, pero como decía anteriormente, e insisto en que es una opinión personal, o no le encuentro la conexión, o yo no sé verla. Siendo objetivos, hablamos de una gran banda, con un desarrollo musical encomiable, y como decíamos anteriormente, con un sentido de la melodía que hace que sus composiciones suenen como que muy amenas. Nos adentran en su particular Stoner como pocos saben hacerlo, gracias a la labor de unos músicos que llevan el género que acontece en este festival, muy metido en el alma. Quizá el único punto que consideramos que esta buena banda debería tratar de corregir, es el aspecto vocal, y no decimos esto debido a que la voz sea mala o el cantante lo haga mal, si no porque creemos que lo da todo desde buen principio de actuación, y se cansa demasiado rápido, dejando al resto de la banda un poco desnudos, en cuanto a sonido, claro está. Aun así, cuajaron una buena actuación, dejando el listón en una muy buena marca.

THE SOCKS
Tania:
Con su estética añeja y su saber estar en el escenario, los franceses THE SOCKS, nos cautivaron a los que ya teníamos ganas de verlos y a los nuevos que los descubrían. Dándolo todo en el escenario y provocando buenas sensaciones, una a una las canciones fueron cayendo como las gotas que caen de una tormenta aterradora pero necesitada. El Hard-rock setentero y psicodélico de esta agrupación, contando con que RockSound siempre favorece, aunque depende muchísimo de la banda (Alguna que otra hemos salido decepcionados, y por la sala no era), pero esta ocasión, tanto la banda y como la sala, se mezclaron para hacerse escuchar en todos los posibles rincones. Teniendo cada uno por separado su propia magia, desfundaron un repertorio repleto de buena música. Pudimos escuchar canciones de su anterior trabajo, el Ep "Side A". Temas indiscutibles que pronosticaban el camino a recorrer de una banda muy prometedora. “Bedrock”, su último lanzamiento también lo pudimos sentir, al igual que la ansiedad y la estupefacción del público, al ver el sonido que nos traían estos franceses.

Hablando un poco más individualmente... Uno de los guitarras, que a su vez era el encargado del teclado, llenaba bastante cuando en sus manos llevaba el instrumento de cuerda. Creaba una atmósfera que le hacia destacar por pequeños detalles. Hablando con mi compañero José Luis, le comentaba que la voz del cantante era muy rota y que pegaba estupendamente con el género por donde se movían. Tenía mucho feeling cuando hacia los solos, y generalmente toda la banda nos enseñaba un sonido más fuerte y pesado en directo que en el disco que más de uno llevábamos escuchado varias veces. Del batería podríamos destacar pocas cosas. Estaba ahí. Pero esto no significaba que fuera de relleno, sino que no cometía ningún error. Y eso es muy favorable. El bajista, para nuestra opinión estaba poco presente. Aunque su sonido era más guitarrero, se creaban momentos de vacío cuando tocaba el teclado. Existía una ausencia de sonido. Destacando por encima de todo; quien dominaba era la voz/guitarra. A parte de nuestros argumentos o nuestra visión, los franceses THE SOCKS, supieron estar ahí, darlo todo muy bien, y engrandecer la noche, cerrando así este primer día del festival. Y nos quedaban dos noches más, por delante...

1886
Tania:
Siendo sinceros llegamos un poco tarde, y la banda ya había empezado, pero aun así pudimos disfrutar de muchas canciones. El Hard-rock setentero que nos llegó a mostrar la joven banda 1886, fue la apertura del segundo día de este estupendo festival. Estos chicos dieron todo en el escenario, con sus más y sus menos supieron estar ahí, presentando lo que era su primer trabajo “Takin Off”. Cabe destacar un punto bastante importante, dentro de una banda. Un algo que es uno de los pilares para que todo en conjunto lleve un buen camino, en este caso; La voz. Ese instrumento era una nota a destacar, ya que procuraba una sintonía especial con el público y un pilar fundamental de la agrupación. Llamaba la atención porque era una voz bastante profunda y grave, para quien la usaba. Y esto es un punto muy a su favor, porque si sigue trabajando hasta ahora, llegará a un status vocal importante. Aunque tuvieran sus momentos de “timidez”, mejor dicho, no se soltaban del todo, nos regalaron instantes instrumentales muy entretenidos y apetitosos. Hablemos del otro guitarra. Desprendía fuerza, y sobre todo garra. Deleitándonos con momentos muy buenos, y compartiendo opiniones entre nosotros dos, pensábamos que este chico tarde o temprano llegará a realizar otros proyectos o simplemente música más pesada. Nada más. Una buena actuación y una gran labor de este grupo tan joven, y esperemos que duradero.

