Crítica XLI


DATOS
BANDA:
WINDHAND
ÁLBUM:
"Soma" // CD
AÑO:
2013
Web de la banda:
Bandcamp

Crítica realizada por Jose Luis Huerga


Volver a la sección

Gris. Todo en esta banda es de color gris. Su portada, una casa abandonada y solitaria a los pies de un cerrado y misterioso bosque, como salón de entrada al más absoluto vacio, a la más extrema soledad. Gris como la lentitud de su música, quizá no tan pausada como nos pueda parecer, pero es que esta prole de condenados, vagan por el limbo de lo oscuro, a un paso que no era conocido en otros márgenes musicales. Como decimos, no se trata de lentitud, si no de oscuridad, y cuando esta penetra en ti, todo parece que se ralentiza, realmente estamos en otro contexto, en otro paraje, en el decorado con que adornan la existencia WINDHAND.

Provenientes de Richmond (Virginia) esta banda parece que ha despertado de un largo letargo, es como si hubieran estado invernando, aunque a efectos prácticos, su palmarés musical nos dice lo contrario, pues desde dos mil diez hasta ahora ya han editado una demo, un primer full homónimo, un Split con los magníficos COUGH, un single con el primer tema de este ultimo trabajo, “Orchard”, y el ya referido CD editado recientemente “Soma”, que por cierto les ha valido el reconocimiento de Relapse Records. Desenvolver la gruesa tela con que se ocultan este tipo de bandas tan oscuras no es fácil, pero si podemos decir que influencias tienen, como todas, pero como otra muchas, y eso es cosa que agradecemos, ni las ocultan cuando hay que mostrarlas, ni tampoco tienen demasiadas. Es evidente que en algunos momentos nos dan retazos a los viejos maestros, y no solo a los de siempre, pero esa tonalidad grisácea de la que hablábamos anteriormente, la han hecho muy suya, y tapa casi todo lo que podamos adivinar de otras agrupaciones más antiguas y de sobras conocidas por todos. En buena parte, aunque los culpables son todos por la actitud lánguida que ya de por si tiene esta buena banda, la aportación de Dorthia a las voces, se nos antoja casi fundamental como parte esencial del sonido de WINDHAND, y es que no sabemos si ya se podría comprender la filosofía musical de estos americanos, sin el sonido de esta, podíamos decir, bruja. Si, una especie de bruja, pues más que interpretar canciones, parece que esta invocando, con su lejana y larga voz, a los seres más aborrecibles que existan en ese mundo que a buen seguro, solo ella sabe ver.

Del resto, quizá más de lo mismo en este un género, que tantas grandes sorpresas nos está dando en los últimos tiempos. Guitarras enormes, gigantescas, muy graves, gruesas, con afinaciones bajas, cosa que evidentemente aporta mayor oscuridad a unas ideas de por sí ya no melancólicas o evocadoras, si no tristes, como las guitarras acústicas que desprenden lágrimas de sus cuerdas en “Evergreen” (tema totalmente acústico) o la monstruosa oda final, “Boleskine”, treinta minutos de verdadero arte, por supuesto en color gris. Riffs repetitivos, baterías monótonas, que en si no aburren, sino más bien todo lo contrario, ayudan a entristecer más si cabe ese ambiente tan pesado, intenso, grueso e impenetrable, que no podría crearse sin un bajo que te aplasta de una manera que hacía mucho tiempo que no escuchábamos. Se dice que el negro es el mal, lo dicen muchos que solo entienden el mal como una forma de llamar la atención, pues sus vidas están vacías. Ahora ya tienen otro tono para ver su existencia, el gris que ha inventado WINDHAND, pero no nos engañemos, este gris es para disfrutar.




Blog de Barcelona (Spain)
Contacta con nosotros
a través de este correo.
Contact:
viking__blood@hotmail.com

Siguenos en Facebook Síguenos en Bandcamp
Siguenos en Instagram Síguenos en Soundcloud Síguenos en Tumblr Google+








Nos adentramos en diferentes ramas:
SECCIÓN CULTURA





Idas y venidas de la mente:
SECCIÓN DE PENSAMIENTOS










NUESTRO OTRO PROYECTO