LOADING DATA
Tania:
El segundo día fue un poco raro, hablando en asistencia... pero bueno, los que estábamos allí, sabíamos que la noche iba a ser larga. Tras los catalanes 1886, aterrizaba en el escenario, LOADING DATA, una banda muy interesante. Como mencionaba más arriba, en la descripción de 1886, llegamos minutos tarde, y por eso tuvimos la oportunidad de ver como el grupo estaba en las puertas de Rocksound, preparando su momento. Un poco de estiramientos por aquí y otro por allá. Ya en ese momento, vimos que traían a un nuevo miembro, que poco después presentarían. Es al que más vimos "estirando las patas", y José Luis me comentó que quién se prepara de esa forma, denota que realizará un gran trabajo. Y así fue. Su actuación muy provechosa, tenía mucho nervio, ritmo y con capacidad de sobra. Era como un vaso a rebosar de agua fresca. La parte femenina del grupo se encargaba de llevar a cabo las notas más graves, y las que llenaban la mitad del sonido que producían todos a la vez. Consideramos que ella era la gran portadora de la música de la banda.

Fue un grupo bastante profesional encima del escenario, compacto, exceptuando algunas tonterías, nuestra opinión, sin olvidar que portaban muy magníficos instrumentos. Se nota que llevan muchos años trabajando juntos, siendo así un grupo. Pudimos ver al otro guitarra y su hostia, y presentando una actitud que hemos visto muchas veces, su trabajo era logrado, sin salirse del ritmo ni del tiempo y protagonizaba momentos entretenidos. Hablemos ahora del voz/guitarra. Cuando iban pasando los minutos me iba dando cuenta de que su voz era antigua, a mi ver. Sin pecar de nada me vinieron a la mente dos nombres: Elvis Presley y Tom Jones. Sí, a estos dos grandes me recordaba de vez en cuando su voz. Matices rockeras y muy pesadas. Un saber estar impresionante... Voodoo para todos, y sin ganas de ir al curro. Así acabó la noche, y así, LOADING DATA bajó del escenario dejando su magia sobre él.
MINDUST
José Luis:
Debido a que este festival se realizó en días laborables excepto el Miércoles, y como todos por desgracia tenemos cosas que hacer (algunos, por suerte trabajamos) llegamos por razones ajenas a nuestra voluntad, un poco tarde, y una de esas razones fue encontrar aparcamiento, cosa que en los dos días anteriores no fue en absoluto difícil. Aun así nos dio tiempo a ver lo suficiente como para asegurar que MINDUST deberían sonar siempre en directo, pues a nuestro parecer no tiene nada que ver con su actual trabajo discográfico, que se nos antoja un poco flojo de intensidad, si lo comparamos con lo que pudimos escuchar en directo. Una banda compacta, ejecutando bien tiempo y medida, y descargando una música con tintes cósmicos, etéreos si se nos permite la expresión, para definir a que suenan MINDUST. Buena y recomendable banda, perfecta para dejar al respetable con ganas de más, y es que conseguir que aquellos que te están viendo, no estén con las típicas caras de que acabes ya para ver a los cabezas de cartel, ya es mucho en una ciudad como esta, así que ese mérito en esta ocasión es para este buen grupo que a no muy tardar, nos dará más merecidos bolos.

GOAT LEAF
José Luis:
La desgracia de reseñar a una banda como esta, es que tienen tanto sobre lo que comentar, que cualquier cosa que escribamos, se nos queda corta. Intensidad, talento, tablas, entendimiento, sentimiento, fuerza, rabia y ganas de comunicar, son solo una de las muchas cosas que podríamos destacar de GOAT LEAF. Desde un vocalista, el cual da la sensación de estar evadido, es casi ofensivo, como si nada de lo que ocurre fuera con él. Unas cuerdas, que sin ser un derroche de técnica, si tiene recursos musicales como para dar diez conciertos seguidos, pasando por un bajista que está durante todo el set de temas, con esa media sonrisa que denota pasotismo y a la vez experiencia, eso sin contar que tocó descalzo (este que escribe lo hizo una vez y os aseguro que no hay nada mejor) y terminando por un batería enormemente práctico, que parece que no se complica la vida, pero que lleva eso de la “difícil sencillez” a un terreno superlativo. Una de las cosas que más nos gusta de bandas como esta, es que si en vez de haber ochenta personas delante, les pones tres mil, actúan igual, seguro que se comportan de la misma forma, y eso quiere decir que no les importa en absoluto la absurda plasticidad que muchos otros muestran, eso quiere decir que les da igual la imagen, o que no tienen conciencia de espectáculo propiamente dicho, tan solo respetan la música y a la gente que les ha ido a escuchar, y punto. Gente como esta jamás se perderán por el terreno convencional, y eso como decimos anteriormente, nos gusta, y mucho. Necesitamos a bandas como esta, quizá su música no sea del agrado de todos, pero su actitud hacia este arte que tanto nos gusta, es necesario, aunque sea como referente. Grandioso colofón final a un magnifico festival, y grandiosos GOAT LEAF, que esperamos no sea su última visita a nuestro país.


Tania:
Al igual que todo empieza, todo acaba. Pero el buen sabor de boca que se te queda, no tiene desperdicio. Tres días de buena música. Tres días donde bandas nacionales como internacionales han compartido un cacho de rincón. Un buen rincón donde nuestros oídos disfrutaron de distintas épocas, sin moverse del sitio. Nosotros dos estuvimos ahí y vivimos el empeño y el trabajo bien hecho de una pequeña organización que desea todo por lo que todos amamos, la música. Terminó la primera edición del Red Sun Fest y seguro que volverá. ¿Vosotros estaréis preparados? Nosotros sí.



Fotografías de: Álvar y Red Sun Barcelona.



Volver




Crónica de Red Sun Party Vol. I // Barcelona (19-07-2013)
Este pasado Viernes día 19, empezó lo que posiblemente sea el principio de un largo camino, de Red Sun Barcelona. Unos organizadores noveles, pero experimentados en diferentes áreas, lo cual eso hace que cada uno aporte lo necesario para crear evento tras evento y que cada uno de ellos sea especial. Pero por algo hay que iniciarse. A parte de organizando conciertos, esa noche se celebraba “Red Sun Party Vol. I.” y mi cumpleaños. (De la parte femenina. Como nos diferenciamos en el blog jeje). A la llegada a la Sala Be Good, nos encontramos con un ambiente tranquilo, pero esperanzador a que más humanidad viniera. Eso sí, mientras se desvanecían esos minutos de retraso que suelen aparecer, sin que nadie se lo espere… José Luis y aquí presente, escuchaban como los grillos se adelantaban y montaban su propio concierto. Al rato pudimos conocer a los organizadores, Lane y Marc, y estuvimos charlando de todo un poco. Tras ese breve parloteo, las puertas de la sala, se abrieron y dio paso a que los afincados en la acera, pudieran entrar y estar, al menos y mientras tanto, al fresco del aire acondicionado. Bueno… poco a poco la sala se iba llenando y VINCENT BLACK SHADOW, se preparaba para abrir el telón del Red Sun Party Vol. I.

¡Joder!, no hay pestillo, a ver como meo yo ahora… vale. Culo en el filo, mano en la puerta. Uff. Bien como decía… Al volver a mi posición indicaba a mi compañero que pusiera oreja ya que le tocaba escuchar y observar a fondo lo que esta banda barcelonesa nos iba a enseñar.

VINCENT BLACK SHADOW
Salen a escena VINCENT BLACK SHADOW, una banda que si bien fueron los más alejados del Stoner más arraigado en esta velada, si fueron capaces de aprobar con nota la difícil tarea de abrir un concierto, y decimos difícil porque aparte claro esta de tocar bien, debes romper el hielo, y casi sin querer también se lo pones fácil al resto de las bandas, calentando al público. Haciendo gala de un notable espíritu setentero, aunque insistimos, a nuestro parecer más alejado del Stoner propiamente entendido, y si más cercano al Rock clásico, esta banda fue capaz de transportarnos unos cuantos años atrás, con una música de elegante y calmada factura. Si bien, cabe decir, que comenzaron su actuación con un ligero barullo sonoro, al cabo de un par de temas, esa circunstancia se solventó, y la banda pudo descargar con comodidad un buen set de temas, de los que destacaríamos como ejemplo de talento interpretativo y compositivo, la instrumental “Totem”, o una de las ultimas, la que da nombre al grupo (o al revés, no lo sabemos bien). En definitiva, Nacho, Mariano, Xavi y Angel, supieron demostrar que para la buena música no pasan los años, y que, en esta ciudad, a veces un poco ya saturada de todo, todavía siguen surgiendo muy buenas bandas, como suponemos que seguirá pasando, sean del género que sean.

Nos tomamos un pequeño descanso, como dice Tania, “vamos a la calle a tomar el calor”, haciendo referencia a que se está mejor dentro de Be good, que en la calle. (La climatización, un punto a favor de la sala)

HOWLER TOAD
Sin hacernos esperar demasiado suben al escenario HOWLER TOAD, estos si con un sentido más actual en sus composiciones, pero dejando clara también una vena clásica acorde a como se desarrollaba la noche, gozando estos de un mejor sonido aunque a mitad de la actuación, el guitarrista mantuvo un cambio de impresiones con su amplificador, dando lugar a algunos problemas a la hora de ejecutar los temas. HOWLER TOAD, es una buena banda, y hacen buena música, pero hubo una circunstancia, que a nuestro entender estuvo de más, y fue la actitud del cantante, Carlos. Estamos de acuerdo en que un frontman pueda ser comunicativo con el público, y quiera transmitir el mensaje de la banda personificado en el, pero esto es Underground, la música es la que manda, y la línea que separa la comunicación en el escenario de transformar una actuación en un circo, es demasiado fina. Es más, pensamos que un vocalista con buena voz, no necesita tampoco esa actitud, más propia de un mundo musical más condicionado por la comercialidad, y él tiene capacidad de sobra para transmitir lo que le dé la gana, a base de voz, no despistando al respetable con aspavientos, que además le hacen desafinar. Aun así, hablamos de una buena agrupación, recomendable para todos aquellos que hayan disfrutado de su música.

TWIN WOLF
Esta banda, nos mostraron una actuación vista y no vista. ¿Por qué? Porque con su pequeño repertorio no podíamos obtener nada más. Pero eso no es negativo. TWIN WOLF, con su toque añejo pero actual, disfrutaron de la noche como nosotros de ellos. No sé si la sala tenía ciertos problemas con el sonido de las bandas, pero costaba bastante apreciar lo que el cantante, a su modo esa noche, nos quería enseñar. Ya que avisó que tocar tan tarde era muy malo, ya que la borrachera estaba a la vista. Excusas o no, se podía apreciar una tesitura peculiar, aplicable perfectamente al sonido que los demás componentes enseñaban. Una estupenda batería que llevaba un ritmo enérgico y unas guitarras al son de lo que es la esencia de esta banda. Con la verdad por delante, estaba bastante molesta, y mi compañero me lo notaba muy bien, porque el problema técnico del sonido ya ocurrió con anterioridad, al asistir a otro evento. Sabemos que a veces es complicado capturar el sonido de este género, pero si sabes lo que haces, se sabrá hacer las cosas correctamente. En fin… es lo que toca. Se puede decir que las dos cosas que se salvan son, lo bien que se estaba con el aire puesto y la visualización del escenario, en alto (hablando de la sala). Al menos podías ver a la banda de todas las partes. TWIN WOLF, dejó con las ganas de más… que al final tuvieron que volver a tocar uno de los temas.

Al finalizar del concierto pudimos apreciar el recopilatorio de temas que nos puso Marc, uno de los organizadores, para cerrar la primera edición de la Red Sun Party. En general, la noche estuvo entretenida, con sus más y sus menos, pero ante todo se estuvo ahí. Lo positivo en asistencia, es que hubo más gente que aquella que esperaba en la entrada al inicio. Eso es bueno. Tras un rato de parloteo, dejamos atrás la Sala Be Good y RED SUN PARTY VOL. I. Nos vemos en la próxima. Agradecemos a Álvar las fotografías.
Volver



Crónica de Saturna + Horisont // Barcelona (10-10-2012)
La tarde amenazaba lluvia, era día laborable, las carreteras llenas de coches y conductores nerviosos por llegar a casa, o por no llegar, según se mire, los metros y buses a reventar... es decir, nada invita a salir de casa si no tienes obligación. Pero sabiendo que dos bandazas como SATURNA y HORISONT tocaban esa noche en la Rocksound, ¿quién se queda? seguro que alguien, pero dos que yo me sé, o lo que es lo mismo, Tania y un servidor, no pudieron resistirse a sucumbir a las genialidades que estos dos grupos nos podrían ofrecer sobre el escenario.

SATURNA
Y el show empezaba con Saturna... Con un sonido ligeramente embarullado al principio, y es extraño, puesto que esta sala, nos tiene bien acostumbrados en este aspecto, Saturna descargaron sus temas, contemplados en un primer momento, por un publico quizá demasiado frío, aunque estuviera casi repleta, para apoyar a esta banda local. Puedo entender incluso que haya alguien a quien la banda que empieza el bolo no le guste y vaya solo a ver a los cabezas de cartel, pero no me creo que a la mayoría de los asistentes no les guste una banda que lo pone todo desde el primer momento, por tanto si se va a un concierto para apoyar y disfrutar de un gran grupo local, como es el caso de Saturna, hagámoslo desde el primer instante. De todas formas, Patrick&co. supieron estar a la altura de las circunstancias, y animar a la gente con un set repleto de buen Rock, riffs contundentes y puntazos psicodélicos. No podemos destacar a nadie por encima de los demás componentes de la banda, pero sí podemos destacar la labor de cada uno de ellos en si misma. Rodrigo, tirando sabiamente de la banda, junto a una batería potente y en constante movimiento, pero encauzado hacia las guitarras cuando convenía. Henry y Aureli, desde el primer momento, saben cuando ser protagonistas absolutos, a base de recordarnos que en el rock y metal en general, la reina es la guitarra, y a base también de riffs con influencias de todo tipo, pero sin que caigamos en la cuenta de ese hecho, esto quiere decir que tienen personalidad propia, más si cabe en el aspecto solista, en el cual demuestran sabiduría, buen hacer, y respeto por un género, que dominan a la perfección. Y de Patrick que podemos decir... que se está revelando desde hace un tiempo, como un gran vocalista, con una tesitura muy especial, casi mágica. En definitiva, un frontman como debe ser, una buena garganta y una actitud reveladora y talentosa. Gran concierto, y gran noche con lo que se nos venía encima, a raíz de lo ya visto y escuchado.

Ya sabes José Luis que tras un breve descanso, entre banda y banda, y el bochorno tras la lluvia en las calles, empieza la segunda parte de la noche... RockSound se había llenado por completo y la gente se volcaba hacía el escenario. Muy buen ambiente, aunque siempre digo que, uno debería de apoyar a todos por igual, sea quién sea. Y desde aquí, con todo el derecho del mundo, me parece una falta de respecto venir más tarde, aunque hayas pagado la entrada para asistir a un concierto de más de una banda, aunque vengas a ver a una. ¿No creéis que las bandas locales necesitan de nuestro apoyo más que otras? Vosotros veréis, yo ya lo tengo claro.

HORISONT
Tocaba el turno de HORISONT. Estos suecos pisaban por primera vez Barcelona y nos tenían preparado algo muy bueno.... Un grupo con muy buenas tablas, con una actitud estupenda y desenfadada. Nos deleitaron con su rock añejo volviéndonos otra vez, antes fue Saturna, a una década pasada. Enseñándonos esos riffs en la línea de los 70's, desde Black Sabbath, pasando por los primeros Judas Priest o Blue Cheer, aquella banda de San Francisco considerada pionera de algunos géneros como por ejemplo del Stoner Rock. Vinieron a RockSound para darlo todo y enseñarnos grandes temas de sus dos discos. Estos temas contenían melodías y frases elaboradas o solos fantásticos. La batería era muy creativa y nos daba unos momentos muy buenos. El sonido que nos transmitía el bajo era frenético. Todos en conjunto estaban totalmente compactados, yendo por libre en algunos momentos de crescendo, momentos en los que el vocalista demostraba su mejor arma, los agudos. Y su forma de largarse del escenario, en un momento dado. La maestría vocal, la cual muy desarrollada, a base de mucho sentimiento por un género, y horas de local. Algunos temas bastantes complejos, demostrando un buen trabajo en el aspecto compositivo, y ganas de elaborar los temas, e intentar siempre despegarse de la ingenua idea de que la sencillez es más atractiva. Cuando algo está bien realizado, lo está, y no hay más que decir.

Y todo llega a su fin. La noche había acabado, y salíamos satisfechos de las dos actuaciones. Yo personalmente, tenía ganas de ver a Saturna en acción y si veía a Horisont de regalo, pues, noche completa. Y más como siempre, asistiendo, a los que se pueden, con mi buen amigo José Luis. Hasta la próxima...
Volver



Crónica de Treitum + Evilhorse // Sant Adrià del Besos (8-06-12)
José Luis:
Cuanto más ahondamos en el mundo del Underground, más nos podemos dar cuenta de lo injusto que es el mundo de la música en general. Es más que palpable, que ni todos los grupos están donde deben, sea cual sea su estilo, y que, hablando de estilos, hay géneros, que a mi parecer, tampoco disfrutan del reconocimiento que merecen, como es el caso del Doom. Hablemos de como dos grupazos practicantes de este estilo nos deleitaron en concierto. Como afortunadamente ya es costumbre, después de recoger a mi grandisima amiga y hermana de batallas y conciertos Tania, y de meternos entre pecho y espalda sendas hamburguesas, nos dirigimos hacia el lugar del concierto. "Vamos sobrados de tiempo" decíamos... que poco sabíamos que al llegar, mejor dicho, intentar llegar a la sala The Tube II, lo que íbamos a hacer era descender a los infiernos menos imaginados por el hombre, en una palabra, que nos perdimos. ¡¡Perdidos del todo!! dándole vueltas y más vueltas a un barrio de Barcelona, concretamente el barrio del Besós. Que aunque hacia mucho que no pasábamos por esta zona, nunca íbamos a imaginar que nos pasaría esto. Después de casi tres cuartos de hora dando vueltas, y casi una hora tarde, pensando que ya nos habíamos perdido a Treitum, con el consiguiente malestar, llegamos al lugar. Afortunadamente el bolo también empezaba tarde, así que por lo menos tuvimos un consuelo, y pudimos disfrutar de una actuación grandiosa. Recuerda José Luis, que nada más llegar vimos a un grupo saliendo de un bar, y le preguntamos donde estaba la sala. "¿Dónde está la Sala Tube II?" "Allí mismo, vamos hacía allá, bueno vamos a tocar..." Ese momento fue muy bueno, porque sin darnos cuenta se lo estábamos preguntando a los de Treitum.
TREITUM
Toda banda tiene sus cualidades y sus defectos, a Treitum realmente no le escuchamos ninguno, o casi ningún defecto. Es una banda realmente perfecta, engrasada con una precisión casi mecánica, que da muestras de un gran talento a la hora de componer. Sus temas son, sorpresivos a veces, por sus cambios de ritmo y de riff, que contemplan desde un Doom como que bastante pesado y contundente, hasta incluso toques rockeros. Después te sorprenden con algo más sencillo, más pausado, consiguen que no quites el oído de sus instrumentos, un bajo por ejemplo que realiza una labor descomunal, sabiendo en cada momento dar la alternativa a las guitarras y la batería. Una batería por cierto grandiosa (apisonadora diría yo) y siendo en un segundo, más protagonista que nadie. Las guitarras (con nuevo guitarrista) también tienen lo suyo, melodías infernales, acordes que entran directamente a tu alma ya conquistada a esas alturas, y sobre todo unas armonías, que saben encajar y hacer sonar en el momento preciso, como ya hemos dicho antes, con precisión casi mecánica. La anécdota de la actuación de Treitum, la protagonizó Iban (Rasputin), cuando subió al escenario para interpretar un tema a medias con el vocalista del grupo, hecho que fue bastante aplaudido por la gente que asistió al concierto junto a dos buenas covers que realizaron de Saint Vitus y Celtic Frost. Así son Treitum, una banda ya no aconsejable, si no obligatoria, y no solo para amantes del Doom, si no para cualquiera que quiera escuchar una música magnífica.

Tania: Ahora toca despejarse un poco con el silencio de la calle, beber algo fresco después de soportar un calor pegajoso en la Tube. Tras unos minutos de charlas y conocer a Dani, del sello DISCOS MACARRAS... nos subimos todos (ya que estaba en una primera planta) para coger posiciones y ver que nos traían EVILHORSE.
EVILHORSE
¡Qué gran actuación y sobre todo sonido! Con tan sólo tres componentes, lo que nos esperaba iba a ser brutal. Una fuerza en la forma de aplastar la batería, un desgarre en la voz y en la fuerza de sus manos en la guitarra. ¿Y el bajo? Yo no sé como describir el sonido que surgía de ese instrumento. Enorme. Eso era un pilar fundamental en lo que nos estaban mostrando estos chicos de Evilhorse. Riffs contundentes, potentes momentos de subida desenfrenada y momentos de calma sin limites... Nos mostraron su disco “Cabeza de Vaca” entero más un tema extra. Cuatro increíbles temas en más o menos unos 40 minutos. El ambiente se iba caldeando en cada momentazo... Acordes con personalidad propia, intensidad en cada nota, un directo perfecto y limpio. El aumento de la profesionalidad y la calidad en muy poco tiempo. Una locura exageradamente sana. Una banda de la que saldrás muy satisfecho. Tres estupendos y característicos músicos catalanes.

Puedo decir que en The Tube II el sonido es cojonudo. Hubo un ambiente estupendo entre todos nosotros. El apoyo fue bueno y todo genial. Pero... sí, hay uno, y fue una acción bastante fea por parte de uno de los de la sala. Creo que si el lugar tiene un horario y va siendo hora de cerrar, lo más normal es avisar al grupo que está tocando, simuladamente... o esperarte a que acabe la canción o cualquier cosa, en vez de ir directamente a los plomos sin decir nada y.. ¡se hizo la luz! ¿Cómo es posible eso? La cara de la gente que se encontraba en ese momento fue un poema, y la de los chicos de Evilhorse, ni hablemos... Creo que hay cosas que se pueden hacer de otra forma. Pero en general, todo estupendo! Hay que apoyar a las bandas de Doom de Cataluña... porque te puedes encontrar maravillas, hay que apoyarles día si, y día también. No necesitamos ojear lo de fuera (puede que luego) pero lo de casa... lo de casa tiene mucha calidad. Y si eres fiel a este estilo eres fiel a ellos.

Volver



Crónica de Under The Tree + Horn of the Rhino // Barcelona (18-05-2012)
Hacer una crónica en conjunto es mucho más emocionante... Empecemos. Si ya cuando faltan pocos días para ver a una gran banda, la espera se hace interminable, no os quiero ya decir como se hace de largo cuando te enteras con un mes y medio de antelación que unos genios como Under The Tree y Horn of the Rhino actuarían en Barcelona. Y algo que también puedo asegurar, más que comentar, es que la espera valió la pena. Tener el privilegio de ver a estas bandas en directo, es un lujo que no entiendo como más gente no se permite, pues ni las entradas son a precios prohibitivos, ni el lugar destinado a la actuación esta lejos ni mal comunicado, ergo he de entender que la gente aunque diga que tal o cual banda le gusta, están mejor en su casa, o donde sea, menos apoyando a los grupos, que se revientan actuando para ochenta personas, cuando deberían actuar para un público mucho más numeroso, o eso sería lo lógico, en mi opinión. Aunque a veces se vive más con 30 personas, siendo mucho más cercano. Dicho esto centrémonos en lo que interesa. Después de recoger a mi hermana Tania (¡y Jose Luis, mi hermano de conciertos! jajaj), nos vamos hacia la sala, con la ansiedad de ver a estas dos emergentes y geniales bandas, y que mejor que una cervecita para hacer más amena la espera. En el cartel anunciaban que la apertura del concierto sería a la 21:00 con actuación de un Discjokey (Luis Vancleff), suponemos que no actuó, o mejor dicho, no pinchó, pues cuando llegábamos a la RockSound, que es el nombre del lugar donde transcurriría el evento, estaba cerrado y la gente se amontonaba en la puerta esperando para entrar, mascándose en el ambiente, cierta impaciencia porque empezara el concierto.

UNDER THE TREE
Por fin, y haciéndose esperar como los grandes, UNDER THE TREE, con ex-componentes de WARCHETYPE, y el cantante, Patrick, es el mismo que el de la banda SATURNA. Empezaban a machacar acordes y riffs, y lo primero que nos sorprendió fue una limpieza inusual en su sonido, digo inusual, pues en una sala (Bar) pequeña como es la que nos acontece, lo normal es un sonido un poco más, digamos, embarullado. Hay que felicitar a RockSound por su equipo y buen hacer, y por supuesto a la banda, por su profesionalidad. Crearon un ambiente estupendo, y con efectos especiales utilizando un megáfono para crear, con la voz, la atmósfera perfecta. De esta gran banda cabria destacar dos cosas, sin desmerecer en absoluto la gran labor de todos los miembros en general. La primera, la originalidad de su música. Son composiciones sorpresivas, que pasan de un estado a otro con una facilidad pasmosa, y que en consecuencia, nos llevan a un segundo punto álgido: Los ambientes. Esta banda es capaz de lograr algo que ya en una grabación se nos antoja laborioso, ni que decir tiene que en directo es mucho más complicado. Saben de sobras lo que hacen, es decir, es gratamente sorpresiva, la habilidad que tienen para que cuando, por ejemplo, se produce un parón, y una guitarra queda sola, desarrollar un tortuoso crescendo, sabiendo por supuesto que es una banda Doom, lo cual lo hace más difícil todavía, pues el desarrollo musical es aún más largo. Saben de sobras cuando hacer que la púa, las baquetas de la batería o la voz sea desgarrada o limpia, pase al siguiente escalón, consiguiendo algo que esta más allá de lo que es un simple directo, es algo que te transporta, te recoge, y te lleva a su propio mundo, al mundo de UNDER THE TREE. En definitiva, es demostrativo que el caso de esta banda no es casualidad, es talento en estado puro, y desde estas lineas, les animamos a que sigan así, y a los que no les hayan escuchado o visto en directo, que lo hagan, realmente vale la pena.

HORN OF THE RHINO
Entre banda y banda, tocaba tomar el aire y cotillear un poco la mesa con las camisetas y los CD's... Pero no tardaríamos demasiado a estar dentro y buscar la primera fila... para ver en primicia a la "bestia del norte". HORN OF THE RHINO, empezaba como ellos saben. A lo grande y dándolo todo desde el primer minuto. El show volvía a empezar, si ya UNDER THE TREE nos habían dejado con la miel en los labios, ahora lo bilbainos nos iban a dar ¡otro bote de miel! Riffs atronadores, el sonido de la batería aplastante, y como bien Jose Luis hablaba más arriba del sonido en un recinto pequeño, ahora tampoco había ni un fallo, y pudimos apreciar el talento de Julen. Siendo el gran pilar central de estos chicos. ¡Una barbaridad! Qué forma de aplastar con sus baquetas y estar destrozado en el final de cada canción. Pero la calidad es lo que tiene. El público se iba calentado más y más, disfrutando de lo que nos ofrecían. Nos deleitaron con un poco de cada uno de sus discos, ofreciéndonos una variedad de potencia en cada canción. La versatilidad en el cambio de registro de voces, el bajo, era una colección de campanas, graves, oscuras, que te taladran la cabeza, y por mucho que te empeñes, no quieren salir. La guitarra era como estar en un aserradero con los oídos tapados, algo lejano, pero a la vez muy presente, se te mete en el pecho, te ahoga, te tortura, no te deja descansar ni un momento, te ataca y te agota el entendimiento. Eso es HORN OF THE RHINO. Con la anécdota de que Javier se metió entre el público, y acabó por los aires, con la guitarra incluida. Y algo más para recordar, es que siendo ya el final de su actuación, tuvimos la gran suerte de que nos tocaran otra! Y eso quiere decir... ¡Qué la noche fue única y grande!

Entrada la madrugada en Barcelona... todo lo bueno se termina, aunque joda. Vivir lo que vivimos ese viernes en el RockSound, no tiene desperdicio. Gran noche con dos grandes bandas. Pero nos volveremos a ver muy pronto, ¡seguro!


Volver

Blog de Barcelona (Spain)
Contact: viking__blood@hotmail.com o a través del formulario.
- - -

Noticias/News
THE FLIGHT OF SLEIPNIR
- - -
Crítica/Review
HELEVORN
- - -
Mención/Mention
BRAIN PYRAMID
- - -
Entrevista/Interview
SERPENTINE PATH
- - -
Próximo evento/events
- - -
Última crónica

Blog Archive